El Paso

Extienden moratoria para evitar desalojos

La moratoria ahora estará en vigor hasta finales de junio

Associated Press

De la Redacción/El Diario de El Paso

martes, 30 marzo 2021 | 06:00

La administración del presidente Joe Biden prorrogó el lunes una moratoria federal a los desalojos de inquilinos que se han atrasado con el pago del alquiler o de su hipoteca durante la pandemia de coronavirus.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) se movilizaron para extender la protección implementada durante la pandemia, la cual iba a expirar el miércoles. 

La moratoria ahora estará en vigor hasta finales de junio.

De acuerdo con la congresista federal paseña Verónica Escobar, de filiación demócrata y quien representa al Distrito 16 en Washington, más de 12 millones de norteamericanos tienen retraso en sus pagos de renta o hipoteca. De esa cifra, 5 millones enfrentan el riesgo de ser desalojados.

Y aunque el último paquete de estímulo firmado por el presidente Biden incluye 27 mil millones de dólares que serían destinados a pagar alquiler atrasado, por cuestiones burocráticas tomaría tiempo para destrabar la ayuda. Eso significaría que muchas personas se quedarían sin techo.

Los propietarios de viviendas de renta en El Paso pueden acudir a la página web de EP Rent Help (www.eprenthelp.com) y solicitar asistencia para renta atrasada de cada arrendatario elegible.

La web señala que aunque los fondos ya se agotaron por el momento, se espera la llegada de 12.8 millones de dólares para frenar las órdenes de desalojo, por lo que a los propietarios afectados por la pandemia se les pide estar pendientes de la fecha en la que se reabrirán las inscripciones de ayuda.

A nivel estatal existe un programa equivalente, denominado Texas Rent Relief (www.texasrentrelief.com), el cual ofrece apoyos económicos. Tanto en El Paso como a nivel Texas, el estatus migratorio de los afectados no es tomado en cuenta, por lo que se exhorta a que todos los necesitados apliquen.

La prohibición de desalojo, implementada el año pasado, ofrece una protección a los inquilinos ante la preocupación de que las familias que pierdan sus hogares y se muden a albergues o vivan en condiciones de hacinamiento con familiares o amigos durante la pandemia, aumenten la propagación del coronavirus, que ha provocado más de 545 mil muertes en Estados Unidos.

Para calificar para la protección de vivienda, los inquilinos deben ganar 198 mil dólares o menos al año para parejas que presenten la solicitud juntas, o 99 mil dólares para los solicitantes solos. También deben demostrar que han buscado ayuda del Gobierno para poder pagar la renta, declarar que no pueden pagarla por estragos causados por Covid-19 y afirmar que es probable que se vuelvan indigentes si son desalojados.

En febrero, el presidente Biden extendió una prohibición a los embargos hipotecarios para ayudar a los propietarios de viviendas que tienen problemas durante la pandemia.

Los defensores de la vivienda habían esperado que se extendiera la moratoria de desalojo y estuvieron presionando al gobierno de Biden, señalando que apenas inicia la recuperación económica del país.