El Paso

Extienden búsqueda de soldado desaparecido

Familiares, amigos y comunidad fronteriza se unen para continuar rastreando el paradero de Richard Halliday

Jaime Torres / El Diario de El Paso

Jaime Torres / El Diario de El Paso

viernes, 09 octubre 2020 | 06:00

Con el fin de solicitar ayuda a la comunidad fronteriza, padres, familiares y amigos del soldado Richard Halliday, quien fue declarado como desaparecido el pasado 24 de julio por las autoridades militares de Fort Bliss, se plantaron en los puentes internacionales para entregar volantes con la información del castrense y esperando que coadyuven en su localización.

Los padres, Robert y Patricia, quienes viajaron desde Sarasota, Florida para participar en su búsqueda, se encuentran devastados por lo que decidieron participar personal y activamente en la investigación.  

“Tengo fe en que mi hijo está vivo y que pronto lo encontraremos”, dijo la madre, quien junto con su esposo, arribó hace varias semanas a la frontera e incluso a pesar de que no la conocían acudieron a la Fiscalía de Chihuahua a levantar un acta por la desaparición de su hijo ante la sospecha que cruzó hacia esa ciudad y fue visto por la avenida Juárez, a la altura del Kentucky Bar. 

Y es que de acuerdo a los familiares se tiene información de que Richard pudo haber viajado a Ciudad Juárez, por lo que hoy viernes viajarán de nuevo a esa ciudad para ofrecer una rueda de prensa con los representantes de medios locales y nacionales en el restaurante Sanborns, ubicado en Paseo Triunfo de la República y la avenida Adolfo López Mateos en punto de las 12:30 horas.

En los últimos dos días y apoyados por miembros de la comunidad, la cual se ha sumado a la indagatoria, se han concentrado en la instalaciones de los puentes internacionales Paso del Norte e Ysleta, para pedir a los usuarios binacionales su colaboración.

Vistiendo camisetas con la fotografía del militar y la puesta de una manta con la imagen, nombre y datos generales, los parientes buscan concientizar a la gente del sufrimiento por el que atraviesan, “queremos que lo vean, lo reconozcan y lo mantengan en mente por si lo ven en algún lugar avisen de inmediato”.

“La familia está desesperada pero están dispuestos a ir a donde sea por tal de encontrar a su hijo”, dijo Baltazar Hernández, quien se sumó al equipo de búsqueda y de igual forma viajará a Ciudad Juárez para apoyar y orientarlos debido a que no conocen la ciudad.

Expresó que al leer la noticia de la desaparición en El Diario de El Paso lo conmovió por lo que decidió contactar a la familia y ofrecerles su apoyo como coadyuvante en la comunicación con la comunidad mexicana ya que no hablan español.

Indicó que durante estos dos días se han entregado cientos de volantes en los puntos mencionados y este viernes al término de la conferencia repartirán a los automovilistas que transiten por los diferentes cruceros de la ciudad. 

Richard es un hombre caucásico de 21 años. Mide 5 pies 9 pulgadas (1.75 metros) de alto y pesa 162 libras (73.5 kilos). Fue visto por última vez el 23 de julio de 2020 después de salir de su habitación en la base. 

Tenía puestos pantalones cortos grises o turquesas, una camiseta gris y una sudadera con capucha gris, con zapatillas gris oscuro con rojo, amarillo y manchas de pintura blanca, se informó.

Paralelamente el Comando de Investigación Criminal del Ejército de los Estados Unidos mantiene un operativo permanente para su localización y a su vez ofrece una recompensa de hasta 25 mil dólares por información creíble que conduzca al paradero del soldado desaparecido de Fort Bliss.

Sin embargo a dos meses y medio de su desaparición, la búsqueda realizada por elementos de la base militar y voluntarios, ha arrojado resultados negativos. El militar sigue considerado oficialmente como “ausente sin permiso”, con lo cual se le trata como desaparecido, informaron las autoridades de la base.

Para los familiares su desaparición tiene un tinte extraño por lo que pidieron indagar más en el caso debido a la pérdida de confianza que se tiene de las Fuerzas Armadas del país, luego del asesinato de la soldado Vanessa Guillén, a manos de un compañero de la base militar de Fort Hood, Texas.

Se dio a conocer que Halliday tenía poco tiempo de haber regresado a Fort Bliss de una misión de nueve meses en el estado árabe de Qatar, ubicada en la Península Arábiga, al Oeste de Asia, sin embargo y por razones que no se han dado a conocer fue degradado de un Grado E-4 a soldado raso, lo que lo llevó a una gran depresión.

La familia Halliday, cuyos integrantes han ocupado cargos relevantes dentro de la milicia norteamericana y se retiraron con posiciones de alto rango, dio a conocer que en las últimas semanas su hijo adoptó un comportamiento raro. “No contestaba el teléfono, no contestaba las cartas y eso nos preocupó por eso decidimos venir”.

A pesar de que las autoridades militares implementaron un operativo de búsqueda de manera unilateral, se dijo, no informaron en su momento a los padres y de lo dicho fue de manera escueta.

“Este caso es una similitud de los casos que están pasando al interior de las Fuerzas Armadas y por eso es bueno que los ciudadanos levantemos la voz para que paren esos abusos en contra de los militares”, dijo Hernández, tras recordar los casos de desaparición y muerte de que han sido víctimas varios soldados.    

Informaciones al interior del Ejército han dicho que la ausencia pudiera ser un acto de deserción del militar, sin embargo, los familiares han desmentido esta versión. 

En su intento por contar con mayor información sobre su paradero, los padres del soldado realizaron una protesta pacífica este jueves en las instalaciones de la base militar, en la cual estuvo presente la legisladora Verónica Escobar, quien se comprometió a seguir de cerca este caso. 

La Unidad a la que pertenece, la 11va Brigada de Artillería de Defensa Aérea, lo declaró ausente sin permiso el 25 de julio de 2020 y los esfuerzos para su recuperación han estado en curso desde el 24 de julio.

Familiares del privado Halliday dijeron que se les dijo que desde el 24 de julio no estuvo en su lugar de servicio por lo que de inmediato se llevaron a cabo esfuerzos de búsqueda en Fort Bliss, dentro de las áreas de la unidad, cuarteles, en la base y en todos los puntos de acceso. 

Para ampliar la búsqueda, el liderazgo de la unidad también pidió ayuda a la Policía local y los hospitales pero no obtuvieron resultados. Todas éstas fueron medidas que superaron el estándar del Ejército en un caso de ausente sin procedimientos de licencia.

Una búsqueda de aproximadamente 80 barracones en Fort Bliss. Las ubicaciones en Fort Bliss incluyeron búsquedas de sumideros, desagües de agua, sistemas de alcantarillado, canales de agua, vías de ferrocarril (dentro y fuera del puesto) y edificios. Las búsquedas fuera de la publicación incluyeron múltiples ubicaciones resultantes de pings de un teléfono celular registrado a nombre Richard Halliday y búsqueda de una zona frecuentada para personas sin hogar cerca de Fort Bliss.

Como dato relevante dentro de la pesquisa de la 1ra. División Blindada y Fort Bliss se tiene el testimonio de un testigo que proporcionó información falsa sobre la última hora en que Halliday fue visto de servicio. Fort Bliss tomó medidas inmediatas y amplió el área geográfica de búsqueda debido a esta nueva información.

El operativo se extendió a más de 20 millas de las Montañas Franklin y fue hecho por soldados, miembros de la comunidad y voluntarios y activos de búsqueda aérea de la Brigada de Aviación, así como búsquedas más profundas de áreas en la base.

Todas las búsquedas realizadas hasta la fecha han tenido resultados negativos; sin embargo, el aumento de los esfuerzos ha permitido que la unidad difunda ampliamente la información relacionada con Halliday más allá del alcance de Fort Bliss y en la gran comunidad de El Paso.

La División de Investigación Criminal del U.S. Army ofrece una recompensa por información sobre el paradero de Halliday. Las personas con información pueden comunicarse con el despacho de la Policía Militar de Fort Bliss al 915-744-2115 o con la Oficina de Investigación de la Policía Militar de Fort Bliss (915) 305-1015.