El Paso

Expulsan a todos los haitianos de campamento en Del Río

El gobierno de Joe Biden dijo el viernes que terminó de limpiar el caótico campamento fronterizo en Del Río, Texas

Felicia Sonmez/The Washington Post

sábado, 25 septiembre 2021 | 06:00

Associated Press

Washington— El gobierno de Joe Biden dijo el viernes que terminó de limpiar el caótico campamento fronterizo en Del Río, Texas, donde las imágenes de agentes estadounidenses a caballo persiguiendo a los migrantes sometieron al presidente a duras críticas esta semana.

El secretario de Seguridad Nacional (DHS), Alejandro Mayorkas, dijo a los periodistas durante una sesión informativa en la Casa Blanca que el campamento fue vaciado varios días antes de lo programado, como resultado de una extensa movilización federal y los esfuerzos “heroicos” de la fuerza laboral de su departamento.

“Hace menos de una semana, había aproximadamente 15 mil migrantes en Del Río, Texas, la gran mayoría de los cuales eran ciudadanos haitianos”, dijo Mayorkas. “A partir de esta mañana, ya no hay migrantes en el campamento debajo del puente internacional Del Río”.

La aparición de Mayorkas culminó una semana que dejó a la administración Biden envuelta en la ira dentro del partido y los ataques republicanos a las políticas de inmigración de la Casa Blanca y las luchas por la gestión de fronteras.

Critica Biden a USBP

Las deportaciones de haitianos que buscan asilo, y las imágenes y videos virales de agentes de la Patrulla Fronteriza blancos, arreándolos y gritándoles, provocaron fuertes reprimendas de los demócratas afroamericanos, incluidos los miembros del Caucus Afroamericano del Congreso.

Horas antes, el presidente Joe Biden condenó el trato a los migrantes. Los agentes fueron fotografiados y filmados por equipos de noticias maldiciendo a los haitianos y tratando de obligarlos a cruzar el río hacia México, a veces embistiendo con sus caballos y balanceando sus riendas de cuero.

No ha habido evidencia de que los agentes lesionaran a alguno de los migrantes o usaran “látigos” como algunos afirmaron.

“Fue horrible”, dijo el presidente. “¿Ver a la gente tratada como lo hicieron? ¿Caballos arrollando y gente latigueada? Es indignante y les prometo que esas personas pagarán”.

“Habrá consecuencias”, dijo. “Simplemente no es lo que somos”.

Indagatoria en curso

Los funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional han abierto una investigación sobre el incidente. Cuando se le preguntó si las duras condenas del presidente afectarían la investigación, Mayorkas dijo a los periodistas que la investigación tendría integridad, su resultado no se determinaría y los resultados se harán públicos.

“No prejuzgaré los hechos”, dijo Mayorkas. “Tenemos investigadores que lo están analizando de forma independiente. Sacarán sus conclusiones de acuerdo con sus procedimientos operativos estándar y luego los resultados de esa investigación serán determinados por los hechos”.

“Conocemos esas imágenes dolorosamente conjuradas por los peores elementos de la batalla en curso de nuestra nación contra el racismo sistémico”, agregó.

Se quedan más de 12 mil

Durante la sesión informativa del viernes, Mayorkas proporcionó la información más extensa hasta la fecha de la administración que detalla los diferentes resultados para los migrantes que cruzaron a Del Río.

De los casi 30 mil que llegaron a esa zona de la frontera después del 9 de septiembre, alrededor de 12 mil 400 han podido solicitar asilo u otra forma de protección humanitaria, un proceso que generalmente significa que son liberados de la custodia y se les permite permanecer en Estados Unidos mientras sus solicitudes están pendientes.

Mayorkas dijo que unos 2 mil migrantes han sido expulsados a Haití en un total de 17 vuelos organizados por el DHS. Se programaron seis vuelos más el viernes.

Cerca de 8 mil migrantes “decidieron regresar a México voluntariamente”, dijo.

Los 5 mil restantes están siendo procesados “para determinar si serán expulsados o puestos en proceso de deportación migratoria”, agregó.

Vienen más en camino

Los grupos de ayuda a inmigrantes y funcionarios en Centroamérica dicen que miles de haitianos más están transitando hacia el Norte con el objetivo de cruzar a Estados Unidos. Esta semana, las autoridades mexicanas endurecieron la aplicación de la ley y se comprometieron a comenzar a devolver a los migrantes a Haití.

Daniel Foote, enviado especial de Estados Unidos en Haití, renunció a su cargo y escribió una carta mordaz diciendo que no quería estar en medio de lo que llamó una “decisión inhumana y contraproducente” para devolver a los migrantes a un país en nulas condiciones de recibirlos.

El presidente de Haití fue asesinado en julio y un terremoto de magnitud 7.2 mató al menos a 2 mil personas en la península Sur del país el mes pasado.

Mayorkas dijo que la administración había determinado que Haití era capaz de recuperar a los repatriados, pocas semanas después de encontrar que el país era demasiado inseguro, ya que el DHS extendió el Estatus de Protección Temporal (TPS) a los haitianos elegibles, que ya residen en Estados Unidos, antes del 29 de julio, protegiéndolos de la deportación.

Los funcionarios estadounidenses han establecido un fondo de hasta 5.5 millones de dólares para ayudar a los repatriados enviados desde el campamento de Del Río, dijo. 

close
search