El Paso

Expone enfermera que hacen poco por pacientes Covid en UMC

Desata polémica

Cortesía

Ivanna Leos / El Diario de El Paso

miércoles, 18 noviembre 2020 | 06:00

La semana pasada, el video de una enfermera ambulatoria de El Paso rápidamente se hizo viral luego de romper en llanto al afirmar que el personal médico del Centro Médico Universitario (UMC) no está ‘haciendo lo suficiente’ para salvar la vida de los pacientes con Covid-19.

El video, con más de 6 mil reproducciones y alrededor de 3 mil 500 comentarios, sorprendió a la comunidad de El Paso ya que la enfermera, Lawanna Rivers, también afirmó que UMC no está “suficientemente” equipado para ayudar a sus pacientes críticos, y señaló que sus procedimientos de RCP no son lo suficientemente ‘estrictos’ para los pacientes.

“La política de los hospitales era que sólo recibían tres rondas de RCP, que eran sólo seis minutos, éstos eran los códigos que teníamos y por eso no hay un solo paciente que lo haya logrado”, dijo Rivers.

Asimismo, afirmó que la mayor carga del trabajo recaía en las enfermeras que exponían sus vidas y los médicos “no se hacían cargo”. “Nosotros, como enfermeras, está bien que estemos expuestas, pero ustedes, como médicos, ni siquiera entran allí. No pueden exponerse, pero nosotros sí podemos, y todos ustedes son los que ganan todo el dinero”, dijo la enfermera Rivers en el video.

Sus afirmaciones también criticaron a UMC por no tratar a los pacientes de manera agresiva y que la esposa de un médico recibió un trato preferencial, lo que la llevó a sobrevivir.

“Si esos médicos trataran agresivamente a esos pacientes desde el principio, muchos más lo sobrevivirían”, dijo Rivers.

“La enfermera que me orientó tenía una paciente que se llamaba paciente ‘VIP’; ella era la esposa de un médico. Y cuando digo que hicieron todo lo posible por esa mujer, no hubo nada que no hicieran por esa mujer, y adivinen cuál fue la única paciente que salió viva de ahí”, agregó.

Rivers dijo que los pacientes no reciben la atención necesaria y que la mayoría de los pacientes no mejora culminando en su muerte.

“La atención que están recibiendo o, mejor dicho, no están recibiendo, es porque son minorías. Esos pacientes no recibieron la atención y el tratamiento que deberían haber recibido. Esas personas no salían de esa habitación excepto en una bolsa para cadáveres. Este fue mi quinto despliegue de Covid-19 y todavía no puedo entender qué demonios acabo de experimentar en El Paso”, dijo la enfermera.

“Muchos de los pacientes son tan jóvenes y están muriendo a causa una enfermedad sobre la que parece que ya deberíamos tener algún tipo de control. En todos los lugares en los que he estado, en Arizona, por ejemplo, tratamos a los pacientes de forma agresiva, vimos que los pacientes mejoraban. En Corpus Christi, vimos que los pacientes mejoraban. En Eagle Pass vimos que los pacientes mejoraban. Todos en este hospital, estos pacientes no están mejorando; ver continuamente morir a alguien, es una tortura, especialmente si te sientes que pudiste haber hecho más. Nunca había visto algo así”, señaló Rivers.

Por otra parte, Misty Huffman, una terapista respiratoria que ha trabajado en diferentes hospitales de El Paso, afirmó que Rivers sólo ha causado miedo en la comunidad paseña.

“Lo que esta mujer está haciendo es causar miedo en la comunidad. Aquí está mi licencia de técnico de respiración. Soy una terapista respiratoria registrada por más de 20 años y tengo mis credenciales para hacer mi trabajo y esto ha estado en mi práctica diaria. La gente sabe que no voy a causar miedo y por eso voy a decir esto”, dijo Huffman.

“Lo único que hizo es desacreditar horrible a los miembros de atención médica. Ellos son mis compañeros de trabajo y miembros de mi comunidad. Una comunidad donde hay mucho amor y es justo eso lo que está causando el contagio, porque ellos no quieren estar lejos”, dijo la terapeuta.

La terapeuta aseguró que una comunidad como El Paso, es un lugar donde predomina la comunidad hispana, por lo que el índice de mortalidad es más alto que en otros lugares.

“Vivimos en hogares multigeneracionales. Es una comunidad 83% hispana. Sabemos que el Covid-19 afecta a hispanos y gente de color, es casi discriminatorio. Ella dice que ningún paciente con Covid-19 sobrevive. ¿Saben que yo no he tenido ningún paciente con ventilador que haya sobrevivido?”, añadió.

“El virus no quiere matarte, quiere alimentarse de ti y necesita un receptor, si tú mueres el virus muere, por lo tanto si éste muta busca la manera de no matarte pero sí de expandirse, que es lo que está pasando aquí en nuestra comunidad”, finalizó.