Exoneran de homicidio a cuatro policías de LCPD

Fiscalía del Distrito determina que el uso de fuerza letal fue justificada

Karla Valdez
El Diario de El Paso
sábado, 09 febrero 2019 | 06:00

A casi cuatro meses y medio del tiroteo que involucró a cuatro oficiales de la Policía de Las Cruces (LCPD), las autoridades dieron a conocer la tarde del jueves que todos los elementos fueron exonerados por disparar y matar a un hombre. 

Danny Trujillo, vocero de LCPD, informó que luego de meses de investigaciones contra los oficiales Nathan Krause, Manuel Frías, Keegan Arbogast y el sargento Tate McBride, la Tercera Fiscalía del Distrito Judicial determinó que el uso de fuerza letal por parte de los uniformados era justificada.

El tiroteo donde murió Juan Ángel Pinedo, de 32 años, se registró el 27 de septiembre de 2018 cerca del campus de Las Cruces High School (LCHS). 

De acuerdo con el vocero, las imágenes de la cámara corporal de uno de los oficiales muestra que Pinedo no siguió las órdenes y trató de alcanzar una pistola calibre 9 mm que se le había caído, por lo que los uniformados abrieron fuego. 

Las autoridades indicaron que Pinedo tenía una orden de arresto, relacionada con un tiroteo ocurrido el 21 de septiembre de 2018 en la cuadra 200 de la calle Reymond, cuando el hombre apuntó con una pistola a la nueva pareja de su ex novia.

En dicho incidente la mujer intervino y Pinedo se fue del lugar en su automóvil, pero mientras se retiraba testigos aseguran que hizo dos disparos al aire.

Oficiales que atendieron el reporte se percataron que existía una orden de protección contra Pinedo, por lo que el hombre no podía portar armas de fuego. 

El 22 de septiembre las autoridades giraron una orden de arresto en su contra, pero dos días después la ex novia de Pinedo reportó haber escuchado disparos en la parte trasera de su casa.

Investigadores que arribaron al lugar localizaron tres casquillos detrás de la vivienda, que eran del mismo calibre que los encontrados el 21 de septiembre.

Luego de tres días de búsqueda, el 27 de septiembre oficiales de LCPD y de U.S. Marshals ubicaron a Pinedo en un departamento ubicado en el 1101 E. Boutz Road.

Alrededor de las 5 de la tarde, los uniformados tocaron a la puerta y fueron atendidos por una mujer, que no les permitió ingresar y negó que Pinedo estuviera ahí.

Treinta minutos después, oficiales que vigilaban el lugar observaron a Pinedo salir por una ventana y correr rumbo al Norte, mientras cargaba una pistola.

Luego de perderle la pista al hombre por unos momentos, los oficiales pudieron localizarlo gracias a varios reportes que indicaban que vieron a un hombre corriendo entre los campos de beisbol y softbol de LCHS, donde en ese momento se encontraban los equipos entrenando.

Poco después de las 6 de la tarde, los oficiales localizaron a Pinedo en un dique de irrigación, cercano a la escuela.

Cuando el hombre trató de brincar una reja para ingresar a la preparatoria tiró la pistola, en ese momento fue rodeado por los oficiales que le ordenaban levantar las manos y alejarse del arma.

Por un momento Pinedo levantó las manos, pero luego se volteó para tratar de tomar el arma, por lo que los cuatro oficiales abrieron fuego y mataron al hombre.

Con esta decisión los cuatro policías pueden volver a trabajar de manera normal, ya que se encontraban en suspensión administrativa, mientras el caso era revisado por el comité conformado por LCPD,  la Policía Estatal de Nuevo México, la Oficina del Sheriff del Condado de Doña Ana y la Policía de la Universidad de Nuevo México. 


[email protected]