PUBLICIDAD

El Paso

Exigieron renuncia al jefe de CBP; dijo que ‘no’

Choca con secretario de Seguridad Nacional en medio de crisis migratoria

The Wahington Post

sábado, 12 noviembre 2022 | 06:00

The New York Times | Chris Magnus fue nombrado por Biden

PUBLICIDAD

Washington— Un enfrentamiento entre dos altos funcionarios de Seguridad Nacional (DHS) se hizo público el viernes cuando el comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, Chris Magnus, dijo que el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, pidió su renuncia un día después de las elecciones intermedias.

Magnus dijo que se negó.

PUBLICIDAD

“Quiero dejar esto en claro: no tengo planes de renunciar como comisionado de CBP”, dijo Magnus en una declaración escrita. “No acepté este trabajo como creador de currículos. Vine a Washington, D.C., mudé a mi familia aquí, porque me preocupo por esta agencia, su misión y los objetivos de esta administración”.

DHS no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Magnus, de 62 años, está enfrentándose a un miembro del gabinete menos de un año después de haber sido confirmado por el Senado, mayormente de acuerdo a líneas partidistas. 

Un número récord de detenciones en la frontera ha alimentado la retórica republicana sobre las políticas de inmigración de la administración Biden. Los republicanos han argumentado que las políticas menos estrictas del presidente Biden, en comparación con las del ex presidente Donald Trump, han alentado a los inmigrantes a cruzar la frontera ilegalmente. Han criticado tanto a Mayorkas como a Magnus.

Los republicanos criticaron a la administración de Biden sobre la frontera en el período previo a las elecciones intermedias del martes, pidiendo la renuncia de Magnus y amenazando con destituir a Mayorkas, quien está programado para testificar ante un comité del Senado la próxima semana.

Biden nominó a Magnus en abril de 2021 para dirigir CBP, una agencia masiva con más de 60 mil agentes fronterizos, funcionarios de aduanas y otros empleados que patrullan los puertos y fronteras del país y supervisan miles de millones de dólares en comercio y viajes transfronterizos. El Senado confirmó a Magnus en diciembre.

Magnus llegó con una reputación de líder experimentado y reformador, y se convirtió en el primer jefe de CBP confirmado por el Senado desde 2019. También fue el primer comisionado abiertamente gay de CBP. Se había desempeñado principalmente en entornos policiales más pequeños, como jefe de Policía en Fargo, N.D.; Richmond, California; y Tucson, donde asumió el cargo en 2016, y ha tenido problemas para aclimatarse a CBP.

Dieciséis republicanos de la Cámara escribieron a Biden el 1 de noviembre, exigiendo que pidiera la renuncia de Magnus, citando un informe de Politico que lo retrataba como un líder aislado y desconectado que a veces se dormía durante las reuniones. Magnus le dijo al medio de comunicación que experimentó episodios de fatiga como efecto secundario de la esclerosis múltiple, una afección neurológica que le diagnosticaron hace 15 años, y ajustó su medicación para abordar esos efectos.

Pero Magnus dijo en su declaración del viernes que tenía mucho más qué hacer en CBP.

“No he tenido miedo de preguntar ‘por qué’ las cosas se hacen de cierta manera y quiero seguir haciéndolo”, dijo. “Además de centrarme en la seguridad fronteriza [sic] y los problemas críticos asociados con la inmigración irregular, también me comprometo a llevar a cabo reformas policiales con sentido común para mejorar la cultura de la agencia y nuestra posición con el público, sin dejar de respetar y apoyar a nuestra fuerza laboral mientras llevan a cabo nuestra importante misión”.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza se han enfrentado a un aumento histórico de la migración desde que Biden asumió el cargo, y los 2.7 millones de arrestos fronterizos el año fiscal pasado, principalmente en la frontera con México, fueron un récord.

Magnus prometió durante su audiencia de confirmación adoptar un enfoque no partidista para hacer cumplir las leyes de inmigración y les dijo a los senadores en un testimonio preparado que era un “solucionador de problemas pragmático y bipartidista”. La inmigración también es personal, dijo. Su padre fue un inmigrante de Noruega y su esposo, Terrance Cheung, llegó a los Estados Unidos desde Hong Kong.

Magnus también reconoció durante su audiencia de confirmación las dificultades que enfrentaría en CBP. Los defensores de los inmigrantes critican constantemente a la agencia por supuestamente abusar de su autoridad, mientras que el sindicato de trabajadores de la Patrulla Fronteriza apoyó abiertamente las políticas de inmigración más restrictivas de la administración Trump y se quejó en voz alta cuando la administración Biden intentó rescindirlas.

CBP también batalló con la resistencia interna a vacunarse contra el coronavirus y sufrió una serie de muertes de oficiales.

Magnus dijo a los senadores en su audiencia de confirmación que su objetivo era hacer cumplir las leyes de manera “humana” y “consciente”.

“Muchos colegas, amigos y familiares me han preguntado: '¿En qué estás pensando?' ¿Por qué elegiría yo asumir la importante pero desafiante responsabilidad de liderar CBP en este momento?”, dijo Magnus en su audiencia de confirmación hace más de un año. “Y aquí está mi respuesta, que es la misma respuesta que di cuando comencé mi carrera de seguridad pública en 1979: quiero marcar una diferencia”. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search