El Paso

Exhiben racionamiento refugiados afganos

Denuncian en redes sociales cantidades mínimas de alimento y 12 horas entre comidas

Ivanna Leos / El Diario de El Paso

jueves, 09 septiembre 2021 | 06:00

Cortesía | Publicaron el contenido de un platillo

Las quejas sobre las supuestas malas condiciones en que subsisten los refugiados afganos albergados en Fort Bliss continúan.

La semana pasada se hizo eco en medios internacionales sobre la falta de higiene en los baños del albergue –infestados de insectos–, así como el hacinamiento en que duermen las personas.

 Ahora lo que se cuestiona es el racionamiento de comida y el lapso –de hasta 12 horas– entre un alimento y otro para los más de 4 mil 300 afganos que han arribado a Fort Bliss, donde se prevé alojar hasta a 10 mil personas mientras completan el proceso de obtener sus visas de inmigrantes especiales (SIV) u otros trámites para reubicarse en Estados Unidos.

Dos trozos de pollo y un poco de fruta fue lo que mostró Hamed Ahmadi, un refugiado afgano, en una fotografía que ahora cuenta con más de 23 mil reacciones y en la que describe las condiciones que se viven en las instalaciones. 

“No me quejo, pero esto es lo que obtuve anoche para cenar y la próxima comida es 12 horas más tarde. La vida de los refugiados puede ser segura, pero nunca fácil y favorable. Fort Bliss El Paso, Texas”, dice el tuit.

Ante la situación, Ahmadi, un escritor y bloguero reconocido en su país, aseguró que se reunió con otros refugiados para “recopilar comentarios sobre la comida y compartirlos con los responsables”.

“Tuvimos varias reuniones hasta ahora con el alto funcionario del Gobierno de los Estados Unidos a cargo del proceso de reasentamiento de refugiados afganos y los principales generales de Fort Bliss, a pedido de ellos”, aseguró. 

El refugiado dijo que, a raíz de la plática, acordaron crear una iniciativa conjunta con la ayuda de voluntarios afganos en el campamento para desarrollar un canal de comunicación y conciencia sobre temas como la alimentación, la seguridad, la higiene y la integración, entre otros.

“Me comuniqué personalmente con muchos refugiados afganos en los últimos dos días para recopilar comentarios sobre la comida y compartirlos con los responsables. Ahora estamos viendo una mejora. Mismo presupuesto, mismo proveedor de alimentos, pero mejor comida, mejor disciplina, gracias a una mejor comunicación”, finalizó.

Por su parte, algunos internautas no tomaron a bien la publicación del refugiado y lo catalogaron como “mal agradecido”.

“¿Entonces lo rescatamos de Afganistán y le estamos dando comida que los contribuyentes están pagando y tiene el descaro de quejarse? Si no te gusta este país, puedes irte”, dice una respuesta a la publicación.

Aunque Allie Payne, portavoz de Fort Bliss, aseguró que no tiene una “declaración” concreta sobre la situación, afirmó que en la base están abiertos a mostrar cómo funciona el mecanismo de alimentación.

Compleja labor

Acomodar a miles de refugiados afganos en las instalaciones de Fort Bliss no ha sido una tarea fácil: así lo demuestran fotografías obtenidas la semana pasada por el canal de cable News Nation Now, en las que se observan las condiciones poco higiénicas que se les han asignado en las instalaciones militares.

Pisos con lodo, basura acumulada e incluso sanitarios infestados por insectos son parte del contexto en que más de 2 mil 500 afganos han sido alojados en la base designada por el Departamento de Defensa en su llegada a territorio estadounidense.

En las fotografías obtenidas por el canal propiedad de Nextar Media Group, se aprecian imágenes fijas de baños, coladeras y retretes en condiciones poco higiénicas en el interior de Fort Bliss, acompañadas de testimonios de ciudadanos afganos descontentos por el hábitat.

“No hay nada aquí, no hay biblioteca, no hay ningún lugar para que jueguen los niños, sólo comemos y dormimos adentro”, dijo una refugiada en Fort Bliss.

 ivanna@diariousa.com

close
search