Ex recluso gana 2 millones de dólares en juicio

Isaha Casias demandó al Departamento de Correcciones de NM por trato ‘inhumano’

Associated Press
domingo, 07 abril 2019 | 06:00

Albuquerque, NM— Un ex recluso de Nuevo México ganó en un juicio una compensación de 2 millones de dólares en una demanda acusando a los oficiales carcelarios de dejarlo a él y a otros prisioneros en una camioneta en un día de verano cuando algunos se desmayaron y otros gritaron y sacudieron el vehículo con la esperanza de rescate.

El jurado de Roswell le otorgó el fallo favorable el jueves por la noche, más de tres años después de que Isaha Casias demandara al Departamento de Correcciones de Nuevo México y a dos oficiales de transporte de prisioneros. Acusó a los oficiales de dejarlo a él y a otros 10 presos encadenados en la parte trasera del vehículo estacionado fuera de la penitenciaría estatal en Santa Fe en 2013.

Los oficiales no regresaron durante una hora, y Casias dijo que se desmayó en ese momento.

Cuando abrieron las puertas traseras, Casias dijo que se cayó y golpeó el parachoques del vehículo mientras estaba inconsciente. Sufrió un dolor en la muñeca y la espalda que no fue tratado durante semanas mientras cumplía su condena de prisión, dijo la demanda.

“Me gustaría que un ser humano sea tratado como un ser humano”, dijo Casias en una entrevista telefónica el viernes. “No importa cuál sea la situación, todavía somos seres humanos. Todavía tenemos derechos”.

Casias fue declarado culpable en 2013 de agresión con agravantes con un arma mortal y posesión de un arma de fuego o dispositivo destructivo por parte de un delincuente, según documentos judiciales. Fue liberado de prisión en agosto de 2014.

Dijo que estaba satisfecho con el veredicto. Su abogado, Matthew Coyte, dijo que estaba contento de que la sentencia se emitiera después de un juicio con jurado porque cree que puede mejorar la posibilidad de que el caso lleve a reformas.

Coyte dijo que no estaba al tanto de que el Departamento de Correccionales haya promulgado cambios en las políticas en los últimos años para mejorar los protocolos durante el transporte de prisioneros.

Un abogado del Departamento de Correccionales y los dos oficiales nombrados en la demanda —Taracina Morgan y Herman Gonzales— no respondieron a los mensajes telefónicos solicitando comentarios.

Los dos oficiales fueron absueltos en una investigación interna, dijo una ex portavoz de correcciones después de que se presentó la demanda.

Coyte dijo que otros presos que habían estado en la camioneta sirvieron como testigos. Pero las declaraciones de los que todavía estaban bajo custodia tuvieron que ser llevadas tras las rejas en lugar de ir a un tribunal porque se negaron a volver a subir a una camioneta de transporte de prisioneros.