PUBLICIDAD

El Paso

Estuvo FBI a punto de aplicar ciberespionaje

Revelan plan para adquirir Pegasus, polémico software para ‘hackear’ teléfonos

The New York Times

domingo, 13 noviembre 2022 | 06:00

The New York Times | Christopher Wray, director del FBI

PUBLICIDAD

Washington— Durante una sesión a puerta cerrada con legisladores en diciembre de 2021, se le preguntó a Christopher Wray, director del FBI, si la oficina había comprado y usado alguna vez Pegasus, la herramienta de piratería informática que penetra en los teléfonos móviles y extrae su contenido.

Wray reconoció que el FBI había comprado una licencia para Pegasus, pero sólo para investigación y desarrollo. “Para poder averiguar cómo los malos podrían usarlo, por ejemplo”, le dijo al senador Ron Wyden, demócrata de Oregon, según una transcripción de la audiencia que se desclasificó recientemente.

PUBLICIDAD

Pero docenas de documentos internos del FBI y registros judiciales cuentan una historia diferente. 

Los documentos, producidos en respuesta a una demanda de la Ley de Libertad de Información (FOIA) presentada por The New York Times contra la oficina, muestran que los funcionarios del FBI presionaron a fines de 2020 y la primera mitad de 2021 para implementar las herramientas de hackeo –creadas por NSO, una firma israelí especializada en spyware–, en sus propias investigaciones criminales. Los funcionarios desarrollaron planes avanzados para informar a los líderes de la oficina y elaboraron pautas para los fiscales federales sobre cómo se debería divulgar el uso de herramientas de hackeo por parte del FBI durante los procesos penales.

No está claro cómo la oficina estaba contemplando usar Pegasus y si estaba considerando “hackear” los teléfonos de ciudadanos estadounidenses, extranjeros o ambos. En enero, The Times reveló que los agentes del FBI también habían probado la herramienta NSO Phantom, una versión de Pegasus capaz de piratear teléfonos con números de Estados Unidos.

Se quedan con ganas

Eventualmente el FBI decidió no utilizar Pegasus en investigaciones criminales en julio de 2021, en medio de una serie de historias sobre cómo los gobiernos de todo el mundo habían abusado de la herramienta de piratería. Pero los documentos ofrecen un vistazo de cómo el Gobierno de Estados Unidos, durante dos administraciones presidenciales, luchó con la promesa y el peligro de una poderosa arma cibernética. 

Y, a pesar de la decisión del FBI de no usar Pegasus, los documentos judiciales indican que la oficina sigue interesada en el uso potencial de spyware en futuras investigaciones.

“El hecho de que el FBI finalmente decidiera no implementar la herramienta en apoyo de las investigaciones criminales no significa que no probaría, evaluaría y potencialmente implementaría otras herramientas similares para obtener acceso a las comunicaciones encriptadas utilizadas por los delincuentes”, afirmó un informe legal presentado en nombre del FBI a fines del mes pasado.

En un comunicado, Wyden dijo que “es totalmente inaceptable que el director del FBI brinde un testimonio engañoso sobre la adquisición de poderosas herramientas de piratería por parte de la oficina y luego espere meses para contar la historia completa al Congreso y al pueblo estadounidense”.

Agregó: “El FBI también les debe a los estadounidenses una explicación clara sobre si el uso operativo futuro de las herramientas NSO todavía está sobre la mesa”.

Una portavoz del FBI dijo que “el testimonio del director fue preciso cuando se dio y sigue siendo cierto hoy: no ha habido un uso operativo del producto NSO para respaldar ninguna investigación del FBI”. Un alto funcionario del FBI agregó que, además del testimonio público y clasificado de Wray, los funcionarios de la oficina también han brindado informes clasificados sobre el asunto a los miembros del Congreso y su personal.

No dieron razones

Los detalles de por qué la oficina eligió no usar Pegasus siguen siendo un misterio, pero los funcionarios estadounidenses han dicho que se debió en gran parte a la creciente publicidad negativa sobre cómo los gobiernos de todo el mundo habían utilizado la herramienta.

Pegasus es la llamada herramienta de hackeo sin clic que puede invadir el teléfono móvil de un objetivo y extraer mensajes, fotos, contactos y grabaciones de video. Numerosos gobiernos, tanto autocráticos como democráticos, han comprado y desplegado Pegasus en los últimos años. Ha sido utilizado por la Policía y los Servicios de Inteligencia para “hackear” los teléfonos de narcotraficantes y terroristas, pero ganó notoriedad cuando se reveló que gobiernos como Arabia Saudita, México, Hungría e India lo habían utilizado contra disidentes políticos, periodistas y defensores de los derechos humanos. 

El testimonio a puerta cerrada de Wray se produjo pocas semanas después de que la administración Biden colocara en noviembre de 2021 a NSO y a otra empresa de piratería israelí en una lista negra del Departamento de Comercio, lo que impide que las empresas estadounidenses vendan tecnología a las empresas sin el permiso del Gobierno federal estadounidense. 

El Congreso está trabajando en un proyecto de ley bipartidista que prohibiría a las agencias gubernamentales utilizar software espía comercial extranjero como Pegasus.

Desembolso millonario

The Times reveló en enero que el FBI había comprado Pegasus en 2018 y, durante los siguientes dos años, probó el software espía en una instalación secreta en Nueva Jersey. Desde que la oficina compró la herramienta por primera vez, ha pagado aproximadamente $5 millones a NSO.

Desde que se publicó esa historia, los funcionarios del FBI, incluido Wray, han ido más lejos de lo que lo hicieron durante la reunión a puerta cerrada con los senadores en diciembre de 2021. Reconocieron que la oficina consideró implementar Pegasus, aunque aún enfatizaron que el objetivo principal del FBI era probarlo y evaluarlo para saber cómo podrían usarlo los adversarios.

Durante su tiempo como director del FBI, Wray ha trabajado para construir buenas relaciones con los legisladores de ambos partidos, especialmente después de los tumultuosos años de su predecesor, James Comey. Se ha ganado elogios de algunos en el Capitolio por su testimonio público durante los años de la administración Trump, sobre temas que incluyen Rusia y el extremismo interno, que enfureció al presidente Donald Trump.

Ocultan datos confidenciales

Los documentos internos del FBI y los resúmenes legales presentados en nombre de la oficina brindan la imagen más completa hasta la fecha del interés de la oficina en desplegar Pegasus. Si bien están muy editados ­–ocultando nombres y datos confidenciales–, los documentos internos muestran que, desde finales de 2020 hasta el verano de 2021, el FBI demostró un interés creciente en el uso potencial de Pegasus para piratear los teléfonos de los objetivos del FBI en investigaciones criminales.

En mayo de 2021, la División de Investigación Criminal de la oficina preparó un documento sobre el uso potencial de Pegasus para una sesión informativa diaria de Wray. No hay evidencia clara en los documentos de que la información de Pegasus finalmente se incluyó en su informe, o cuáles eran las opiniones de Wray sobre el asunto.

El 22 de julio de 2021, según el informe legal del Gobierno en el caso de la FOIA a fines del mes pasado, se tomó la decisión de “cesar todos los esfuerzos con respecto al uso potencial del producto NSO”.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search