Estrena Cabildo código de conducta

Algunos funcionarios expresaron su desacuerdo con la decisión

Sabrina Zuniga / El Diario de El Paso
miércoles, 12 junio 2019 | 06:00
Cortesía |

E

l Cabildo de la Ciudad de El Paso aprobó un nuevo código de conducta que se aplicará a los regidores, funcionarios electos, alcalde, miembros de juntas y comités, así como todos los empleados y voluntarios del municipio.

El reglamento se aprobó en votación de 4 a favor y 2 en contra, siendo Isabel Saucedo, Sam Morgan, Henry Rivera y Claudia Ordaz en contra de la negación de Peter Svarzbein y Alexsandra Annello, regidores de los distritos 1 y 2 respectivamente.

Las regidoras Cassandra Hernández-Brown y Cissy Lizarraga estuvieron ausentes, pero bajo excusa, según informó a El Diario de El Paso, Laura Cruz Acosta, vocera de la Ciudad de El Paso.

La presentación se dio el lunes por Cary Westin, quien funge como parte de la dirección de la Oficina del Administrador de la Ciudad.

“La Ciudad de El Paso se ha comprometido a mejorar en todo, entonces se llegó a la conclusión de que no se contaba con un código de conducta para los representantes y es por eso por lo que se llegó a la decisión de presentar uno”, dijo Cruz Acosta.

 El documento en cuestión sirve como un acuerdo para que los funcionarios electos aclaren cómo interactuar entre sí, con el personal de la Ciudad y con los medios de comunicación.

“Todos deben trabajar juntos por el bien común de la gente de El Paso y no por un interés privado o personal, y deben garantizar un trato justo e igualitario para todas las personas, reclamos y transacciones”, se lee en el nuevo reglamento.

El código aplica también para el alcalde, Dee Margo, sin embargo, no parece ser el mismo guión designado para con los demás funcionarios, según quejas hechas por los regidores.

“Dice en este documento que el alcalde puede retirarte de las juntas, que puede quitarte ciertos privilegios, pregunté cuáles eran esos privilegios y no me lo dijeron”, compartió la regidora Alexsandra Annello, a una televisora local.

El documento establece que el alcalde es reconocido como jefe del Gobierno de la Ciudad para todos los propósitos ceremoniales, pero no tiene deberes administrativos, excepto lo dispuesto en la Carta de la Ciudad, es un miembro sin derecho a voto y preside el Concejo Municipal, a excepción del propósito limitado de romper votos empatados y según lo permita la Carta de la Ciudad.

También Margo ahora tiene la autoridad para vetar la legislación, excepto por cualquier acción del Concejo Municipal que remueva al Administrador de la Ciudad o al Abogado de la Ciudad.

El código enlista que en reuniones públicas el alcalde debe mantener el orden y manejar los comentarios de los funcionarios durante las reuniones públicas.

Los funcionarios deben mantener el enfoque en el tema de la agenda actual que se está discutiendo. Si hay desacuerdo sobre la agenda o las acciones del alcalde, esas objeciones deben ser expresadas con cortesía y con razón, siguiendo el procedimiento parlamentario.

El nuevo código fue aprobado y firmado de forma oficial el martes en la reunión mensual de Concilio de la Ciudad de El Paso.