PUBLICIDAD

El Paso

Estrella femenil de basquetbol visita su alma mater Irvin High School

Kayla Thornton comenzó a destacar a nivel local; ahora juega en Dallas y Australia

De la Redacción
El Diario de El Paso

jueves, 15 septiembre 2022 | 18:28

Cortesía Cortesía

PUBLICIDAD

El Paso.- La visita de la alero de la WNBA, Kayla Thornton, a su alma mater –Irvin High School le trajo recuerdos de sus días en la cancha cuando decenas de fanáticos de Irvin se le acercaron para abrazarla y tomarle fotos.

La jugadora del equipo Dallas Wings se graduó de Irvin en 2010 y luego inició una exitosa carrera universitaria como minera de UTEP antes de convertirse en profesional. Durante la temporada baja, Thornton viaja al extranjero para jugar en otra liga. Su próxima parada: Australia a finales de este mes.

PUBLICIDAD

“Es bueno volver a mi alma mater y ver cómo han crecido las cosas”, dijo. “Me trae muchos buenos recuerdos. Es una bendición ver tantas caras conocidas”.

Su mensaje a los estudiantes: “No importa de dónde vengas. Se trata de corazón, dedicación y sacrificio. No tienes que venir de grandes escuelas para tener éxito. Mi cosa número uno es mi fe. Yo creo en Dios y el siempre tiene un plan. La fe, la perseverancia y el trabajo duro te llevarán a donde quieras estar en tu vida”.

El director Bobby Stives acompañó a Thornton en un recorrido por el campus recién reconstruido, entró a las aulas y presentó a la jugadora de la WNBA de 6 pies 1 pulgada de estatura –1.85 metros– quien se graduó de UTEP.

“Ella creció en esta comunidad y ha viajado por el mundo jugando baloncesto”, dijo Stive a los estudiantes. “Y todo empezó aquí”.

La jugadora senior de baloncesto Meia Rocha posó para una foto con Thornton, emocionada de conocer a la jugadora estrella del que su entrenadora “siempre habla”.

“Es realmente genial que ella sea de Irvin”, dijo Rocha. “Me hace tener esperanzas de poder lograrlo algún día (en la WNBA)”.

La entrenadora de baloncesto Rita Minjarez se entusiasmó con su ex jugadora estrella, posando para fotos en el gimnasio con el número 1 de Thornton. 11 camiseta y su foto de baloncesto.

“Me emociono mucho cada vez que la veo”, dijo Minjarez. “He visto cómo su juego ha crecido y cambiado. Ella siempre ha tenido esa ética de trabajo. Ella fijó sus metas y siguió creyendo. No fue fácil, pero siguió picoteando hasta que lo consiguió”.

Minjarez ha observado la carrera de Thornton como estudiante atleta desde que asistió a la escuela secundaria Canyon Hills Middle, pero en ese entonces pensó que el atletismo sería su deporte principal. A medida que ascendía de rango en el baloncesto, Minjarez recuerda el enfrentamiento entre Chapin e Irvin que cambió el juego en su último año.

“Los entrenadores de UTEP estaban allí y se enamoraron de ella. UTEP hizo mucho por ella y la convirtió en lo que es hoy”, dijo Minjarez. “Su carácter y personalidad siempre han sido asombrosos. Ella tenía sueños. Y eso es lo que les digo a los niños: ‘Ella tuvo un sueño y se mantuvo firme’”.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search