El Paso

Enfrentó Policía a manifestantes

Agentes frenaron a la multitud con gas lacrimógeno y balas de goma

Archivo

Sabrina Zuniga / El Diario de El Paso

martes, 02 junio 2020 | 06:00

Pese a tener la intención de ser una manifestación pacífica en comparación con otras llevadas a cabo en grandes ciudades del país, la concentración en El Paso subió de nivel a altas horas de la noche del domingo.

Gas lacrimógeno, balas de goma y las populares ‘bean bags’ –bolsas de frijoles– que fungen como rocas “menos letales”, fueron utilizadas por elementos del Departamento de Policía de El Paso (EPPD) al tratar de esparcir la multitud de manifestantes en Memorial Park.

Bajo el movimiento “Black Lives Matter” cerca de mil paseños desfilaron por las calles cercanas al cuartel general de la Policía de El Paso para unirse a las protestas nacionales por la muerte de George Floyd, afroamericano que falleció el lunes de la semana pasada en resguardo policiaco, luego de ser detenido por un oficial que presuntamente le asfixió al someterlo por la nuca con su rodilla, en Minneapolis.

El Paso se unió a la serie de protestas a nivel nacional, convocando a la comunidad a formar parte de una caminata pacífica desde Memorial Park a EPPD Headquarters, ubicado en el 911 de la calle Raynor, en la zona Centro de El Paso.

Sin embargo, luego de más de cinco horas en el evento, la intensidad comenzó a elevarse, después que los oficiales decidieran enviar a todos a sus casas, declaró Destiny García.

García es además organizadora de Fronterizx Fianza Fund, un colectivo que apoya económicamente a migrantes detenidos por autoridades federales y ahora se ha dedicado a pagar la fianza de algunos de los detenidos en el enfrentamiento del domingo.

“Sabemos de por lo menos 10 personas arrestadas en el enfrentamiento de la protesta, pero sólo hemos logrado ofrecer el pago de la fianza de uno de ellos”, declaró García.

Empero, en comunicado enviado al mediodía del lunes, EPPD declaró que se contaba con únicamente tres arrestos hechos en la protesta, además se informó que dos oficiales resultaron con heridas de consideración al tratar de controlar a la multitud.

Ambos elementos resultaron con lesiones luego de que los “manifestantes pacíficos”, así descritos por la Policía en un comunicado, “golpearon a uno de ellos con una piedra mientras que el otro oficial fue agredido con un bote de gas lacrimógeno luego de ser recogido y arrojado de vuelta a los policías”.

“Esos delincuentes se mezclaron con la multitud y no han sido ubicados”, declaró EPPD.

Añadió que de los tres arrestos, ninguno se relaciona con las acciones en contra de los oficiales heridos.

También, el departamento declaró que sí se utilizaron balas de goma, así como gas lacrimógeno en los manifestantes y las populares “bean bags” usadas en situaciones especiales para ahuyentar a multitudes amotinadas.

Contrastes de la manifestación

“Las acciones de los policías lograron cambiar la situación de pacífica a sumamente intensa”, dijo García, quien asistió a la protesta también.

Describió el evento como una manifestación hermosa en donde una multitud pensante de El Paso se reunió para concientizar y brindar honor a las víctimas que han muerto en situaciones en donde el odio racial es la principal causa.

“Duramos horas cantando, exigiendo justicia y brindando honor. Todo estuvo muy bien, los manifestantes estábamos cansados de caminar horas en el sol y estar de pie. Empezamos a regresar a Memorial Park para irnos, pero algunos decidieron quedarse, fue entonces cuando la Policía inició a querer desalojarnos a todos del lugar”, dijo García.

Agregó que elementos de EPPD comenzaron a bloquear ambas direcciones de la calle Copia por lo que fue imposible para algunos poder salir del lugar. “Fue entonces cuando la protesta subió de tono. Muchos de los manifestantes empezaron a gritar y a querer ser vistos, que fue exactamente lo que querían con esta manifestación, pero la Policía respondió no de la mejor manera”, comentó.

“Nos bloquearon y no nos permitían irnos”, añadió García. “Incluso no nos dejaban bajar de las banquetas ni acercarnos a nuestros vehículos. Pregunté varias veces qué hacer o si seríamos arrestados, pero lo único que hacían era ignorarnos y gritarnos que permaneciéramos ahí”, expresó.

García manifestó que fue impactada por una de las balas de goma en una pierna, luego fue cuando las autoridades iniciaron a rociar a las personas con gas lacrimógeno. “Entre todos tratamos de ayudarnos poniendo agua en la cara y ojos de las personas, pero debido al ataque de la Policía fue imposible para muchos poder escapar de ahí físicamente”, dijo.

A pesar de los arrestos y las agresiones, hubo contrastes durante la protesta. Un oficial se arrodilló en solidaridad con los protestantes, quienes recorrieron varias partes de la ciudad para denunciar los abusos de la Policía tras la muerte de George Floyd.

El video circuló en redes, así como los demás en los que se muestra el uso de fuerza por parte de las autoridades en contra de los protestantes.