El Paso

Enfrentan retos para llevar hijos a escuela

Padres de familia juarenses con visa no pueden cruzar para trasladar a menores estudiantes en El Paso

Archivo

Sabrina Zuniga
El Diario de El Paso

domingo, 06 septiembre 2020 | 06:00

La mayoría de las instituciones educativas –tanto privadas como públicas– planean un regreso a clases en persona escalonado a partir de este martes 8 de septiembre, sin embargo, esta decisión ha puesto a la expectativa a familias fronterizas debido a la restricción de cruce en los puertos internacionales.

“Mis hijos están estudiando en El Paso, por lo pronto son clases virtuales pero este 8 de septiembre ya empiezan presenciales; la verdad mi preocupación es no poder pasar a dejarlos en la escuela”, dijo Enedina Baca, madre de familia juarense.

Desde marzo del 2020, los gobiernos de México y Estados Unidos llegaron a un acuerdo en donde sólo se permite el cruce de tráfico esencial en los puertos internacionales terrestres, incluyendo a residentes permanentes y ciudadanos estadounidenses. 

Desde entonces, la restricción ha impactado severamente la economía y la movilidad urbana transfronteriza.

“Ellos –sus hijos– se van a tener que ir en transporte y pues uno siempre está con la preocupación de que si llegó no llegó el camión, pero ahorita en la escuela implementaron un nuevo servicio; casi casi personalizado para todos los niños porque somos varios que van de Juárez a El Paso”, expresó.

El documento oficial posteado en el Registro Federal establece que el cruce a través de los puertos de entrada terrestres a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México se limitará a “viajes esenciales”.

En esta categoría se incluyen, entre otros, ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes legales, personas que viajan con fines médicos, personas que viajan para asistir a instituciones educativas, personas que viajan para trabajar en los Estados Unidos, por ejemplo, personas que trabajan en la agricultura o la industria agrícola, personas que viajan con fines de respuesta de emergencia y salud pública, y personas involucradas en el comercio transfronterizo legal, entre otros.

Por su parte, de acuerdo con padres de familia, varias de las instituciones educativas privadas en El Paso están proveyendo a sus estudiantes con cartas de confirmación de estudios, con la intención de mitigar las obstaculizaciones en los cruces fronterizos.

“Tengo entendido que ahorita ya puede cruzar un adulto con un niño e ir a dejarlo a la escuela, pero la verdad no me he arriesgado”, dijo Baca. “Están pasando con una carta de la escuela, las vacunas y los horarios”, señaló.

Al tocar base con Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) la agencia se remitió únicamente a las instrucciones establecidas en el documento del Registro Federal, que detalla cada uno de los cruces esenciales hasta la expiración de la actual restricción.

“Hasta ahorita tenemos confirmado el 21 de septiembre como la fecha, expira a la madrugada”, expresó un portavoz de CBP a El Diario de El Paso.

Según la agencia, los estudiantes son considerados tráfico esencial, independientemente si el alumno es ciudadano, residente o cuenta con visa de estudiante, su ingreso a los Estados Unidos es permitido.

En cuanto a la compañía de padres de familia con visa de turista, la agencia prefirió no hacer comentarios oficiales al respecto.

Escuelas buscan alternativas

Las escuelas han estado buscando alternativas para asegurar el viaje seguro de los estudiantes, muchas de ellas, han optado por contratar transporte exclusivo para alumnos fronterizos.

“Van a tener como una lista para ver quiénes son los que se suben al transporte y luego que no les falte nadie. Van a estar en comunicación siempre con los papás; se organizó un grupo y nos están avisando todo lo que va a pasar para este regreso a clases”, comentó Baca.

El cruce de estudiantes en los puertos internacionales es una actividad común en las ciudades fronterizas. Se estima que miles de estudiantes –desde preescolar hasta universidad– cruzan la frontera todos los días para asistir a clases en el lado estadounidense.