PUBLICIDAD

El Paso

Enfrentan migrantes peligros y frío… de Canadá a NY

Aunque la atención pública está fija en los límites de EU con México, miles intentan cruzar por el Norte, donde algunos han encontrado la muerte

Luis Ferré-Sadurní/The New York Times

lunes, 12 febrero 2024 | 06:00

The New York Times | La otra frontera cruel

PUBLICIDAD

Champlain, NY— En un deteriorado cobertizo agrícola en la región rural del norte del estado de Nueva York, aún eran visibles meses después las pertenencias de una familia de migrantes que se refugiaron silenciosamente una noche: algunas prendas de vestir y zapatos de niños, endurecidos por el frío y una fina capa de nieve.

Thomas Brassard recordó su sorpresa cuando vio a la familia –un esposo, esposa y dos hijos– salir del cobertizo mientras arrancaba su camión temprano en la mañana.

En un inglés deficiente, le preguntaron si podía llevarlos a la ciudad más cercana. Se disculpó y les dijo que no podía ayudarles, tras lo cual llamó a la Patrulla Fronteriza, que los detuvo rápidamente.

Se ha vuelto una escena familiar en Champlain, Nueva York, situada en la frontera del estado con Canadá, tanto que la alcaldesa lleva gorros y guantes de lana en el maletero de su auto para entregárselos a los migrantes que encuentra.

“El clima es tan severo que simplemente no se puede sobrevivir”, dijo Janet McFetridge, la alcaldesa del pueblo. “La Patrulla Fronteriza está trabajando extremadamente duro para salvar vidas porque es a lo que ha llegado”.

Mientras los migrantes continúan abrumando la frontera sur en números récord, una creciente oleada está intentando una ruta alternativa hacia Estados Unidos: a través de la frontera canadiense menos fortificada y más extensa.

En lugar de lidiar con un arduo viaje a través del Tapón del Darién en Panamá y un encuentro casi seguro con la Patrulla Fronteriza (BP), migrantes desde México, India y Venezuela, que tienen los recursos, han estado volando a Canadá, aprovechando los cruces fronterizos sin muros ni cercas.

Sin embargo, las condiciones peligrosas han llevado a rescates repetidos de migrantes que quedan varados en bosques oscuros o deben ser tratados por hipotermia. Al menos una docena de migrantes –familias, niños, una madre embarazada– han muerto al intentar cruzar en los últimos dos años, y sus cuerpos congelados han sido recuperados de ríos y bosques.

Funcionarios en la frontera norte registraron 191 mil 603 encuentros con personas que cruzaban hacia Estados Unidos en 2023, un aumento del 41% respecto a 2022, aunque aún es un número pequeño en comparación con los más de 2 millones de personas detenidas en la frontera sur el año pasado.

Y aunque la gran mayoría de esos extranjeros se presentaron en los puertos de entrada oficiales para solicitar asilo, un número creciente fue arrestado después de cruzar ilegalmente a Estados Unidos, a veces guiados por traficantes.

Más de 12 mil 200 personas fueron detenidas cruzando sin autorización desde Canadá el año pasado, un incremento del 241% desde los 3 mil 578 arrestados el año anterior. La mayoría eran mexicanos, que pueden volar a Canadá sin visa y prefieren la frontera norte para evitar a los cárteles que explotan a los migrantes en su país.

El fenómeno ha transformado una zona de 295 millas a lo largo del norte de Nueva York, Vermont y Nuevo Hampshire en un punto caliente de migración: aproximadamente el 70% de los cruces ilegales en 2023 ocurrieron en este tramo, conocido como el Sector Swanton.

Robert García, el jefe de la Patrulla en el Sector Swanton, dijo en una publicación en redes sociales el viernes que las 3 mil 100 personas detenidas en el sector desde octubre –más que los últimos cuatro años fiscales combinados– provenían de 55 países.

Funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (USCBP) dijeron en un comunicado que el país había forjado una estrecha relación de trabajo con Canadá “para facilitar cruces legales a través de los puertos de entrada y para contrarrestar la migración irregular, incluido el Sector Swanton”.

“CBP se ajusta continuamente a las tendencias cambiantes mientras sigue llamando al Congreso para proporcionar los recursos y el personal necesarios para mantener y mejorar nuestra seguridad fronteriza a lo largo de todas nuestras fronteras”, dijo un portavoz de la agencia en un comunicado.

Los cruces ilegales son a veces facilitados por nuevas operaciones de contrabando humano, a menudo basadas fuera de Nueva York, que anuncian sus servicios en redes sociales y cobran a los migrantes miles de dólares para llevarlos al país desde Canadá, dejándolos a menudo endeudados con los traficantes.

Fiscales federales en Syracuse, Nueva York, han presentado una serie de casos destinados a desmantelar empresas de contrabando, detallando en documentos judiciales cómo los traficantes –tanto estadounidenses como extranjeros– ayudan a guiar a los migrantes a través de bosques y coordinan conductores con placas de otros estados para recogerlos una vez que cruzan.

Las detenciones ocurren a medida que numerosos extranjeros han muerto al intentar atravesar condiciones traicioneras, a veces atraídos por traficantes.

En enero de 2022, una familia india de cuatro personas –incluida una niña de 11 años y un niño de 3– fue encontrada congelada hasta la muerte a pocos metros de la frontera en Manitoba, Canadá. Un año después, los cuerpos de ocho personas –una familia india y una familia rumana– fueron recuperados del río San Lorenzo en Quebec. Todos estaban intentando cruzar a Estados Unidos.

En enero de 2023, Fritznel Richard, de 44 años, un haitiano que viajaba a Estados Unidos, fue encontrado congelado hasta la muerte en los bosques de un municipio fronterizo en Quebec. Al mes siguiente, José Leos Cervantes, de 45 años, de México, colapsó y murió poco después de caminar hacia Vermont.

Y el 14 de diciembre, las autoridades encontraron el cuerpo de una mujer de 33 años de México que estaba embarazada de cinco meses en el río Great Chazy en Champlain. La mujer, Ana Vázquez Flores, había viajado desde Quebec y estaba tratando de reunirse con su esposo en Estados Unidos.

Poco después, los fiscales de Estados Unidos acusaron a un colombiano que vive en Canadá de vender sus servicios de contrabando en TikTok a Vázquez Flores y su esposo, y cobrarles $2,500 para guiarla a través de la frontera mediante mensajes de texto. El hombre fue arrestado y extraditado a Estados Unidos.

Partes de la frontera entre Estados Unidos y Canadá –que con 5,525 millas es la frontera internacional más larga del mundo– están separadas por barreras naturales, como los Grandes Lagos. Pero gran parte de la frontera, especialmente en el noreste de Nueva York, es plana y desolada, salpicada solo por bosques o campos abiertos donde simples marcadores de piedra delimitan la frontera.

Muchos migrantes que cruzan ilegalmente a Estados Unidos, según funcionarios, están atravesando bosques transitables que aún pueden ser peligrosos. Las temperaturas bajan regularmente por debajo de cero en las frías noches de invierno, haciendo peligrosamente frío para aquellos sin ropa adecuada. Y los bosques pueden estar llenos de arroyos, estanques y pantanos que se congelan rápidamente.

Funcionarios de la Patrulla Fronteriza dijeron que han llevado a cabo 15 misiones de rescate en las que se salvaron a 37 personas a lo largo de la frontera norte desde octubre de 2022.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search