El Paso

Enfrenta frontera panorama incierto

Rechazo mexicano a recibir familias centroamericanas expulsadas de EU saturaría albergues

The New York Times

Ivanna Leos / El Diario de El Paso

viernes, 05 febrero 2021 | 06:00

Una nueva política del Gobierno mexicano, que ya no acepta a las familias centroamericanas migrantes que fueron “expulsadas” de Estados Unidos por las restricciones de salud implementadas por la pandemia en tiempos de Trump, ha sembrado incertidumbre en la frontera Sur de Estados Unidos.

Organizaciones de apoyo a migrantes en El Paso se preparan ante una eventual oleada de aspirantes a asilo político procedentes de Centroamérica que saturarían albergues en esta región, los cuales han estado vacíos en los últimos meses y volverían a niveles de saturación como hace dos años.

Ya en el Sur de Texas, Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) se ha visto forzada a implementar la política de “Catch and Release”, que libera a las familias migrantes detenidas, las cuales son enviadas con familiares al interior de EU, pero por lo general pasan un tiempo en refugios en ciudades como El Paso.

Aunque a nivel local no funciona el “Catch and Release” ahora, albergues como Casa Anunciación se preparan para afrontar una situación migratoria que “sigue sin estar clara”.

“Dicen que México ya no va a aceptar familias con niños, pero lo que estamos viendo en varias fronteras es que todavía están deportando. No está claro en cuáles fronteras o si está pasando sólo en Tamaulipas”, dijo Rubén García, 

director de Casa Anunciación.

Añadió que, si la nueva política sucediera a lo largo de toda la frontera, desencadenaría una nueva crisis migratoria en México-Estados Unidos.

“Tampoco dicen si es algo que poco a poco se va a desenvolver a lo largo de la frontera. Si el Gobierno de México verdaderamente tiene esa postura, va a tener implicaciones muy grandes en las que Estados Unidos se verá forzado a aceptar a muchas de estas familias y esto significaría oleadas de migración no autorizada”, señaló.

“No está claro qué va a pasar y nadie está diciendo nada. El Gobierno mexicano tiene que decir ‘esta es la postura nueva’ y esta es la nueva política que se va a desarrollar en toda la frontera’”, agregó García.

 ‘Obligó’ Trump a México: BNHR

Por su parte, Fernando García, director de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos (BNHR), dijo que parte del entorno que se vive, se debe a la administración Trump que “obligó” a México, en el reciente tratado binacional entre ambos países, a aceptar las deportaciones masivas y dejar que fueran arrojados en cualquier puerto de la frontera.

“Una de las condiciones era que personas no mexicanas eran deportadas a México y no a su país de origen. El Gobierno de México falló y le hizo el juego al Gobierno de Estados Unidos al aceptar que se recibiera a aquellos que solicitaban asilo y aceptar que esperaran en México”, dijo el director de BNHR.

“Lo que hizo Trump fue mandarlos a México y ahí su Gobierno dobló las manos. Si México no hubiera aceptado esas condiciones tan lamentables y vergonzosas, el Gobierno de Estados Unidos no hubiera tenido opción”, añadió.

El director de BNHR sostuvo que ahora México quiere “remediar el error”, pero que ya es demasiado tarde.

“Lo que debió de haber hecho es enfrentar la política agresiva de Trump porque ahora parece que no quieren apoyar a los migrantes. Parece que tratan de remediar ese error, pero llegaron tarde”, señaló.

“Lo real es que México no tenía que haber aceptado a los refugiados de Estados Unidos. Es lamentable la política mexicana y las condiciones son totalmente vergonzosas”, comentó.

Panorama incierto

Rubén García insistió en que toda esta situación migratoria ha creado confusión en cuanto al futuro de la comunidad fronteriza.

Esta semana un grupo de personas originarias de la República de Haití, quienes ingresaron a Estados Unidos con visa de turista, fueron desterrados a México por el puente internacional Ysleta-Zaragoza.

Mario Escalante, portavoz de la Patrulla Fronteriza (USBP) Sector El Paso, confirmó la deportación de varias personas originarias de ese país caribeño.

“Sí tuvimos esa acción, sí devolvimos a estas personas de origen haitiano, pero estamos esperando una declaración oficial de Washington”, expresó el vocero de la corporación federal.

No obstante, García afirma que el panorama para la frontera aún es incierto debido a que no se sabe qué políticas se van a implementar en esta frontera.

“Ya regresaron a este grupo de haitianos y, para empezar, este grupo no había entrado aquí por Juárez. Ellos cruzaron por Brownsville, Texas y los expulsaron aquí, lo contrario a lo que están diciendo”.  

Para Fernando García, el Gobierno estadounidense está cometiendo actos ilegales al deportar personas y no enviarlas a su país de origen.

“Es ilegal deportarlos porque no van a su país de origen. Ya lo hicieron, lo hicieron con Trump y lo estamos viendo otra vez”, añadió.

Asimismo, hizo hincapié en la “falta” de precisión en el anuncio de la agenda presidencial para revertir las políticas de Trump.  

Las órdenes requieren una revisión de los controvertidos Protocolos de Protección al Migrante (MPP) y establecer un grupo de trabajo para reunir a cientos de familias aún separadas bajo la política de ‘tolerancia cero’ de Trump, decretada en 2017 y que provocó que más de 5 mil niños fueran separados de sus padres o tutores.