El Paso

Endurecen ‘cacería’ de ebrios al volante

Agrega Policía de El Paso agentes a la unidad DWI

Archivo / Advierten consecuencias del DWI

Sabrina Zuniga
El Diario de El Paso

jueves, 23 enero 2020 | 06:00

El 2019 cerró con un total de 3 mil 57 arrestos por el delito de conducir en estado de ebriedad (DWI), lo que representa un incremento del 15 por ciento en comparación con 2 mil 655 arrestos hechos en el 2018.

El Departamento de Policía de El Paso (EPPD) preveía el alza en las detenciones por conducir bajo intoxicación debido a que a principios del año pasado se agregaron más agentes a la unidad preventiva de DWI.

“Claramente los números no mienten, hubo un incremento de arrestos por conducir en estado de ebriedad, pero esto es atribuido a los 10 oficiales que se unieron a las filas de la unidad de investigaciones de DWI”, dijo Enrique Carrillo, vocero de EPPD.

Comentó que EPPD cuenta con más de una veintena de oficiales dedicados exclusivamente a buscar y detener a guiadores ebrios en las calles de El Paso.

“Un dato especifico de cuáles son las vialidades con más incidencia de arrestos no está disponible, pero suelen ser las más traficadas, como Montana, Mesa, Zaragoza, y el I-10”, dijo Carrillo.

Cuando un elemento de EPPD detiene a un conductor bajo la sospecha de conducir intoxicado, se debe de realizar un protocolo, para después arrestar a la persona.

“Existen varias pruebas para determinar si una persona maneja tomada. Un oficial hace primeramente una prueba de sobriedad, si se falla, entonces se pide una muestra de aliento, y con eso se determina el nivel, que va de un 0.8 por ciento o más”, dijo el vocero. “Es entonces, cuando se arresta al conductor por la ofensa de DWI, luego debe de pagar una fianza y presentarse a Corte”, añadió.

De los más de 3 mil arrestos registrados durante el 2019, 348 ocurrieron durante el mes de diciembre, en la temporada navideña.

De acuerdo con los datos proporcionados por EPPD, la cifra va en constante aumento en comparación con las tres temporadas decembrinas anteriores.

Durante los últimos 3 años, el 2016 se registraron 226 arrestos, 281 en el 2017 y en el 2018 un total de 328 personas fueron detenidas conduciendo bajo estado de ebriedad.

“Les pedimos que si alguien va a tomar, busquen conductores designados o busquen servicios como Uber, Lyft o similares, de lo contrario van a ser arrestados”, comentó Carrillo.

Evite multas, cárcel y suspensión

En general, en Texas una primera condena por DWI es un delito menor de clase B. Sin embargo, si el conductor tuvo un nivel de alcohol de .15 por ciento o más, una primera ofensa es un delito menor de clase A.

Si es declarado culpable, las multas pueden oscilar en cuotas máximas de 2 mil a 4 mil dólares, más honorarios administrativos, de acuerdo con datos del Departamento de Seguridad Pública de Texas, (DPS).

La primera vez, una persona enfrenta de 72 horas a seis meses en la cárcel. También puede incluir un programa de educación DWI, servicio comunitario y libertad condicional.

Para una primera condena por DWI, la Corte puede suspender la licencia de conducir por 90 días a 12 meses. Texas también impone un recargo de licencia anual de tres años que oscila entre mil y dos mil dólares.

Cuando una persona es arrestada por un delito, no hay sanciones a menos que haya una condena -ya sea al declararse culpable o ser declarado culpable en un juicio- pero si es arrestado por DWI, puede haber consecuencias administrativas, como la suspensión de la licencia y los honorarios, independientemente de si finalmente es condenado por el delito. Y si es condenado por DWI, podrá incluso enfrentar sanciones penales adicionales. 

szuniga@diariousa.com