El Paso

Encontraron cadáver de asesinado… un mes después

Revela declaración jurada

Ivanna Leos / El Diario de El Paso

viernes, 14 enero 2022 | 06:00

El cadáver de un hombre presuntamente asesinado a golpes no fue encontrado hasta varios días después que empleados de un yonke lo encontraron en la parte trasera de un vehículo abandonado en Chaparral, Nuevo México, según revela una declaración jurada del Departamento de Policía de El Paso (EPPD).

El presunto responsable del asesinato, Jevare Stephawn Freeman-Handy, de 35 años, fue puesto en custodia en el Centro de Detención del Condado de El Paso la semana pasada por cargos no relacionados.

Las autoridades de Nuevo México se coordinaron con los detectives de la Unidad de Crímenes contra Personas (CAP) de la Policía de El Paso después de que los oficiales de Nuevo México descubrieron el cuerpo de un hombre dentro de un vehículo en Chaparral, población aledaña a El Paso.

La investigación reveló que la víctima, identificada como Rodolfo Fuentes, de 37 años, fue asesinado en el 921 N. Zaragoza entre el 15 y el 20 de noviembre.

Los detectives de homicidios de la Policía de El Paso sospechan que Rodolfo Fuentes fue atacado fatalmente por un vecino en un complejo de apartamentos de Lower Valley a mediados o finales de noviembre.

Su cuerpo en descomposición no sería descubierto hasta el 7 de diciembre, cuando los trabajadores lo encontraron dentro de su camioneta abandonada cuando buscaban un mal olor en un yonke en Chaparral.

Según documentos judiciales, Freeman Handy había sido detenido y puesto en libertad por agentes del Sheriff del Condado de Otero en Chaparral antes de que se encontrara el cuerpo.

Una declaración jurada en poder de El Diario de El Paso, asegura que la novia de Fuentes vivía en los apartamentos y les dijo a los investigadores que la última vez que supo de él fue el 12 de noviembre.

Dijo que Freeman parecía “muy molesto porque creía que Fuentes se había ido con su novia”.

Según el informe, Freeman supuestamente agredió a su propia novia en su apartamento y luego se fue y atacó a Fuentes, quien estaba en el estacionamiento dentro de su vehículo.

La declaración asegura que Freeman supuestamente golpeó a Fuentes hasta “el punto de incapacitarlo” y luego lo puso en el asiento trasero del vehículo. 

Se añade que después Freeman condujo la camioneta más cerca de su apartamento y tocó la bocina varias veces hasta que su novia bajó al estacionamiento.

El documento señala que Freeman supuestamente le dijo a su novia que condujera mientras él se sentaba en el asiento trasero con Fuentes, según la denuncia. 

En ese momento, Fuentes todavía estaba vivo. La novia de Freeman lo escuchó gemir y posiblemente decir “homie”, dice la declaración. 

El informe señala que Freeman le dijo a su novia que condujera hasta un lugar más apartado en el estacionamiento cerca de los contenedores de basura del complejo de apartamentos.

“Le bajó los pantalones a Fuentes y lo golpeó con un objeto antes de envolver un objeto blanco alrededor de su cara y cuello en un movimiento de estrangulamiento”, dicen los documentos. 

Según la declaración, los oficiales luego encontraron una ligadura de cordón blanco y una palanca con manchas de sangre. 

Freeman luego supuestamente le dijo a su novia que “le rompió todos los huesos” y ella ya no escuchó ni vio a Fuentes moverse, hablar o respirar, dice la denuncia.

La novia le dijo a la Policía que Freeman le ordenó que se alejara de la escena y ella condujo por El Paso durante uno o dos días con el cuerpo en el vehículo. El cuerpo estaba cubierto de ropa y basura en el vehículo, dice el informe.

La pareja finalmente terminó en un lote de casas móviles en Chaparral, donde Freeman trató de limpiar las manchas de sangre en el piso, agrega la denuncia.

Según el reporte, el 20 de noviembre, los agentes del Sheriff del Condado de Otero respondieron a una llamada en una propiedad de casas móviles en la cuadra 800 de Amador Drive en Chaparral.

El sheriff dijo que los residentes informaron que Freeman y su novia habían aparecido, afirmaron que habían matado a alguien y que el cuerpo estaba en la Chevrolet Trailblazer, según la denuncia. 

Freeman y su novia pidieron prestada una camioneta para ir a la tienda a comprar cerveza. Más tarde, los agentes hicieron una parada de tráfico por un delito grave en la camioneta y detuvieron a Freeman y su novia. 

El informe dice que los agentes determinaron que “no había pruebas suficientes” para registrar la camioneta que quedó estacionada en el sitio de la casa móvil.

“La Chevrolet Trailblazer no fue registrada por los agentes que respondieron”, dice la declaración jurada.

Según el reporte, al día siguiente un residente llamó a la Policía Estatal de Nuevo México (NMSP) para informar sobre un posible cadáver en la camioneta, sin embargo, “la Chevrolet Trailblazer no fue registrada”, dice la denuncia.

El informe dice que al día siguiente se llamó a una grúa privada para retirar el SUV de la propiedad y que lo trasladó a un yonke en Chaparral.

La declaración dice que el 7 de diciembre, los trabajadores del yonke notaron un mal olor proveniente del vehículo. 

Pudieron abrir el vehículo y encontraron un cuerpo en descomposición en el interior, dice la denuncia. Habían pasado 18 días desde la primera llamada sobre un cuerpo en el SUV.

“El cuerpo estaba parcialmente dentro de una bolsa de lona negra y envuelto en una bolsa de plástico con ropa encima. Las piernas del hombre estaban atadas con un cable de extensión negro, con los pantalones bajados, en posición fetal”, según los documentos. 

El 8 de diciembre, una autopsia encontró que tenía varias costillas rotas.

Los investigadores del fiscal del Distrito Judicial 12 de Nuevo México y los detectives del Sheriff del Condado de Otero identificaron al hombre como Fuentes, y el 10 de diciembre se reunieron con los detectives en la Jefatura de Policía de El Paso.

Más tarde, el 11 de diciembre, Freeman ingresó en la Cárcel del Condado de El Paso por cargos de violencia familiar, falta de identificación y evasión y resistencia al arresto, así como violación de la libertad condicional.

Cuando los detectives lo interrogaron, Freeman supuestamente afirmó que Fuentes le prestó la Trailblazer y que había sangre en el vehículo, pero ningún cuerpo, según la denuncia.

El 4 de enero, Freeman fue ingresado nuevamente en la cárcel por un cargo de asesinato con una fianza fijada en $2 millones.  

close
search