En suspenso, juicio por homicidio de DJ

Declaran últimos testigos antes de turnar el caso al jurado

Karla Valdez/El Diario de El Paso
jueves, 14 marzo 2019 | 06:00
Karla Valdez/El Diario de El Paso | Leonel Hernández (izquierda), atento durante la audiencia

Ayer durante el quinto día de juicio contra Leonel Hernández, acusado de asesinar a tiros a un DJ paseño en junio de 2016, se presentó el testimonio de los últimos dos testigos antes de pasar el caso al jurado.

El primero en subir al estrado fue el oficial Jerry Armendáriz, de la Unidad Antipandillas de la Policía de El Paso (EPPD), quien habló sobre la serie de tatuajes que tenía la víctima.

En varias fotografías se podía ver que Richard Madrigal, de 33 años, tenía tatuajes en ambos brazos, las piernas, el pecho y la espalda, donde se podrían apreciar dibujos de calaveras, frases e incluso hojas de mariguana. 

La defensa de Hernández sostiene que el acusado no fue quien disparó contra Madrigal utilizando la teoría de existe otro asesino, basándose en el testimonio de un experto en reconstrucción de escenas del crimen que ellos mismos contrataron.

En un intento por apoyar esa teoría, la defensa sugirió que por sus tatuajes Madrigal estaba involucrado en pandillas y ese podía ser el motivo detrás de su muerte.

Pero Armendáriz aseguró al jurado que ninguno de los tatuajes de la víctima, tenía relación alguna con las pandillas.

“Sí hay unas hojas de mariguana (en uno de los tatuajes), pero eso no lo vuelve un tatuaje de pandillas. Sus tatuajes no están relacionados con pandillas”, enfatizó.

La última testigo en dar su testimonio fue la oficial Michelle González de EPPD, quien relató a los presentes que ella y su compañero acudieron al departamento de Hernández a buscar a Miranda Palacios, tras recibir un reporte.

Palacios, amiga de Madrigal, se encontraba en el departamento de la víctima el día del homicidio y escuchó dos disparos. Trascendió que la mujer y Hernández sostenían una relación sentimental, mientras ella estaba separada de su esposo. 

González comentó que marido de la mujer llamó a las autoridades para solicitar que fueran al departamento del hombre para asegurarse que Palacios estuviera bien.

Ya que durante el juicio se indicó que minutos después del homicidio Palacios le mandó un mensaje a su hija para decirle lo que había ocurrido. 

La oficial señaló que Palacios se veía nerviosa y no dejaba de mover las manos, lloraba y no podía hablar porque se estaba distraída. 

“Luego de que la tranquilizamos Miranda Palacios me dijo que ella creía que Leo (Hernández) había matado a Rick (Madrigal)”, dijo la oficial.


Argumentos finales, hasta la próxima semana 


Tras terminar con los testigos, se esperaba que el juez Marcos Lizárraga, a cargo de la Corte del Distrito 168 del Condado de El Paso comenzara a trabajar en los cargos con la fiscalía y a defensa para comenzar con los argumentos finales la mañana del jueves.

Pero ante la sorpresa de todos indicó que ya había programado los argumentos finales hasta el próximo 19 de marzo y despidió al jurado. 

“Disfruten el resto del día y el resto de la semana. Nos vemos aquí el martes”, dijo.

Por lo que la próxima semana darán inicio los argumentos finales de ambas partes, antes de pasar el caso al jurado para que comiencen a deliberar la culpabilidad o inocencia del acusado. 

En caso de ser encontrado culpable, Hernández podría enfrentar una condena de hasta 99 años en prisión.