El Paso
Nuevo estímulo

En el ‘limbo’, apoyo a familias mixtas

Las propuestas de alivio emergente irán a votación la semana próxima; sin cheque a ciudadanos casados con inmigrantes

Julián Aguilar / The Texas Tribune

sábado, 12 septiembre 2020 | 06:00

El Paso— Patty Ram no tiene tiempo para permanecer pegada a la cobertura de noticias de televisión para obtener la información más reciente sobre un nuevo proyecto de ley de estímulo para los estadounidenses. Está demasiado ocupada trabajando desde casa y cuidando a sus cuatro hijos, que están estudiando de forma remota durante la pandemia por Covid-19.

Ram se quedó fuera de la primera ronda de cheques de estímulo del Gobierno, por lo que no espera que el Congreso haga mucho, especialmente en la carrera final hacia las elecciones de noviembre. 

Ram es ciudadana estadounidense y todos sus hijos también, pero fue excluida de la primera ronda del estímulo porque presentó su declaración de impuestos de 2019 junto con su esposo, quien era indocumentado en ese momento y trabajaba como cocinero en un restaurante local. Él usó un Número de Identificación de Contribuyente Individual emitido por el IRS para declarar sus impuestos.

Una votación esta semana podría dar a personas como Ram una mirada más cercana a cómo puede ser el alivio para ella y miles de otras familias de Texas. 

El dinero del estímulo podría ser la diferencia entre llegar a fin de mes o acumular más deudas en su tarjeta de crédito, dijo. 

Eso es porque no sólo está apoyando a su familia en Texas, sino también ayudando a su esposo, quien ha estado en Ciudad Juárez, Chihuahua, desde noviembre esperando una visa que le daría estatus legal en los Estados Unidos. Su entrevista en el Consulado de los Estados Unidos se ha retrasado desde que la pandemia empezó.

“Cuando tienes cinco en tu hogar y otro hogar para mantener, algunas cosas se acumulan en la tarjeta de crédito”, dijo Ram.

Ram es una de los más de 2 millones de texanos que viven en una familia de estatus mixto en la que al menos una persona es indocumentada, según el Center for American Progress. 

Pero bajo la Ley CARES de marzo, que proporcionó cheques de estímulo de  1,200 dólares a adultos calificados y de 500 dólares para cada uno de sus hijos, el estado de su esposo descalificaba a Ram y a sus hijos.

“Nunca esperé nada para mi esposo”, dijo. “Pero independientemente de que esté casada con él, nací aquí y mis hijos también nacieron aquí. La idea que están mandando es que ni siquiera somos ciudadanos de segunda clase porque nos casamos con extranjeros”.

Se espera que el Senado de los Estados Unidos vote esta semana, posiblemente el jueves, sobre otra ronda de ayuda financiera debido a la pandemia. Pero la propuesta de 500 mil millones de dólares no incluye pagos de estímulo, e incluye 300 dólares en apoyo semanal por desempleo, en comparación con los 600 dólares en el primer paquete de apoyo, que expiró a fines de julio. 

Los líderes demócratas han calificado la idea con pocas posibilidades de ser efectiva, y lo llaman poco más que un voto de muestra para presionar a los demócratas.

Pero algunos líderes empresariales de Texas están llamando a los esfuerzos del líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, un punto de partida para lo que podría convertirse en un paquete de estímulo más inclusivo.

Juan Carlos Cerda, gerente de alcance de la Coalición de Inmigración Empresarial de Texas con sede en Dallas-Fort Worth, dijo que los texanos deben ser optimistas porque el senador republicano John Cornyn, republicano por Texas, apoya un proyecto de ley del senador republicano de Florida Marco Rubio y el senador republicano de Carolina del Norte Thom Tillis que daría retroactivamente a los ciudadanos estadounidenses que se perdieron durante la última ronda los pagos de 1,200 dólares que la mayoría recibieron. La legislación patrocinada por el Partido Republicano no ha recibido ningún rechazo de los demócratas, dijo Cerda.

Cornyn enfrenta un serio desafío en noviembre por parte de la demócrata MJ Hegar, una ex veterana de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y maestra que dijo en un comunicado el martes que Cornyn abandonó a los texanos en el alivio del Covid-19.

“Dejó a millones de texanos en peligro de infección, desalojo y pobreza al ir al receso [del Senado] sin asegurar un alivio crítico del Covid-19”, dijo en un comunicado.

El miércoles, Cornyn reiteró su apoyo al proyecto de ley Rubio-Tillis, la Ley de Alivio del Coronavirus para Ciudadanos Estadounidenses.

La oficina de Cornyn agregó que no cree que la propuesta del Senado vaya lo suficientemente lejos y apoya las disposiciones de un proyecto de ley diferente respaldado por los republicanos llamado HEALS Act, que incluye un pago de 1,200 dólares a los ciudadanos que ganan menos de 75 mil dólares al año, más ayuda para los estudiantes a través de aplazamiento de préstamos estudiantiles y financiamiento para el desarrollo y laprueba de vacunas, entre otros.