El Paso

Eleva Trump tarifas para frenar migración a EU

Urgen a acelerar trámites ante inminentes alzas para ‘green card’ y naturalización

Jaime Torres / El Diario de El Paso / La abogada Iliana Holguín

Jaime Torres
El Diario de El Paso

domingo, 19 enero 2020 | 06:00

La administración de Donald Trump impone nuevas trabas a la inmigración legal. Esta vez, con el inminente incremento en las tarifas que se pagan al Servicio de Ciudanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) por trámites como el ajuste de estatus para residencia permanente y la solicitud para la naturalización.

“Con las tarifas hacia arriba, resultará más difícil que las personas puedan pagar”, señaló en entrevista con El Diario de El Paso la abogada migratoria Iliana Holguín.

En noviembre del año pasado, USCIS publicó una propuesta para incrementar sus tarifas, algunas de las cuales casi se duplicaron. Por ley se abrió un espacio para comentarios, que cerró el 30 de diciembre, pero al no haber mayores objeciones, el incremento será inminente.

Sólo falta que el Gobierno Federal publique en el Federal Register, en los próximos meses, el decreto del alza en los servicios de USCIS para entren en vigor.

La aplicación de ciudadanía pasará de 640 dólares, a mil 170, una alza del 83 por ciento. El ajuste de estatus para quienes buscan la residencia permanente se elevará de mil 225 dólares a 2 mil 195, un incremento del 79 por ciento.

Los ‘dreamers’, aquellos beneficiarios del programa DACA, también pagarán mucho más por renovar sus permisos de trabajo: de 495 dólares a $765: una alza del 55 por ciento. 

Quienes pidan asilo político tendrán que pagar una tarifa nueva de 50 dólares por persona al ingresar a territorio estadounidense.

“Está muy claro y desde antes de que fuera presidente lo sabíamos que quería puro blanco, rubio y de ojo azul”, dijo el empresario Esteban Pérez.

Para la abogada Holguín queda manifiesto que bajo esta administración se ha impuesto en general muchas trabas a los migrantes que quieren arreglar su status legal a pesar de que el Congreso no ha hecho cambios en sus leyes.

Insistió en que esta nueva acción gubernamental mermará el ingreso o legalización de personas debido a lo costoso del procedimiento.

Financiará a ICE

La experta en migración mostró su malestar al hablar que gran parte del dinero recaudado será destinado en parte a la Agencia de Aduanas (ICE) para reforzamiento de los programas anti inmigrantes que realiza a pesar de que son financiados por el Congreso.

“Se supone que las cuotas que se cobran por la tramitación de servicios migratorios son para la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración porque ellos sobreviven de eso. No reciben dinero del Congreso”, comentó.

Indicó que a lo largo de la administración Trump los migrantes familiares de ciudadanos norteamericanos han resentido esas políticas por lo estricto en los requisitos económicos que se necesitan para demostrar que nos representan una carga pública.

Agregó que hay muchos ejemplos de la dureza migratoria del gobierno a pesar de que no ha habido un marco legal diferente, son las mismas leyes, dijo. 

El proceso de solicitud de asilo ha causado mucho daño y no se ha brindado la seguridad a esas personas que huyen con sus familias al huir de sus países ante el temor de perder la vida pese a su derecho.  

La separación de familias causó mucho sufrimiento a miles de padres y madres que no sabían dónde estaban sus hijos por el endurecimiento de las políticas del presidente. 

Sin embargo, dijo: “hay mucha esperanza de que este año habrá un cambio en el cual vamos a ver a un nuevo presidente que va ayudar a la gente a legalizar su estatus migratorio en lugar de hacerlo más difícil”.

Comentó que el ver la resolución de los jueces federales en contra de las propuestas del presidente significa que las cosas no se están haciendo bien y que están fuera del marco legal.

El gobierno federal insiste en que en promedio las nuevas tarifas incrementan un 21 por ciento los desembolsos actuales. 

Sin embargo, hay trámites cuyo incremento hasta en un 559 por ciento como el Formulario I-929, que corresponde a la petición para un familiar inmediato de un no inmigrante U-1 (víctimas de violencia doméstica). La tarifa actual es de 230 y la propuesta recomienda mil 515 dólares.

Otro trámite que experimentará un alza similar es el Formulario I-881 (Solicitud de suspensión de deportación o cancelación de deportación por regla especial), que aumentará de 285 a mil 515 dólares, un incremento del 532 por ciento.

En el caso del trámite para la ciudadanía, Formulario N-400, la USCIS recomienda incrementarlo de 640 a mil 170 dólares, un aumento del 83 por ciento.

“Creo que tendré que esperarme porque la verdad sino tengo los 700 menos tendré los  mil 500 para hacerme ciudadano”, expresó Daniel, quien uno de sus sueños era convertirse en ciudadano este 2020.

Además dentro de las nuevas disposiciones los inmigrantes legales que utilicen ayudas públicas correrán el riesgo de enfrentar juicios de deportación en caso de que soliciten un cambio de estatus y les nieguen la solicitud bajo amenaza de coinvertirse en una carga pública para el estado.

Para la especialista Holguín en asuntos migratorios el presidente está actuando erróneamente y lo que es peor de una manera cruel e inhumana en su afán por impedir el ingreso de migrantes al país.

 jtorres@diariousa.com