El Paso: la puerta grande para los migrantes

Se dirigen a ciudades y poblados en 42 estados, incluyendo lugares que no son ‘ciudades santuario’

Nick Miroff / The Washington Post
lunes, 22 abril 2019 | 06:00
Archivo |

Un número récord de familias centroamericanas están arribando  a la frontera sur de Estados Unidos, registrando el mayor número de cruces ilegales que jamás se haya visto en 12 años. A diferencia de las oleadas de migración en el pasado, cuando la mayoría de los migrantes eran trabajadores mexicanos que típicamente se dirigían a Texas, California y otros estados del oeste del país, los nuevos migrantes están abarcando todo Estados Unidos para reunirse con sus familiares.

El Gobierno no ha revelado información sobre los paraderos o destinos en Estados Unidos de los migrantes recién llegados al país. Pero el Washington Post obtuvo datos exclusivos sobre la nacionalidad y destino de un pequeño grupo de estos: mil 545 migrantes que estuvieron en un albergue administrado por el grupo no lucrativo de El Paso, Casa de la Anunciación, en febrero, alrededor del dos por ciento de la cantidad total de migrantes que cruzaron hacia el país en dicho mes.

Casa de la Anunciación tiene un acuerdo con las autoridades estadounidenses de dar refugio a los migrantes que son liberados para llevarlos a uno de los albergues locales y luego ayudarlos a que se trasladen a sus destinos.

La Casa Blanca ha estado sopesando algunos planes para enviar a los migrantes a las “ciudades santuario” —localidades que limitan la cooperación con las autoridades federales de inmigración— y luego liberarlos ahí, a manera de represalia contra los legisladores demócratas que han bloqueado el financiamiento para rendir mayor espacio y camas en los centros de detención de inmigración. Los datos de Casa de la Anunciación revisados por el Post —los países de origen de los viajeros y su ciudad de destino después de que son liberados por las autoridades— muestran que los migrantes se dirigen a ciudades y poblados en 42 estados, incluyendo muchos lugares que no son considerados ciudades santuario. Muchos migrantes se dirigen al sureste y medio oeste del país, regiones que no solían ser importantes destinos para los migrantes de antes.

Los migrantes que viajaron por medio de Casa de la Anunciación provenían de casi una docena de países, incluyendo cuatro países que conforman el 95 por ciento del total de personas que migran hacia la frontera cada mes: Guatemala, Honduras, Cuba, y El Salvador. Otros provenían de México, Nicaragua, Brasil y Ecuador. Cuatro migrantes eran originarios de Rusia, uno venía desde Venezuela y un último desde Irak.