El Paso

Disminuye incertidumbre tras aprobación de USMCA

Celebran fronterizos votación del tratado comercial EU-México-Canadá en el Senado

Archivo / Moderniza relación de los tres países

Sabrina Zuniga
El Diario de El Paso

viernes, 17 enero 2020 | 06:00

El jueves, el Senado dio su aprobación final al revisado Tratado de Libre Comercio de América del Norte (USMCA) del presidente Donald Trump, entregándole al mandatario su segunda victoria comercial de la semana mientras los legisladores de la Cámara de Representantes, por su parte, se preparaban para leer en voz alta los cargos de delitos y faltas de que se acusa al mandatario.

Para líderes empresariales y expertos en economía paseños se trató también de una buena noticia, que elimina la incertidumbre en el comercio con México, una de las fuentes más importantes de ingresos para la región Paso del Norte.

Localmente, Boderplex Alliance aplaudió la decisión, expresando que durante más de tres años, la comitiva se ha comprometido en ser una defensa, entre reuniones con la Casa Blanca y los líderes del Congreso, para impulsar la ratificación del USMCA, esto en beneficio a la región Juárez-El Paso.

La votación de 89 a 10 en el Senado sobre la implementación de la legislación para el revisado Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá enviará la medida al escritorio de Trump, quien se espera que la firme la próxima semana.

“Las noticias de hoy son una validación de nuestra estrategia de cultivar aliados poco probables y ayudar a organizar una coalición pragmática y bipartidista de líderes empresariales y del Congreso de todo el país. Estamos animados a construir sobre este éxito y capitalizar esta oportunidad para nuestra región”, comentó el jueves Jon Barela, director de Borderplex Alliance.

Agregó que con este acuerdo se cambiarán los esfuerzos para abogar por un mayor financiamiento y personal en los puertos de entrada para ayudar a reducir los largos tiempos de espera y la imprevisibilidad en los puentes.

“La aprobación de este nuevo acuerdo comercial y la reducción de los tiempos de espera ayudarán a consolidar el papel de nuestra región como la puerta del comercio para las Américas y nos ayudarán a atraer más talento, capital y empleos”, declaró Barela.

Por su parte, Tom Fullerton, catedrático y profesor de Economía y Finanzas de la Universidad de Texas en El Paso (UTEP), dijo que desde un punto de vista regional, la aprobación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá disminuye mucha incertidumbre sobre el futuro del comercio entre los tres países.

“Esto facilitará más inversión extranjera directa en Ciudad Juárez e inversión adicional en El Paso. Cuando existía la amenaza de una cancelación del Acuerdo de Libre Comercio (ALC), cayó la inversión en la región durante los últimos cuatro años”, expresó Fullerton.

Dijo además que el T-MEC incluye más reglamentos en algunos áreas, pero permitirá la supervivencia de casi todas las cadenas de oferta que facilitan eficiencias operacionales para empresas en los tres países.

El voto bipartidista en apoyo del acuerdo comercial ofreció un contraste con la otra gran iniciativa del Congreso en curso: el juicio de destitución de Trump.

Una hora después de que los senadores aprobaran la medida, los siete administradores de juicio político estaban listos para comenzar el proceso ceremonial de presentar los artículos de juicio político en el piso del Senado.

La muestra inusual de un acuerdo bipartidista se produjo sólo un día después de que Trump firmó un acuerdo comercial tan esperado con China, lo que le dio al presidente dos victorias comerciales en una sola semana.

Sin embargo, el legado duradero de su presidencia puede ser la narrativa de un presidente que ha logrado grandes ganancias económicas mientras enfrenta acusaciones de delitos estando en el cargo.

Los votantes ahora tendrán que elegir entre un presidente que ha estado a la altura de su campaña populista, que promete romper y reemplazar viejos acuerdos comerciales, con uno que es acusado de presionar a Ucrania al retener la ayuda financiera para impulsar su campaña de reelección.

Mientras que el USMCA navegó por la Cámara de Representantes y el Senado, su aprobación distaba mucho de estar garantizada hace un año, cuando Trump inicialmente firmó un acuerdo con México y Canadá.

En el 1993, el Senado aprobó el Tratado de Libre Comercio (NAFTA) en una votación de 61 a 38 votos, y desde que entró en vigor en 1994 el acuerdo ha sido criticado por los mismos legisladores por permitir ‘la fuga’ de empleos estadounidenses a México.

Una parte sustancial del nuevo acuerdo se dedica a actualizar ese texto original, agregando pautas revisadas para la seguridad alimentaria, el comercio electrónico y los flujos de datos en línea, así como las disposiciones anticorrupción. szuniga@diariousa.com