Disminución de tasa corporativa, imán de empresas mexicanas

Entre enero y septiembre de 2018, la inversión directa de México en EU creció 11 por ciento

Sabrina Zuniga/El Diario de El Paso
jueves, 07 febrero 2019 | 06:00

La reforma fiscal de Estados Unidos que disminuyó la tasa corporativa de 35 a 21 por ciento, ha sido un imán para empresarios mexicanos, señalan especialistas.

En el período enero-septiembre de 2018, la inversión directa de México en Estados Unidos creció 11 por ciento, según el Departamento de Comercio estadounidense.

Localmente, la estadística no ha sido la excepción. De acuerdo con Tom Fullerton, catedrático en economía fronteriza de la Universidad de Texas en El Paso (UTEP), el aumento podría relacionarse con la nueva administración presidencial.

“El incremento de la inversión extranjera directa de México hacia Estados Unidos probablemente se debe más a incertidumbre sobre las políticas públicas eventuales del presidente López Obrador, que a la disminución de las tasas impositivas corporativas del país vecino”, expresó Fullerton.

La información destaca que empresarios mexicanos invirtieron mil 106 millones de dólares frente a los 992 millones en el mismo lapso de 2017.

En contraste, la inversión extranjera directa procedente de Estados Unidos a México, cayó 15 por ciento en el mismo periodo, según la Secretaría Economía.

Aunque parte de los cambios en las inversiones extranjeras directas entre los dos países resultaron en respuesta a los cambios fiscales en Estados Unidos, es más probable que esos flujos representan un tipo de fuga de capital, según señaló Fullerton.

Un hecho parecido a lo que se observaba entre 1975 y 1985, cuando las relaciones económicas entre ambos países eran menos positivas y aun no se introducían muchos de los cambios estructurales eventuales en México, añadió el catedrático.

Sergio Luna, director de estudios económicos de Citibanamex, también afirmó a medios de comunicación mexicanos que además de la reforma fiscal, hay otros factores, como la incertidumbre por el ambiente político en el país el año pasado.

Por otra parte, la inversión extranjera directa procedente de Estado Unidos a México cayó 15 por ciento en enero a septiembre de 2018. Las empresas mexicanas más interesadas en producir en Estados Unidos son las de alimentos procesados.