Discutirán Código de Ética una vez más

Hay regidores en desacuerdo ante ‘posible’ favoritismo del alcalde

Roberto Carrillo / El Diario de El Paso
lunes, 24 junio 2019 | 06:00
Archivo | Algunos funcionarios expresaron su inconformidad con la aprobación

El recién aprobado Código de Conducta del Gobierno de la Ciudad de El Paso, será discutido de nueva cuenta por los integrantes del Cabildo, ante la petición de realizar correcciones y precisiones.

La nueva normatividad se aplicará por igual a cada funcionario electo, empleado y voluntarios, así como a los integrantes de juntas y comités de Gobierno.

Tales directrices no fueron aceptadas de forma unánime por medio del voto del Cabildo, por ello es que se discutirá mañana martes como el punto 26.3 de la agenda del día.

El fondo del Código de Conducta busca implementar formas para que los funcionarios electos interactúen entre sí, tanto con el personal de la Ciudad como con los medios de comunicación.

Este código aplica también para el alcalde Dee Margo, sin embargo, quejas expresadas por algunos regidores hacen ver que sus atribuciones pueden exceder ciertos límites.

“Dice en este documento que el alcalde puede retirarte de las juntas, que puede quitarte ciertos privilegios, pregunté cuáles eran esos privilegios y no se me dijo”, afirmó la regidora Alexsandra Annello, del Distrito 2 del Cabildo de El Paso.

Annello votó en contra de la implementación del nuevo Código de Conducta, así como el regidor Peter Svarzbein, del Distrito 1, quienes al oponerse dejaron los votos por la aprobación en 4-2.

“Esta es absolutamente una manera de armar a ciertos miembros del Cabildo”, agregó Annello, puntualizando la posibilidad de que el alcalde pueda prohibir las opiniones e información que los representantes pueden compartir públicamente.

El reglamento se aprobó con los votos de Isabel Salcido (Distrito 5), Sam Morgan (Distrito 4), Henry Rivera (Distrito 7) y Claudia Ordaz (Distrito 6).

El 10 de junio pasado, cuando se llevó a cabo la votación del nuevo código, tanto la regidora Cassandra Hernández-Brown (Distrito 3) como la regidora Cissy Lizárraga (Distrito 8) no estuvieron presentes.

El nuevo reglamento se basa, de acuerdo a su redacción, en 5 pilares fundamentales aquí enumerados:

1.- Cumplir con las leyes y políticas de la Ciudad.

2.- Tomar decisiones y acciones en hechos

3.-  Nunca difundir información confidencial

4.- Respetar los procesos de la Ciudad

5.- Mantener un ambiente positivo de trabajo 

El documento establece que el alcalde es reconocido como jefe del Gobierno de la Ciudad para todos los propósitos de protocolo, pero se le exime de deberes administrativos, excepto lo dispuesto en la Constitución de la Ciudad.
 El alcalde es considerado un miembro sin derecho a voto y preside el Cabildo de la ciudad, a excepción del propósito limitado de romper empates en votaciones.

El código enlista que en reuniones públicas el alcalde debe mantener el orden y manejar los comentarios de los funcionarios durante las reuniones públicas.

Los funcionarios deben mantener el enfoque en el tema de la agenda actual que se está discutiendo. Si hay desacuerdo sobre la agenda o las acciones del alcalde, esas objeciones deben ser expresadas con cortesía y con razón, siguiendo el procedimiento parlamentario.