El Paso

Despiden a agente que perdió la vida en servicio

El oficial de la Patrulla Fronteriza Alfredo José Niño fue recordado por su obra y compromiso comunitario

Jaime Torres / El Diario de El Paso

viernes, 24 enero 2020 | 06:00

Entre el dolor y las lágrimas familiares, amigos y compañeros del oficial de la Patrulla Fronteriza Alfredo José Niño, quien falleciera mientras se encontraba en servicio, elevaron sus oraciones por el eterno descanso y rindieron un homenaje al recordar su obra y compromiso comunitario que marcó su vida.

“Era un hombre que mostró siempre su grandeza con su familia y con sus semejantes por su forma de ser, humilde, muy especial y muy amoroso”, dijo visiblemente conmocionada Sandra Calzada, esposa del agente, tras agradecer las muestras solidarias de los asistentes a la casa funeraria Hill Crest donde iniciaron las honras fúnebres.

Durante su permanencia el cuerpo del oficial Niño, quien yacía en un ataúd de color café cubierta con la bandera nacional, fue flanqueado en todo momento por dos agentes vestidos con su uniforme de gala, al igual que las banderas de Estados Unidos, del Departamento de Seguridad Nacional y la distintiva de la Patrulla Fronteriza. Decenas de arreglos florales fueron colocados en los laterales del ataúd y al lado izquierdo una fotografía de su rostro de gran tamaño lucía en la sala de velación donde los deudos rezaron y lloraron su ausencia.

En el lobby, a un costado de la mesa donde fue puesto el libro de firmas, fue colocada una vitrina en cuyo interior fueron exhibidos dos uniformes que utilizó Niño a lo largo de su carrera militar y de las fuerzas del orden.

Su padre Vicente, lo recordó como un buen hijo y a su vez lo consideró como un buen esposo, un buen padre, un buen amigo y un buen compañero que siempre estuvo dispuesto a dar amor y amistad a los que lo rodeaban.  

Conmovido pero con voz fuerte resaltó que fue un ser especial dotado con un corazón grande que lo convertía en una persona ejemplar, digno de seguir sus pasos.

Manifestó que antes de su nacimiento pidió a Dios que le concediera otro varón, petición que fue escuchada dándole no solo uno sino dos al tener su esposa un doble parto con la llegada de los gemelos.  

Alberto, Alfredo José y Arturo fueron los tres hijos producto de ese matrimonio y que al paso del tiempo se convirtieron en integrantes de la fuerzas armadas de los Estados Unidos prestos a defender la seguridad nacional y pelear por la libertad de la sociedad norteamericana durante un par de décadas.

Creyente de convicción siempre inculcó junto con su esposa los valores universales a sus hijos porque afirmó es en el seno familiar es donde se forman y educan a los hijos para que sean hombres de bien, tras resaltar que su hijo Alfredo, de 48 años de edad, fue ejemplo vivo y uno de sus orgullos en la vida.   Su esposa Sandra, sus hijos Jennifer y Amanda y su hijo Mateo sabían que tenían en casa a un héroe que siempre veló por ellos hasta el último momento de su vida.

“Estoy muy agradecida con todos los oficiales de la Patrulla Fronteriza, todos ellos amigos de mi esposo que han sido un gran apoyo en estos momentos tan dolorosos por el que atravesamos. Gracias a ellos y a mis compañeros de escuela”, expresó la ahora viuda de Niño, quien siempre se sintió protegida y amada por su marido.

El cortejo fúnebre partió del templo alrededor de la una treinta de la tarde rumbo al Cementerio Nacional de Fort Bliss, donde fue sepultado.