El Paso

Desilusiona política migratoria de Biden

Califican activistas paseños al presidente como ‘Trump 2.0’; lo llaman incongruente

Ivanna Leos/El Diario de El Paso

viernes, 03 diciembre 2021 | 06:00

The New York Times

Activistas y organizaciones en defensa de los derechos humanos en El Paso se pronunciaron ante la reinstauración, bajo una orden judicial, del programa de Protocolos de Protección al Migrante (MPP), también conocido como “Permanecer en México”.

Aunque la administración Biden intentó eliminar esta controvertida política, que expulsa a solicitantes de asilo para que esperen en México su cita con jueces migratorios de EU, ahora el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) lo ha vuelto a aplicar por una orden judicial federal, lo cual desató críticas en El Paso.

Fernando García, director de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos (BNHR), expresó que en algún momento la administración tendrá que rendir cuentas ante las promesas incumplidas.

“No sólo es la reimplementación de este programa peligroso e ilegal sino también la continuación del Título 42 que expulsa a migrantes y refugiados. Y justo estos dos, eran parte de la agenda antiinmigrante de Trump y que la continúa esta administración. Es una administración Trump 2.0”, señaló.

Para García, la administración está actuando en contra de la promesa de echar para atrás estos programas inhumanos y antiinmigrantes que dejó la administración Trump.

“Este programa causó mucho daño y mucho sufrimiento y puso en peligro a miles de familias que pedían asilo y las regresan a situaciones peligrosas en México”, añadió. “No es posible que vayan a garantizar la protección de los refugiados en México”.

El MPP, también conocido como “Permanecer en México”, fue un programa iniciado en enero de 2019 a través del cual los solicitantes de asilo se vieron obligados a esperar en México mientras buscaban asilo en los Estados Unidos. El MPP fue terminado por orden ejecutiva en enero de 2021. 

Según el Centro Nacional de Justicia para Inmigrantes (NIJC), en febrero de 2021, aproximadamente 20 mil personas atrapadas en el MPP comenzaron el proceso de libertad condicional en los Estados Unidos. 

“Hasta ahora, sólo las personas con casos de inmigración ‘activos’ son elegibles para la libertad condicional bajo este programa”, de acuerdo con el NIJC.

Ahora, las autoridades anunciaron que, en coordinación con los Departamentos de Estado y Justicia, el DHS hará algunos cambios clave en el MPP “para abordar las preocupaciones humanitarias planteadas por el Gobierno de México y compartidas por el Gobierno de los Estados Unidos”, se lee en un comunicado oficial.

El Título 42, por su parte, es una política de tiempos de Trump que expulsa del país a migrantes de manera automática, bajo el argumento de que representan un riesgo de salud pública ante la pandemia de Covid-19. La administración Biden no la ha derogado, aunque permite que permanezcan en Estados Unidos algunos migrantes “vulnerables”, como los menores que cruzan solos la frontera.

 Prometen cambios

Para cumplir con la orden judicial, el DHS estará listo para volver a implementar el MPP una vez que el Gobierno de México tome una decisión final e independiente de aceptar el regreso de las personas inscritas en el programa. 

Estos cambios clave incluyen, según el DHS, “el compromiso de que los procedimientos generalmente concluirán dentro de los seis meses posteriores al regreso inicial de una persona a México; oportunidades para que los afiliados aseguren el acceso y se comuniquen con un abogado antes y durante las entrevistas y las audiencias en los tribunales de inmigración; no devolución y mejorar procedimientos; y un aumento en la cantidad y calidad de la información que reciben las personas inscritas sobre el MPP”.

Apoyo de México

A través de un comunicado, DHS señaló que que el Gobierno de los Estados Unidos trabajará en estrecha colaboración con el Gobierno de México para garantizar que haya refugios seguros disponibles para los inscritos en MPP; que las personas que regresan bajo MPP tengan un transporte seguro desde y hacia los puertos de entrada de los Estados Unidos y que los afiliados al MPP pueden buscar permisos de trabajo, atención médica y otros servicios en México. 

El 29 de octubre de 2021, el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, emitió un memorando anunciando y explicando su decisión de dar por terminado el programa. 

Decepciona a religiosos

Para el obispo católico de El Paso, Mark Seitz, defensor de los migrantes, políticas como la que restaura la administración Biden van en contra de las doctrinas cristianas.

“Nuestras comunidades fronterizas pueden ser lugares de bienvenida, seguridad y respeto para los derechos de personas en tránsito. Políticas como #permanecer en México, #MPP y #Titulo42 no cumplen con las expectativas de hospitalidad a nuestro hermano y amar a nuestro prójimo del Evangelio”, tuiteó monseñor Seitz al enterarse del regreso del MPP.

“El Hope Border Institute está profundamente decepcionado por la reimplementación de ‘Permanecer en México’ en la frontera entre Estados Unidos y México, incluso en El Paso, Texas. Al igual que el Título 42, el propósito de ‘Permanecer en México’ fue siempre disuadir la migración mediante la crueldad”, declaró la organización.

“Nos preocupa la posible expansión de la administración Biden-Harris de ‘Permanecer en México’ para incluir a migrantes y solicitantes de asilo altamente vulnerables en el hemisferio occidental, como haitianos y brasileños.

Ninguna cantidad de excepciones, financiamiento adicional o esfuerzos para mitigar los peores efectos de la política altera la crueldad básica de Permanecer en México”, se añade.

Agregaron que se requiere una restauración total de las protecciones para los solicitantes de asilo, “una visión progresista para garantizar la seguridad, la dignidad y los derechos humanos de las personas en movimiento, y esfuerzos creíbles por parte de la administración para abordar las causas fundamentales de la inmigración en Centroamérica”. 

close
search