El Paso

Descubren ‘beneficios ocultos’ de la pandemia

Expertos en salud evaluaron los cambios en la alimentación y regímenes de ejercicio de mil 300 personas de El Paso y Las Cruces

Cortesía / Fue un estudio realizado por investigadores de Fisiología de UTEP

De la Redacción / El Diario de El Paso

domingo, 21 marzo 2021 | 06:00

Un estudio realizado por investigadores de Fisiología de la Universidad de Texas en El Paso (UTEP) encontró que la ordenanza de quedarse en casa en El Paso, debido a la pandemia de Covid-19, tuvo efectos positivos en la salud y el bienestar de los residentes de la región.

A pesar del cierre de los gimnasios y las restricciones de movimiento en actividades no esenciales, los residentes aumentaron su actividad física y monitorearon de cerca su ingesta de alimentos y nutrición, dijo el doctor Cory M. Smith, Ph.D., profesor asistente de kinesiología en la Facultad de Ciencias de la Salud de UTEP e investigador principal del estudio.

Más de mil 300 residentes de El Paso y Las Cruces, Nuevo México, participaron en la Encuesta de supervivencia Covid-19 de Smith durante el mes de septiembre de 2020. 

Las preguntas se enfocaron en sus cambios personales en la actividad física, hábitos nutricionales y cambios en pensamientos y actitudes hacia la higiene común. Prácticas y preparación para emergencias en respuesta a la pandemia de Covid-19 y la orden “Trabaje seguro, quédese en casa” del Condado de El Paso, que entró en vigor el 24 de marzo de 2020.

Según los datos, el 37% de los participantes dijeron que mejoraron sus prácticas de ejercicio al cambiar su enfoque, hacer más ejercicio y probar nuevas actividades de acondicionamiento físico. Mientras que 15% dijo que aumentó sus actividades de recreación al aire libre. El 45 por ciento de los residentes respondió que aumentaron el autocontrol de su ingesta de alimentos.

“Presumimos que la gente iba a hacer menos ejercicio durante la pandemia después de que se cerraran los gimnasios y las instalaciones de fitness”, dijo Smith, director del Laboratorio de Fisiología Humana y Ambiental (HEPL) de UTEP. “Pero cuando comenzamos a evaluar los datos, encontramos algunos beneficios para la salud ocultos de la pandemia: la gente hacía más ejercicio y comía mejor. Con suerte, estos datos nos permitirán comprender mejor cómo reaccionan las personas durante una crisis de salud pública y cómo podemos prepararnos mejor para futuras emergencias de salud pública”.

Smith atribuyó los resultados de salud positivos del estudio a la mayor conciencia de las personas sobre los factores de riesgo asociados con Covid-19, una enfermedad respiratoria altamente contagiosa causada por el virus SARS-CoV-2.

Antes de que El Paso implementara la orden de quedarse en casa, el 39% de los participantes informaron un alto nivel de preocupación por contraer Covid-19 en comparación con el 50% de las personas que informaron un bajo nivel de preocupación por contraer coronavirus. El once por ciento indicó que no estaba preocupado.

Después de que la orden entró en vigencia, la cantidad de encuestados que tenían un alto nivel de preocupación por contraer Covid-19 aumentó al 57%. Las personas que informaron un bajo nivel de preocupación por el virus se redujeron al 39% y el 4% de los participantes no informaron ninguna preocupación.

La encuesta reveló que los residentes que se sentían enfermos tenían más probabilidades de quedarse en casa y no ir al trabajo, la escuela o eventos sociales después de la orden de quedarse en casa. Además, la implementación de la Ordenanza de quedarse en casa aumentó la frecuencia de lavado de manos y desinfección en el 92% de las personas.

También se incluyen en la encuesta datos sobre cambios en el empleo, los hábitos nutricionales y la actividad física.

Smith planeaba compartir los resultados con la Ciudad de El Paso. Dijo que los datos podrían usarse para mejorar los protocolos comunitarios para hacer cumplir mejor las pautas de seguridad pública en caso de una pandemia futura.

La Universidad de Texas en El Paso es una de las instituciones de servicio a los hispanos más grandes y exitosas del país, con un alumnado 83% hispano. Inscribe a casi 25 mil estudiantes en 166 programas de licenciatura, maestría y doctorado en 10 universidades y escuelas. Con más de 100 millones de dólares en gastos de investigación anuales totales, UTEP está clasificada entre el 5% superior de las instituciones de investigación a nivel nacional y el quinto en Texas en gastos de investigación federales en universidades públicas.

FRASE

“Cuando comenzamos a evaluar los datos, encontramos algunos beneficios para la salud ocultos de la pandemia: la gente hacía más ejercicio y comía mejor”

Cory M. Smith, Ph.D.,

profesor asistente de kinesiología en la Facultad de Ciencias de la Salud de UTEP e investigador principal del estudio