Desconocen conductores carretera de cobro

Se inauguró el pasado 3 de octubre

Jaime Torres Valadez/El Diario de El Paso
miércoles, 06 noviembre 2019 | 06:00
El Diario de El Paso | Se extiende unas 7.4 millas

A un mes de la inauguración de la carretera de cobro ‘Border West Expressway’, que fue construida con el propósito de mejorar el flujo de tráfico sobre la  Interestatal 10, es desconocida por muchos. 

Border West Expressway es un acceso que se abrió el pasado 3 octubre y se ubica al Oeste de la ciudad de El Paso. 

El nuevo acceso se extiende unas 7.4 millas que abarcan desde Racetrack Drive, cerca de la Doniphan y New Mexico 273, hasta el US 54. 

Actualmente no se les está cobrando tarifa a los conductores que decidan usarla, dado a que permanece bajo un periodo diferido. Se desconoce cuándo se iniciará con el cobro. 

“Aún estamos en pláticas con el Departamento de Transportación de Texas (TXDOT) sobre el periodo diferido”, comentó Raymond Telles, director de la Autoridad de Movilidad Regional del Camino Real (CRRMA). 

Telles añadió que debido a que TXDOT realizó la construcción de esta carretera, ellos fueron los que retuvieron los derechos sobre los nuevos carriles de cobro. También aclaró que el motivo por el cual la nueva carretera está bajo el periodo diferido es simplemente con el propósito de que los conductores tengan una oportunidad de acostumbrase al nuevo camino y que se familiaricen con sus accesos de entrada y salida. 

Ignoran el acceso

Emilio Seitz, quien a diario utiliza la I-10 para llegar a su trabajo ubicado del lado oeste de El Paso, opinó que no tenía conocimiento de este nuevo acceso y que le parece podría resultar muy efectivo para quienes como él, cruzan a diario de este a oeste. 

“Sí llegué a ver la carretera en su periodo de construcción, pero no sabía que ya estaba operando. Creo que para aquellas personas que como yo tienen que trasladarse de oeste a este, o de este a oeste, sería una muy buena opción debido a que la congestión del I-10 cada vez es mayor y aparte se hace más tráfico con la construcción”, dijo Seitz.

A Seitz no le agrada que cobren por la carretera y sostiene que debería de ser un servicio gratuito, pero añade que quizá se anime a tomar la nueva carretera. 

Otra conductora quien diariamente cruza del centro al área de Sunland Park, quien no quiso dar su nombre, opinó que ya ha podido usar la carretera y le parece fantástica. 

“Tengo que admitir que estoy en contra de que la ciudad me cobre por usar una carretera, especialmente porque ya pago mucho de impuestos, pero realmente espero que sí se use este nuevo proyecto. Es muy amplio y tiene una muy bonita vista”, comentó. 

Debido a que los conductores se rehúsan a pagar por el acceso de este nuevo proyecto, es importante enfatizar que las ganancias que generan los cobros son directamente utilizados a beneficio de la ciudad y no se reparten a otros lugares, aclaró Telles. 

“Las ganancias que se generan son destinadas a dos áreas en particular- en primera, una parte se utiliza para operar el Border West Expressway y para darle mantenimiento, mientras que por otra parte, las ganancias se quedan en nuestra región y se usan para proyectos de transportación adicionales”, comentó. 

La recorren al menos 270 mil

El funcionario también añadió que en las primeras dos semanas de que se inaugurara el proyecto al menos unas 270 mil personas viajaron por la carretera. 

A las personas que aprovechen este acceso se les cobrará por la CRRMA desde Racetrack Drive hasta la calle Santa Fe. 

Los usuarios podrán saldar sus pagos mediante dos diferentes opciones que se les ofrecerá. 

El primer método de pago y el que considera el más fácil será lo que le llaman un ‘transponder’, que básicamente es un engomado que cuenta con un microchip. La manera en que funcionan es que a través del sistema de prepago los conductores deberán abrir una cuenta y depositar dinero, y por medio de este se hará una deducción o retiro del monto que se debe pagar. 

El segundo método de pago es por un sistema de cámaras, las cuales están programadas para leer las placas del automóvil.  

Una vez que las cámaras, que han sido colocadas en puntos estratégicos de la autopista, toman una foto a las placas, se añade a la base de datos de los cobradores y se les envía a los conductores una carta por correo. 

Cabe recordar a la comunidad que no existe riesgo de que se les cobrará o enviará una factura sin que estén al tanto de los cobros que empleará la autopista. Por ese motivo, cuando finalmente se decida la cuota a pagar, TXDOT y CRRMA darán una conferencia de prensa donde se notificará acerca de los cambios, cobros y fecha oficial. 

“Sigan usando la autopista y sigan disfrutando de ella, nosotros haremos un evento para que el público sepa cuándo se iniciarán los cobros y se dará a conocer más información”, enfatizó Telles.