El Paso

Descarta Ford construir fábrica en El Paso

Pese a ofrecimiento de terreno en el Northeast, opta por Tennessee y Kentucky

Roberto Carrillo Arteaga / El Diario de El Paso

miércoles, 29 septiembre 2021 | 06:00

Cortesía

La intención de traer a El Paso una planta armadora de baterías para autos eléctricos de la empresa Ford Motor Company, fue opacada una vez que Jim Farley, director ejecutivo (CEO) de la empresa automotriz, informó que los planes se materializarán en sendas fábricas de Kentucky y Tennessee, en lugar de esta frontera.

En una conferencia de prensa transmitida en redes sociales, el directivo sostuvo que dos nuevas fábricas se construirán para 2025 en dichos estados, en donde se fabricarán baterías para la próxima generación de vehículos eléctricos Ford y Lincoln, dejando fuera de la jugada la intención de la ciudad de El Paso de participar en esta rama de la industria.

Hace sólo cuatro meses, Ford informó que planeaba construir dos nuevas plantas de baterías en territorio estadounidense de forma conjunta con su empresa asociada BlueOvalSK.

Fue entonces que la Comisión de Planeación de la Ciudad de El Paso estudió el cambio de uso de suelo de 1 mil acres en la zona Noreste, con el fin de atraer la construcción de una armadora de autos eléctricos de Ford a esta frontera.

El área que se utilizaría para dicho proyecto está zonificada como tierra agrícola, en las inmediaciones del Stan Roberts Drive y la US 54.

Sin embargo, a pesar de que se trató de aprovechar el impacto positivo que la ciudad de El Paso tiene entre empresas que buscan expandir sus operaciones, como es el caso de una planta de distribución de Amazon que actualmente se construye aquí, la decisión de Ford tomó otro camino.

“Anunciamos nuestra inversión de 5.8 mil millones de dólares de BlueOvalSK en (Glendale) Kentucky, una potencia en la manufactura de baterías, que creará 5 mil empleos y producirá baterías listas para vehículos a una escala que no podríamos ni siquiera haber imaginado hace unos años”, dijo Farley en su cuenta oficial de Twitter, al hacer el anuncio de una de las sedes seleccionadas para los proyectos multimillonarios.

El directivo sostuvo que Ford eligió a Kentucky y Tennessee debido en parte a menores costos de electricidad, además de estar menos expuestos a inundaciones y huracanes a diferencia de otros estados.

Aunque El Paso no está dentro del “grid” que causó un apagón generalizado en Texas, la decisión se basó en parte a que este tipo de fábricas de baterías utilizan hasta cinco veces más electricidad que una planta de ensamblaje típica.

“Los costos de energía fueron un factor importante”, dijo Farley.

Asimismo Ford señaló que para el establecimiento de sus plantas se requerían grandes extensiones de terreno, mismas que no estaban disponibles en otros estados.

Como otro factor determinante fue que, de acuerdo a Farley, los dos estados elegidos cuentan con mano de obra calificada, y estaban dispuestos a comprometerse a capacitar a los trabajadores para los nuevos trabajos.

“Estos trabajos son muy diferentes a los trabajos que hemos tenido en el pasado”, explicó Farley. “Queremos trabajar con los estados que están realmente entusiasmados con realizar esa capacitación y brindarle acceso a ese bajo costo de energía”.

Incentivos estatales

A pesar de que funcionarios del Gobierno de El Paso buscaron ofrecer opciones para atraer la inversión, los gobiernos estatales de Kentucky y Tennessee tuvieron una participación fundamental para apoyar a las localidades seleccionadas para el megaproyecto industrial. 

Bill Lee, gobernador de Tennessee, dijo a la Prensa Asociada que su estado ofreció a Ford 500 millones de dólares en incentivos para vencer en la puja a otros 15 estados que competían por conseguir una de las nuevas fábricas. 

El gobernador Lee sostuvo incluso que el sitio ofrecido para la planta era de seis millas cuadradas que el Estado había estado tratando de desarrollar durante varios años sin éxito.

 Adicionalmente la Autoridad del Valle de Tennessee, que atiende el sitio del área de Memphis, ofrece electricidad industrial a un precio inferior al 93 por ciento de los competidores en todo el país.

Por su parte Andy Beshear, gobernador de Kentucky, estuvo en la conferencia de prensa con Farley, e informó que la Legislatura estatal aprobó recientemente incentivos de desarrollo económico por valor de 410 millones de dólares para atraer la operación de las plantas de baterías a su estado.

Beshear sostuvo que los 5 mil nuevos puestos de trabajo que creará Ford en Kentucky marcan el anuncio de empleo individual más grande en la historia de su estado.

De tal forma los intentos de El Paso de atraer la inversión billonaria quedaron cortos ante la inminente aceleración de la producción de autos eléctricos.

 Apuesta al futuro

Los planes de Ford Motor Company perfilan el tener una producción aproximada de 600 mil vehículos eléctricos por año. 

Ford anticipa que para el año 2030 los vehículos eléctricos representarán entre el 40 y el 50 por ciento de sus ventas en los Estados Unidos, por ello el interés de construir para el año 2025 las dos plantas que fabricarían las baterías que emplearían dichos automóviles. 

close
search