El Paso

Desafía EU ley vs aborto en Texas

Explora Departamento de Justicia ‘todas las opciones’ para proteger a las mujeres

Hamza Shaban / The Washington Post

martes, 07 septiembre 2021 | 06:00

Merrick Garland, secretario de Justicia | Associated Press

Washington— El Departamento de Justicia (DOJ) está explorando “todas las opciones” para desafiar la restrictiva ley de aborto de Texas, dijo el lunes el fiscal general Merrick Garland, quien prometió brindar apoyo a las clínicas de aborto que están “bajo ataque” en el estado y proteger a quienes buscan y brindan servicios de salud reproductiva.

La medida del principal funcionario judicial de la nación se produce pocos días después de que la Corte Suprema se negó a bloquear un estatuto de aborto en Texas que prohíbe el procedimiento a las seis semanas de embarazo sin excepciones por violación o incesto. La acción de la Corte se erige como la amenaza más seria en casi 50 años para Roe v. Wade, el fallo histórico que establece el derecho de la mujer al aborto.

El presidente Joe Biden ha criticado duramente la decisión del tribunal superior, y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California, se ha comprometido a convocar una votación a finales de este mes sobre una legislación que consagraría el derecho de la mujer al aborto en la ley federal.

“No toleraremos la violencia contra quienes buscan obtener o proporcionar servicios de salud reproductiva, obstrucción física o daños a la propiedad en violación de la Ley FACE”, dijo Garland, refiriéndose a la Ley de Libertad de Acceso a las Entradas a Clínicas, la ley de 1994 que prohíbe las amenazas y la obstrucción a una persona que busca servicios de salud reproductiva o de proveedores.

Garland dijo que el Departamento de Justicia se ha puesto en contacto con las oficinas de los fiscales federales y las oficinas de campo del FBI en Texas para “hablar sobre nuestras autoridades policiales”.

“El departamento brindará apoyo de la Policía federal cuando una clínica de abortos o un centro de salud reproductiva sea atacado”, dijo Garland.

 Impacto nacional

Los movimientos de Garland, como la nueva ley, probablemente repercutirán mucho más allá de las fronteras estatales de Texas. Los gobernantes republicanos en al menos siete estados de todo el país han sugerido que pueden cambiar sus leyes para reflejar la legislación de Texas. Y los activistas del aborto esperan que sigan más proyectos de ley de imitación, ya que las legislaturas estatales de este año ya han promulgado docenas de restricciones al aborto.

Biden dijo la semana pasada que el departamento estaría explorando opciones para desafiar la ley, y Garland dijo el lunes que el departamento simplemente “protegería los derechos constitucionales de las mujeres y otras personas, incluido el acceso al aborto”.

La ley de Texas también permite que cualquier persona presente una demanda contra cualquier otra persona que haya ayudado a alguien en un aborto, con el potencial de una recompensa de 10 mil dólares.

 Modelo anti-impugnaciones

Si bien algunos intentos anteriores de los líderes estatales republicanos de prohibir los abortos han fracasado, el proyecto de ley de Texas puede proporcionar a otras legislaturas un plan para aprobar el escrutinio legal. 

La ley fue diseñada para rechazar las impugnaciones previas a la aplicación de la ley en los tribunales federales y permitir que los ciudadanos privados entablen una demanda contra los proveedores de servicios de aborto o cualquier persona que “ayude o sea cómplice” del procedimiento. 

Los proveedores de servicios de aborto dicen que la prohibición elimina efectivamente la garantía en Roe v. Wade en la que las mujeres tienen derecho a interrumpir sus embarazos antes de la viabilidad, y que los estados tienen prohibido imponer cargas indebidas a esa decisión.

Biden ha denunciado la ley de Texas como “casi antiestadounidense” y dijo que crea un “sistema vigilante” bajo el cual los ciudadanos privados están autorizados a vigilar la prohibición.

“He sido y sigo siendo un firme partidario de Roe v. Wade, el número uno”, dijo Biden el viernes por la mañana. “Y lo más pernicioso de la ley de Texas es que crea un sistema de justicieros en el que la gente obtiene recompensas por salir y...” No terminó el pensamiento.

Agregó que “es casi antiestadounidense de lo que estamos hablando”, y enfatizó que se estaba refiriendo a la ley de Texas y no al debate más amplio sobre Roe. En particular, no utilizó la palabra “aborto” en sus comentarios.

“Me dijeron que hay posibilidades dentro de la ley existente para que el Departamento de Justicia mire y vea si hay cosas que se pueden hacer que puedan limitar la acción independiente de las personas para hacer cumplir... una ley estatal”, dijo Biden.

El representante Matt Gaetz, republicano por Florida, respondió al anuncio de Garland en Twitter, proclamando que “depende de los TRIBUNALES, no del Poder Ejecutivo, determinar si la ley de Texas menoscaba los derechos constitucionales”.

Gaetz arremetió contra el departamento, diciendo: “El DOJ está fuera de control. Esto es un asunto totalitario. Si no les gusta la ley, usarán el poder bruto del DOJ para aplastarla”.

Garland dijo en su declaración que el Departamento de Justicia ha perseguido “consistentemente” violaciones civiles y criminales de la Ley FACE durante décadas y continuará haciéndolo.

close
search