‘Desafía el Cáncer, retoma tu vida’

En su relato conmovedor, además de rendir un homenaje a la existencia, trata de inspirar y enseñar a muchas mujeres que atraviesan por esta enfermedad

Jaime Torres / El Diario de El Paso
domingo, 01 diciembre 2019 | 06:00
|

No me quiero morir!… fue el grito angustioso de María Elena Rivera, al saber que había resultado positiva a la biopsia practicada y diagnosticada con cáncer de seno en su tercera etapa en el año 2008.
Sin embargo la valentía de esta mujer, abogada litigante de profesión, en su natal Durango, México, lejos de ser vencida por la enfermedad le dio fortaleza para salir adelante a pesar de los seis meses que le habían dado de vida.
“Me quitaron el piso completamente. Perdí identidad. Perdí esperanza. Perdí muchas cosas en ese momento porque estamos acostumbrados a que la palabra cáncer es sinónimo de muerte”, dijo la madre de tres hijas, luego de que su hermana le diera la noticia.  
A 13 años de distancia y de haber sufrido sentimientos de depresión, ansiedad, miedo y de haber erradicado el padecimiento que la mantuvo al borde de la muerte, ahora Maria Elena goza de salud plena y esta enfocada en contar su testimonio a través de la palabra hablada y escrita.
Y es que en esta segunda oportunidad de vida logró concretar uno de sus sueños de juventud: convertirse en escritora y conferencista. ‘Desafía el Cáncer, retoma tu vida’, es el nombre de su primer libro, en el cual, narra como venció la enfermedad después de un diagnóstico de 6 meses de vida a través de 10 pasos. En su relato conmovedor, además de rendir un homenaje a la vida, trata de inspirar y enseñar a muchas mujeres que atraviesan por esta enfermedad para que den la batalla y no darse por vencidas.
Desde el capituló 1 -la sorpresa-  hasta el 10 - ejercicio físico- describe cada uno de los pasos de sufrimiento que vivió por más de una década y a su vez presenta los métodos y herramientas convencionales y no convencionales que utilizó para vencer la tumorización y los daños generados en lo físico y mental.
“Son 10 pasos concisos y junto con ello el testimonio de como lo hice, como salir de la crisis y las llevó de la mano  con mi historia y como lo pueden hacer y aplicarlo”, dijo tras apuntar que al final de cada capítulo hay un paso estructurado para que los pacientes lo lleven a cabo.
La escritora sugiere aceptar la enfermedad y no quedarse en la negación así como reconocer el miedo pero lo más importante no quedarse en ese paso sino luchar hasta el final, tal y como lo hizo ella, y sobre todo como retomar la vida después de haberlo padecido.
Con su propia historia invita a reflexionar en el pasado y en las personas o situaciones que han dejado heridas, para que así pueda perdonarse o perdonar a los demás y tener relaciones de armonía y amor.
“Quiero impactar con mi mensaje porque en la medida de que el público este enterado tendrá las herramientas para enfrentar el mal social”, comentó la ahora empresaria del ramo restaurantero quien junto con su esposo Guillermo opera su negocio “Burritos y Tortas ‘El Coco’, ubicado en North Loop y Hawkins, en el Valle Bajo de la ciudad.
En su libro, la escritora describe como le cambio su vida a los 37 años de edad, y como después de tener una vida prácticamente hecha como mujer, esposa, madre y profesionista le fue interrumpida abruptamente.  
“Se me volteó la vida, y es que uno no sabe el valor que tienen las cosas hasta que siente que lo va perdiendo”, dijo la madre de tres hijas de 5,13 y 14 años respectivamente, quien desde el principio recibió la ayuda de toda su familia.
Ahora, expuso, tuvo que luchar contra su pensamiento y sus emociones aunado al duelo que le causó la muerte de su madre. “Se me vinieron todos los duelos luego de perder casi todo y tocar fondo”.
No obstante y después de emplearse en trabajos pesados limpiando baños, lavando trastes y ofrecer vehículos en venta su esposo y ella, ambos abogados, lograron salir avantes en un país que no era de ellos.
Recalcó que nunca creyó que iba a morir porque no se quería morir… “estuve preparada para el diagnóstico pero no acepté el pronóstico y eso fue lo que me motivo, tras afirmar que siempre tuvo la fe de que podía cambiar el pronóstico, esa fe inmutable que todo lo puede, y lo logré”, puntualizó, quien perdiera uno de sus senos en la batalla.