El Paso

Demanda EU a Texas para frenar a ‘troopers’

Gobierno federal rechaza que detengan migrantes

Associated Press

sábado, 31 julio 2021 | 06:00

Associated Press

El gobierno de Biden demandó a Texas el viernes para evitar que elementos de la Policía Estatal (State troopers) detengan los vehículos que transportan a migrantes con el argumento de que pueden propagar el Covid-19, advirtiendo que la práctica agravaría los problemas en medio de altos niveles de cruces en la frontera de este estado con México.

El Departamento de Justicia solicitó un bloqueo inmediato de la orden emitida el miércoles por el gobernador Greg Abbott, que permite al Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) “detener cualquier vehículo bajo sospecha razonable” de que transporta migrantes. Después, los ‘troopers’ podrían desviar los vehículos de regreso a su punto de origen o incautarlos.

La demanda, presentada en la Corte federal de El Paso, refleja el sentir de una carta que el fiscal general de EU, Merrick Garland, envió al gobernador un día antes, argumentando que el Estado estaba usurpando e incluso interfiriendo con la responsabilidad del Gobierno federal de hacer cumplir las leyes de inmigración.

Abbott, un republicano que enfrenta la reelección el próximo año, escribió a Garland el viernes para argumentar que el Gobierno federal era el que estaba interfiriendo con sus obligaciones de proteger a los residentes de Texas.

“De los argumentos de su carta se desprende claramente que el estado de Texas y el Gobierno federal se enfrentan a una crisis constitucional”, escribió Abbott.

La demanda intensifica las tensiones entre la administración de Biden y Abbott por las acciones del gobernador en la frontera, que han incluido el encarcelamiento de migrantes por delitos estatales y la construcción de nuevas barreras.

Durante meses, el gobernador de dos mandatos ha tratado de reclamar el manto de línea dura del ex presidente Donald Trump en materia de inmigración, enardeciendo pasiones sobre un tema polarizador. Los grupos de derechos civiles y los defensores de la inmigración han dicho que la medida de Abbott para que los policías detengan los vehículos podría invitar a la discriminación racial y restringir la capacidad de los refugios para acoger a las familias recién llegadas.

Las declaraciones presentadas con la demanda ofrecieron nuevas pruebas de un gran número de migrantes que se presentaron en la frontera con México, y altos funcionarios advirtieron que la orden del Gobierno podría obstaculizar significativamente el transporte y otras operaciones federales.

El Sector Valle del Río Grande de la Patrulla Fronteriza, el corredor más transitado por cruces ilegales, tenía más de 8 mil 300 migrantes bajo custodia el miércoles, con un tiempo promedio de procesamiento de 57 horas, dijo Brian Hastings, jefe del sector. El sector ha liberado a más de 100 mil migrantes desde el 1 de octubre, incluidos 9 mil en la última semana.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) informó que 646 niños que viajaban solos fueron detenidos a través de la frontera con México el jueves, en comparación con un promedio diario de 480 durante los 30 días anteriores.

close
search