Demanda al Estado de Texas ciudadana naturalizada

Acusa discriminación a su derecho a votar

Alexa Ura
The Texas Tribune
domingo, 03 febrero 2019 | 06:00

Austin— Una ciudadana naturalizada –quien inmigró a Texas proveniente del Reino Unido y está registrada como votante– se unió a un grupo latino de derechos civiles para demandar a funcionarios de alto rango de Texas después de que su registro para votar fue señalado por el Estado para una revisión sobre la ciudadanía.

Al unirse a la demanda entablada por la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), Julie Hilberg, residente del Condado Atascosa, alegó este viernes que la medida del secretario del Estado, David Whitley, para cuestionar la legalidad de decenas de miles de electores registrados en Texas era inconstitucional y una carga discriminatoria sobre el derecho a votar.

Hilberg –quien también se unió a la Liga en su reclamo de que Whitley y el procurador general Ken Paxton han violado una provisión del Derecho Federal a Votar que prohíbe la intimidación contra votantes–, agregó su nombre a la demanda, aunque también está buscando representar a todos los electores que están registrados legítimamente y que aparecen en la lista estatal como el grupo demandante.

“El agobio impuesto por el nuevo programa de purga de votantes del acusado Whitley –tanto la lista actual de 95 mil personas registradas señaladas para su posible remoción y el plan que se tiene de seguir con esta práctica de manera mensual– impone una severa y discriminatoria carga a los ciudadanos naturalizados que desean ejercer su derecho a votar”, se lee en el documento.

La demanda tratará de detener la revisión del estatus de ciudadanía de decenas de miles de votantes registrados que fueron señalados la semana pasada por la oficina del secretario del Estado.

En un anuncio que se hizo el pasado viernes, la oficina del secretario del Estado comentó que iba a enviar los nombres de aproximadamente 95 mil votantes registrados que le proporcionaron al Departamento de Seguridad Pública ciertos documentos cuando obtuvieron la licencia de conducir o tarjeta de identificación –tal como una tarjeta verde o visa para trabajar– que indicaban que no eran ciudadanos.

En unos cuantos días, la oficina del secretario del Estado informó a los condados que erróneamente había incluido a votantes legítimos que habían demostrado que eran ciudadanos cuando se registraron para votar en las oficinas del Departamento de Seguridad Interna.

Este miércoles, la lista original del estado se había reducido a más de 20 mil nombres. Es muy probable que siga disminuyendo, según señalaron algunos funcionarios electorales, debido a que se confirmó que la lista seguía incluyendo a los ciudadanos naturalizados que no se registraron para votar en las oficinas del Departamento de Seguridad Interna.

Ni la oficina del secretario del Estado ni la del procurador general respondieron la solicitud que se les hizo para que comentaran sobre la demanda de Hilberg.

El creciente número de demandas en contra del Estado ocurre después de una semana de confusión en las oficinas electorales locales de Texas.

Aunque el gobernador Greg Abbott y otros funcionarios estatales se mantienen firmes en sus medidas de revisión de la ciudadanía, funcionarios electorales de algunos de los condados más grandes del estado han dicho que están deliberando cuidadosamente sobre cómo proceder.

Mientras tanto, grupos de derechos civiles y legisladores demócratas siguen haciéndole un llamado al Estado para que revoque su advertencia original a los funcionarios electorales locales independientemente de los votantes que fueron señalados para una revisión de ciudadanía, destacando los errores que se han descubierto en la información estatal.

Después de enterarse acerca de la revisión de ciudadanía en los noticieros, Hilberg acudió a la oficina electoral local con su certificado de naturalización en mano para ver si estaba entre esos electores.

Hilberg sospechó que estaría en la lista debido a que recién había renovado su licencia para conducir en el 2014, un año antes de que hiciera su juramento de ciudadanía en una ceremonia de naturalización que se efectuó en San Antonio.

Se registró para votar en el Condado Atascosa en junio del 2015, y luego votó en varias elecciones del 2016 al 2018.

Cuando la administradora electoral del Condado Atascosa, Janice Ruple, confirmó que Hilberg estaba en la lista que recibieron del Estado, Hilberg asumió que cualquier duda acerca de su ciudadanía se resolvería en ese momento debido a que Ruple conoce personalmente a Hilberg –y su estatus de ciudadanía– de acuerdo a la demanda.

En lugar de eso, “Ruple no pudo o no estuvo dispuesta a darle a Hilberg información ni a decirle si su registro podría estar en peligro debido a que su nombre estaba en la lista de Whitley”, según se lee en el documento.

El viernes, Ruple rechazó comentar y refirió las preguntas a un procurador del Condado que no pudo ser contactado ese día.