PUBLICIDAD

El Paso

Declara bancarrota Alex Jones en medio de juicio por Sandy Hook

Demandantes alegan que se trata de una distracción para proteger millones de dólares en activos

William Melhado / The Texas Tribune

lunes, 01 agosto 2022 | 06:00

The Texas Tribune | Jones habla con los medios

PUBLICIDAD

Austin— La compañía principal de Alex Jones, Free Speech Systems, se declaró en bancarrota el viernes, a mitad de un juicio de dos semanas para determinar cuánto pagará el teórico de la conspiración con sede en Texas por daños y perjuicios a los padres de una víctima del tiroteo en Sandy Hook. No se espera que la presentación interrumpa el juicio para otorgar daños por difamación que se lleva a cabo en Austin, que se resumirá el día de hoy (lunes) por la mañana.

En la declaración de bancarrota, publicada por el Austin American-Statesman el sábado, Free Speech Systems se presentó bajo un subcapítulo designado para pequeñas empresas, que según el abogado de las familias de Sandy Hook es un esfuerzo por evitar la supervisión.

PUBLICIDAD

Ese abogado, Avi Moshenberg, le dijo a The Texas Tribune que el momento de la presentación es importante porque cree que Jones espera declararse en bancarrota como una pequeña empresa, con una deuda limitada, antes de la culminación del juicio actual. Los daños otorgados aumentarían drásticamente la deuda de la empresa y la posibilidad de declararse en quiebra como pequeña empresa.

“Hay todo tipo de protecciones que se supone que están diseñadas para una bancarrota rápida y sin mucha supervisión, el tipo de seguimiento que vería en una bancarrota normal, porque está diseñado para pequeñas empresas”, dijo Moshenberg. Él cree que Free Speech Systems espera aprovechar esa falta de supervisión.

“Obviamente presentaron antes del final del juicio porque su deuda superará el nivel que califica como una pequeña empresa si esperaron hasta después del juicio”, dijo Moshenberg.

La compañía reportó $79 millones en pasivos, de los cuales $54 millones son deudas con una compañía llamada PQPR Holdings. Jones figura como director de esa empresa. Las familias de Sandy Hook que demandaron a Jones por difamación y angustia emocional han alegado, en una demanda separada, que esta importante deuda con PQPR Holdings es una distracción para proteger millones de dólares en activos.

Aparte de la declaración de quiebra de su empresa, Jones se encuentra en medio de un juicio de dos semanas en Austin para determinar cuánto compensará a Scarlett Lewis y Neil Heslin, los padres de Jesse Lewis, una víctima de 6 años del tiroteo de Sandy Hook en 2012 en Newtown, Connecticut. En octubre pasado, un juez de Austin ordenó un juicio en rebeldía contra Jones por difamación después de que llamó a la escuela un engaño, lo que llevó a los oyentes de Jones a acosar a las familias de las víctimas.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search