Darán terapia a familias víctimas del tiroteo

Hasta diciembre, fluirán fondos para los cientos de afectados

Sabrina Zuniga
El Diario de El Paso
lunes, 16 septiembre 2019 | 06:00

Autoridades del Condado de El Paso aprobaron un fondo por 100 mil dólares para renovar un centro juvenil en Ascarate Park y convertirlo en un centro de operaciones para servicios a las familias víctimas del fatal tiroteo del pasado 3 de agosto.

Bajo el nombre de Centro de Resiliencia, se apoyará y brindará asesoría a las víctimas del tiroteo. Se espera que el centro abra a finales de septiembre.

“Nuestro propósito es proporcionar a la comunidad un espacio para comenzar a sanar después del trágico acto de violencia que experimentamos el 3 de agosto de 2019”, se lee en el sitio web oficial.

El Centro será un espacio de sanación y apoyo, dedicado a servir como un centro de recursos y referencias para residentes, visitantes y personal de respuesta afectados por el tiroteo del 3 de agosto.

El centro contará con profesionales conocedores y atentos para ayudar a las personas a acceder a recursos para ayudarlos a desarrollar fortaleza y resistencia después de este incidente.

En el sitio, se visualizan diversos proveedores voluntarios en apoyo a las víctimas y sus familias, desde el Consulado General de México en El Paso, Emergency Health Network, hasta la Cruz Roja Americana, el FBI y los Servicios a Víctimas del Departamento de Policía de El Paso, (EPPD).

Cuenta con información en inglés y en español, además con un link que aun está activo para recibir más donaciones monetarias para apoyar a aquellos impactados por el ataque.

Hasta diciembre se entregará el dinero 

Mediante una presentación hecha por Ruben Vogt, director de One Fund El Paso y ex abogado del Condado, se dieron a conocer los planes para el centro, así como la línea de trabajo de los más de 5 millones de dólares reunidos en apoyo a las víctimas y sus familias del tiroteo.

La Ciudad de El Paso se asoció con United Way para establecer un lugar para que las víctimas y sus familias obtengan la ayuda y los recursos que necesitan del tiroteo.

Mediante la presentación de una línea del tiempo, Vogt informó que la última semana de septiembre se llevará a cabo una reunión comunitaria pública en la primaria Bonham, ubicada en el 7024 Cielo Vista Drive, para dar a conocer los detalles y protocolos de la entrega de los fondos monetarios.

“El 10 de octubre se iniciará con el proceso de aplicación y el 8 de noviembre se cierra el período. Todas las personas que fueron impactadas por el atentado en Walmart deberán de llenar una aplicación para ser beneficiarios”, dijo Vogt.

Durante todo el mes de noviembre, se llevarán a cabo la validación de las aplicaciones y el 25 del mismo mes se cierra el período de donaciones para One Fund.

Se han considerado dos lugares para el inicio de distribución de dinero, Walmart y el estacionamiento de Sam’s Club, en el área de Cielo Vista.

Se detallaron cuatro categorías para personas elegibles que pueden ser beneficiarias: familiares de víctimas mortales, personas que fueron heridos físicamente y hospitalizados durante un día o más, personas que fueron heridas en el tiroteo y que recibieron atención médica y aquellos que presenciaron el ataque y han experimentado trauma psicológico, lo cual los guió a buscar tratamiento de salud mental.

De acuerdo con autoridades, a partir del 11 de diciembre se determinará un plan final de distribución para a partir del 16 de diciembre se inicie con la distribución de los más de 5 millones de dólares a las víctimas del tiroteo.

Después de cuatro meses se iniciará con el proceso de repartición de dinero. Según autoridades, aunque es un período de tiempo extenso, es con la finalidad de llevar a cabo procesos comunitarios, protocolos legales complicados y para evitar fraude.

El apoyo para One Fund El Paso proviene de una organización denominada National Compassion Fund, misma que ha auxiliado con los fondos para atentados similares, como el de la preparatoria en Santa Fe, Texas, el tiroteo del festival de música en Las Vegas, Nevada y el de Orlando, Florida.

Cientos pueden ser beneficiados

Jaime Esparza, fiscal de Distrito del Condado de El Paso advirtió hace una semana que el juicio contra Patrick Crusius, el acusado de perpetrar el mortal tiroteo en Walmart, costará millones de dólares a los contribuyentes y probablemente contará más de cien testigos que se llamarán a declarar ante el sistema jurídico.

De los cuales, un gran porcentaje podría ser acreedor a una parte del dinero donado, esto si se puede comprobar alguna de las cuatro requerimientos mencionados arriba.

Esparza declaró anteriormente que se especula alrededor de cien testigos, pero ciertamente hay 48. “Lo hemos estado visualizando en círculos, obviamente iniciamos con las víctimas mortales, que son 22. Luego el círculo crece a los 26 heridos, que son 48 por lo menos los involucrados”, comentó el fiscal.

“Nos enfocamos mucho en los 48, pero luego el círculo exterior son todos los que estaban en Walmart en ese momento y luego se expande un poco más, podrían ser los testigos en Sam’s, lo que es realmente difícil de decir, creo que probablemente alrededor de 600 pero no creo que sean más de mil testigos”, detalló.

También, se estiman por lo menos 400 mil dólares dentro del presupuesto para el Programa de Compensación de Víctimas de la Oficina del Fiscal General.

Cada uno de los testigos que se encontraban el pasado 3 de agosto en el Walmart del 7101 Gateway East, podrían ser elegibles para dicho programa con un período de duración de dos años, de acuerdo con Esparza. 

[email protected]