El Paso

Da positivo reverendo de Alpine a Covid

'Él continúa sin síntomas. Esta de buen humor y descansa en la rectoría de la parroquia', informaron autoridades eclesiásticas

Cortesía

Jaime Torres Valadez
El Diario de El Paso

miércoles, 24 junio 2020 | 18:52

El Paso— El reverendo Edilberto "Beto" López, pastor de la iglesia Nuestra Señora de la Paz, ubicada en Alpine, Texas, resultó positivo a la prueba por Covid-19, informó la Diócesis de El Paso, luego de haber iniciado la segunda fase de reapertura de las iglesias en el Condado de El Paso. 

El padre Joe Durai Raj, quien se desempeña como su Vicario se encuentra en una cuarentena de 14 días, luego de ser evaluado el pasado lunes, ahora espera los resultados de su examen, se dijo. 

“Él continúa sin síntomas. Esta de buen humor y descansa en la rectoría de la parroquia”, informaron las autoridades eclesiásticas a través de un comunicado de prensa emitido ayer miércoles.

Por su parte el obispo Mark J. Seitz, de la Diócesis de El Paso tras lamentar la condición de salud del pastor le expresó sus deseos de una pronta recuperación, “estoy rezando por la pronta recuperación del padre López. También rezo para que todos los que tengan esta enfermedad se recuperen rápidamente”, expresó.

Al mismo tiempo instó a todos los católicos en la Diócesis a continuar distanciados socialmente y continuar usando máscaras cuando están en público por amor cristiano el uno al otro.

Las autoridades religiosas dieron a conocer que la parroquia de Nuestra Señora de la Paz en Alpine regresará a la Fase Uno en el Protocolo Diocesano para Reuniones de Iglesias.

Mientras tanto el obispo Seitz instruyó a padre Victorino Lorezca, actualmente asignado a la Iglesia Católica St. Raphael para que atienda las necesidades pastorales de esas comunidades, incluyendo a la gente de Fort Davis y Marathon.

 A través de las redes sociales las muestras de solidaridad no se hicieron esperar, luego del mensaje publicado por el padre Roberto Mosh, “por favor, mantenga al Padre Edilberto (Beto) López en sus oraciones; hoy habló en la reunión semanal del clero Zoom para la Diócesis de El Paso sobre su salud. Se sentía mal y su médico le ordenó una prueba el viernes pasado, y ayer se enteró de que está infectado con el virus Covid-19. 

El padre Beto pasará 14 días en cuarentena en la Rectoría de su parroquia, aislado de cualquier contacto (el padre Raj, S.J. lo está cuidando). dijo tras enfatizar que a pesar de que pudo hablar con todos durante la reunión virtual, “pero parecía cansado, que es su síntoma principal en este momento, solo agotamiento y falta de energía”, añadió.

De acuerdo a los feligreses antes de ser enviado a la parroquia de Nuestra Señora de la Paz, el reverendo López ofrecía la misa en St. Luke Catholic Church , ubicada en el 930 E. Redd Road, en el Oeste de la ciudad.

Gloria y Victor Durán, de la parroquia de San Pedro y San Pablo, le desearon una pronta recuperación, “mantente fuerte y de buen humor. No temas, fue uno de los cientos de mensajes enviados a través de la plataforma digital, en los cuales elevaron sus oraciones.

Lucero M. Burciaga externó: “Mucho ánimo Padre en estos momentos de prueba la virgencita lo cubra con su santo manto y con su intercesión Nuestro Señor Jesucristo le dará pronta recuperación”, tras agregar que se le extraña aquí en la ciudad.

Durante el programa de Radio católico emitido por la Diócesis de El Paso, y en el cual estuvo el Obispo Seitz, ayer miércoles los fieles católicos expresaron estar al pendiente de su salud y en espera de que pronto se fortaleza y sane para continuar con la misión que Dios le ha encomendado. “Las rosas de Madre María Santísima lo acompañen siempre”.

Si alguna persona desea enviarle una nota de recuperación por medio del servicio postal puede utilizar la dirección de la parroquia: Nuestra Señora de la Paz, 406 S. 6th St, Alpine, TX 79830.

No obstante el caso presentado por Covid-19 entre uno de sus miembros, la Diócesis de El Paso continuará en la Fase 2 del Protocolo Diocesano para las reuniones de la iglesia no así Nuestra Señora de la Paz, la cual volverá a escalar a la Fase I.

A decir de la comunidad católica el abrir la fase 2 en las iglesias, cuya capacidad estaría al 25 por ciento, representa un riesgo para los fieles ya que ello podría propagar la enfermedad del coronavirus.

“Lo bueno es que los padres están siendo conscientes y he visto mucha responsabilidad al no abrir esta fase en tanto estén preparados con todas las medidas de seguridad e higiene que exigen las autoridades del Centro para el Control y Prevención de enfermedades CDC, expresó Felipe Ortíz, uno de los miembros de la comunidad católica.

El Padre ‘Beto’, como todos lo conocen, es originario de Medellín, Colombia y es un sacerdote que a decir de él encontró su vocación a los siete años de edad, luego de presentarse ante el altar para recibir el sacramento de la primera comunión.

“Al terminar la ceremonia corrí con el padre y le dije que a cual fábrica habría que ir para traer esos vestidos largos”, narró en una entrevista difundida en su canal de Youtube, a los eu el padre le contesto que por lo pronto a esta ‘fabriquita’ y luego lo mandaran a otra más grande al referirse al Seminario Mayor Santo Tomás de Aquino, ubicado en Santa Rosa de Osos, Colombia.

Después de varios años de conflictos personales, de haber perdido a su padre de manera trágica e incluso haberse enojado con Dios, a los 18 años decidió ingresar al seminario con el objetivo de prepararse al mismo tiempo como médico. 

Sin embargo después de varios acontecimientos y de sufrir un ataque guerrillero durante la celebración de una Vigilia Pascual en 1980 se dio cuenta de su fe y vocación al servicio de Jesucristo mientras uno de los guerrilleros lo amagó con su pistola y se la puso en su cabeza.

“En ese momento sentí rabia y hasta blasfeme contra Dios al cuestionarlo sobre el incidente y recordar una vez más el asesinato de mi padre pero ahí oré y le dije que si era su voluntad ahí estaba. Le pedí que me salvara y me demostrara que estaba vivo”, dijo el sacerdote, para luego agregar que Dios se hizo presente al atorarse el gatillo del arma y el retiro de los belicosos del lugar.  

Tiempo después de haber permanecido en la selvas de Colombia regresó al Seminario y luego de hablar con su consejero espiritual le dijo que Dios le pedía que e sirviera…. y en sueños escucho una voz que le decía: Dios te necesita en los Estados Unidos,y fue así como llegó este país ya como sacerdote en Junio del año de 1990.