El Paso

¿Cuándo terminará el cierre parcial de la frontera?

Autoridades mexicanas esperan cambio en semáforo a verde; en El Paso consideran que bajen contagios a nivel condado

Archivo

Sabrina Zuniga/El Diario de El Paso

viernes, 02 octubre 2020 | 06:00

Determinar cuándo terminará el cierre parcial de la frontera entre Estados Unidos y México se ha convertido en una apuesta riesgosa.

Mientras que el Gobierno mexicano advierte que se esperará al cambio en el semáforo epidemiológico –lo cual puede extenderse hasta el 2021–, en El Paso oficiales federales consideran que se podría dar tan pronto como en octubre.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, señaló que las restricciones para los cruces fronterizos prevalecerían hasta que el semáforo epidemiológico se encuentre en verde en las entidades fronterizas.

En Ciudad Juárez, el semáforo permanece en color amarillo, motivo por el cual se presenta la posibilidad de que las actuales restricciones se extiendan mes tras mes como se ha estado haciendo, incluso hasta el siguiente año.

Ebrard manifestó que según el acuerdo con Estados Unidos, las restricciones deberán continuar hasta tener el color verde.

“Tenemos que esperar a que el semáforo se mueva porque eso es lo que convenimos con Estados Unidos, no podríamos levantar esas medidas cuando nuestro propio mapa dice que tiene que haber ciertas restricciones”, dijo Ebrard.

De acuerdo con el canciller, el Instituto Nacional de Migración debe coordinarse con autoridades locales para limitar filtros y homologarlos.

EU podría levantar restricciones este mes

A pesar de lo emitido por el representante del Gobierno mexicano, autoridades estadounidenses no descartan posibilitar el cruce al tráfico no esencial a finales de este mes de octubre, con la vigencia en las restricciones de cruce la madrugada del 21 de octubre, según dio a conocer un empleado federal a El Diario de El Paso.

“Se han hecho juntas, con las posibilidades, todo depende que cómo se mantenga el número de contagios en el Condado de El Paso”, declaró vía telefónica. “Esto también se relaciona indirectamente con el cruce de estudiantes y trabajadores en este mes de regreso a clases”, agregó.

De acuerdo con el Registro Federal, desde marzo del 2020, los gobiernos de México y Estados Unidos llegaron a un acuerdo en donde sólo se permite el cruce de tráfico esencial en los puertos internacionales terrestres, incluyendo a residentes permanentes y ciudadanos estadounidenses. Desde entonces, la restricción ha impactado severamente la economía y la movilidad urbana transfronteriza.

Ha sido desde ese día que mes tras mes, autoridades han informado la extensión de 30 días más en la restricción de cruce, la cual cuenta con dos objetivos: mitigar el contagio transfronterizo de Covid-19 y evitar un colapso de atención médica en los hospitales estadounidenses, según ha salido a relucir por funcionarios de Salud de los Estados Unidos.

Buscan minimizar los tiempos de espera en cruces

En el marco del Grupo Binacional México-Estados Unidos de Cruces y Puentes Internacionales, México encabezó la última reunión plenaria del año para ahondar en el plan de acción binacional para la mejora de la infraestructura compartida de ambos países. 

Puesto que los tiempos de espera en la frontera pueden llegar a representar una pérdida de ingresos es necesario modernizar y adecuar la infraestructura entre ambos países, en seguimiento a los protocolos de salud pública y a fin de explotar el potencial comercial del nuevo T-MEC, según resaltaron ambos interesados.

Esta última reunión plenaria fue inaugurada con los mensajes del secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, y del embajador de los Estados Unidos en México, Christopher Landau. Posteriormente, se iniciaron los trabajos con representantes de alto nivel por parte de ambos gobiernos.

En la reunión, se destacaron los progresos realizados en diversos proyectos a lo largo de la frontera común.

Las dos delegaciones coincidieron en la importancia de modernizar y expandir los puertos de entrada fronterizos, así como potenciar las sinergias entre los corredores comerciales en impulso al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).