El Paso

Crece sin sus padres niño sobreviviente

Dieron su vida por salvarlo; aún no comprende tragedia

Associated Press / Paul Anchondo y su abuela

Associated Press

martes, 04 agosto 2020 | 06:00

A un niño que sobrevivió al tiroteo del año pasado que dejó a sus padres y a otras 21 personas muertas, ahora le gusta hojear libros ilustrados y bailar al son de Batman con su abuela, según narra el tío que ayuda a cuidar al menor que acaba de cumplir un año.

Pasarán años antes de que Paul Anchondo se entere de lo que les sucedió a sus padres en un evento que muchos residentes de El Paso todavía tienen dificultades para comprender, dijo Tito Anchondo. Su hermano André, y su cuñada, Jordan, murieron en el tiroteo de Walmart en El Paso.

“Hemos estado reuniendo fotos de mi hermano, sus logros, básicamente tratando de obtener la mayor cantidad de información posible y guardarla para el niño”, dijo Tito. 

“Cuando llegue a esa edad, podremos decirle: ‘Sabes qué es lo que le pasó a tu padre ... algo horrible le sucedió a tu mamá y a tu papá. Pero, ya sabes, todavía estamos aquí'”.

Las autoridades dicen que Jordan Anchondo protegió al bebé de los disparos, mientras que su esposo los protegió a ambos. Paul sufrió fracturas en los dedos y se convirtió en el foco de la adulación pública como un sobreviviente aparentemente milagroso del horror.

El presidente Donald Trump y la primera dama Melania Trump visitaron a Paul en el hospital. Su primer cumpleaños, durante la pandemia de coronavirus, fue atendido por una caravana de automóviles y motocicletas.

Tito Anchondo dijo que “Baby Paul” no asistiría a una serie de eventos asociados con el aniversario del tiroteo del 3 de agosto de 2019, debido a las preocupaciones sobre la propagación de Covid-19. La abuela paterna de Paul tiene problemas de salud que podrían hacerla más vulnerable al contagio.

Un pariente de la madre fallecida del niño se negó a ofrecer ideas sobre el aniversario del tiroteo. Tito reconoció que Paul ha sido el centro de las negociaciones de custodia supervisadas por la Corte entre las familias de ambos padres.

Los padres de Tito Anchondo crecieron en Ciudad Juárez, adyacente a El Paso. Tito trabaja con su padre en su taller de reparación de carrocerías en El Paso y se describe a sí mismo como un patriota que considera a los Estados Unidos como una tierra de oportunidades. Apoya al presidente sin reservas.

Tito dijo que el tiroteo masivo abrió los ojos a las tensiones divisivas políticas, raciales y étnicas más allá de El Paso. Las autoridades dicen que el hombre armado tenía como objetivo matar latinos.

“El tiroteo fue el mayor ataque racista contra los mexicoamericanos, y para mí eso fue algo que no existía”, dijo. “Llámalo privilegio de vivir en El Paso, una de las ciudades más seguras de los Estados Unidos”.