Convierte estrés a soldados en ‘máquinas’ letales

Registran en El Paso 10 asesinatos cometidos por militares en los últimos años

Karla Valdez
El Diario de El Paso
domingo, 03 febrero 2019 | 06:00

La acumulación de estrés puede hacer que una persona tenga en segundos un arranque de agresividad, pero si a esto le sumas un entrenamiento militar las consecuencias podrían ser fatales.

En los últimos años, en El Paso se han registrado al menos 10 casos en los que un militar ha asesinado brutalmente a una persona. Dos niños murieron en esos incidentes.

El caso más reciente es el de Torian Davis, de 22 años, quien por razones aún desconocidas mató a su novia de una puñalada en el cuello y atacó a dos personas más en diciembre de 2018.

Un experto asegura que se debe a que los soldados están entrenados para matar y en algunas ocasiones ellos consideran que es la opción para resolver sus problemas.

“(Los soldados) están entrenados para usar armas, para matar. En ocasiones cuando se ven ante un problema quieren resolverlo como lo marca su entrenamiento, que es usando fuerza letal”, explicó Egbert Zavala, criminólogo de UTEP.

Uno de los casos que conmocionaron a El Paso fue el de Anthony Bowden, de 24 años, quien en 2016 asesinó de 24 heridas con un cincel a Erykah Tijerina, una mujer transgénero por una supuesta extorsión.

El pasado mes de enero tras varios días de juicio, Bowden fue sentenciado a 35 años de cárcel por la muerte de Tijerina.

Agresividad externa

Zavala comentó a El Diario de El Paso que no es inusual ver que personas que tienen trabajos demandantes, como lo son el Ejército o las corporaciones policiacas, suelan ser agresivas con gente a su alrededor.

“Estudios muestran que estar en el Ejército es algo muy estresante, porque cada tres o cuatro años tienen que moverse a distintos lugares y eso puede crear estrés y frustración que ellos sacan por medio de un comportamiento agresivo”, dijo.

De acuerdo con Zavala, en el ámbito militar la agresividad es algo natural, ya que para eso se les entrena en el Ejército.

“Un soldado no recibe entrenamiento para dialogar y ser amable, debido a las situaciones que ellos tienen que enfrentar en los campos de batalla donde tienen que actuar agresivamente por su vida”, aseguró.

De acuerdo con el experto, en ocasiones los soldados no pueden evitar que esa agresividad con la que viven en sus trabajos, se filtre en sus vidas cotidianas.

“Un soldado es soldado las 24 horas del día, no pueden desconectar su mente de ese mundo y con una acumulación de estrés una situación puede terminar en homicidio”, reiteró.

Demasiado jóvenes

Para Zavala el estrés y el entrenamiento militar no son los únicos factores que agravan la agresividad en los soldados, ya que considera que la inmadurez de algunos de ellos juega un papel importante.

“Según algunos estudios, el hombre tiende a tener un comportamiento muy agresivo entre los 18 y 24 años, que es justo la edad en que la mayoría se enlista en el Ejército al terminar la preparatoria. Eso les da un poco más de agresividad porque aún son inmaduros”, señaló.

El criminólogo hizo énfasis en que a diferencia de las mujeres que se enlistan en el Ejército, ellas fueron criadas para ser sociables, mientras que el hombre desde niño es enseñado a ser un “macho”.

“Desde pequeños se educa diferente a las niñas y a los niños, las mujeres saben socializar y dialogar desde pequeñas. Pero el niño siempre tiene que ser rudo y fuerte, un macho”, explicó.

Ofrece Fort Bliss ayuda 

Conforme los problemas que involucran a militares se han vuelto más comunes, Fort Bliss ofrece distintos programas para ayudar a los soldados.

“Se ofrece ayuda psicológica, médica, social y otros sistemas de apoyo para los soldados y para sus familiares. Porque esta agresión no sólo los afecta a ellos sino también a sus seres queridos”, dijo Zavala.

El académico agregó que a pesar de los incidentes que han ocurrido con militares no se debe generalizar y pensar que todos tienen problemas de agresividad.

“El estrés puede afectar a cualquier persona y volverla agresiva, no podemos generalizar y decir que todos los soldados son violentos, porque eso sería una mentira ya que también tenemos excelentes soldados que nunca han tenido ese tipo de problemas”, concluyó.
 [email protected]