El Paso

Contratará CBP a cientos para procesar a migrantes

Trabajo será temporal, a fin de desfogar carga de agentes; se requiere ser ciudadano

Archivo / Las vacantes, que aparecen en el sitio USAJobs.gov, llaman a individuos compasivos para mantener el bienestar de los aspirantes a asilo político que cruzan por esta región, así como California y Arizona

Roberto Carrillo / El Diario de El Paso

sábado, 07 diciembre 2019 | 06:00

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) anunció la apertura de miles de plazas temporales para personal civil, quienes serán empleados para procesar y hacer revisiones de bienestar ante el flujo de inmigrantes en la frontera.

Por medio del portal USAJobs.gov los interesados podrán aplicar para las posiciones existentes en El Paso y McAllen en Texas, así como en Yuma, Arizona.

Uno de los requisitos esenciales para dichos trabajos con el Gobierno federal es que los aspirantes sean ciudadanos estadounidenses.

El perfil de los candidatos se orienta a proporcionar “cuidado humanitario y procesamiento de admisión de detenidos”, así como mantener la “seguridad y el bienestar” de los migrantes y el manejo de transportes a hospitales locales.

La creación de estas plazas tiene la intención de aligerar el trabajo de agentes de la Patrulla Fronteriza, quienes han mostrado dificultades para atender las necesidades de la población más vulnerable entre los migrantes que son detenidos al arribar a la frontera sur con México.

Así mismo se pretende responder a las recomendaciones de activistas y organizaciones civiles que han solicitado una atención “más humana” al momento de iniciar el procesamiento de individuos en los centros de detención, y en coordinar las necesidades de los migrantes en cada uno de los pasos de su respectivos procesos.

“No me llevó mucho tiempo comprender que es contraintuitivo e ineficiente tener agentes de la ley altamente capacitados, hombres y mujeres con una pistola y una insignia, para manejar las funciones de procesamiento y, lo que es más importante, cuidar a las familias y niños”, comentó al respecto la representante Verónica Escobar.

“Pude sentir la profunda frustración de los agentes. Me preocupaba que estas labores no fueran para las que estaban entrenados”, dijo la paseña Escobar.

En medio de una crisis humanitaria el CBP detuvo a lo largo de su frontera sur a un total de 977 mil 509 migrantes en diferentes puertos de entrada al país durante el año fiscal 2019; estas cifras representan un aumento del 53 por ciento frente a los más de 521 mil 090 detenidos el año anterior.

Perfil del puesto

La plaza de coordinador de procesamiento de la Patrulla Fronteriza es ofrecida por el Departamento de Seguridad Interna y detalla salarios que van de los 37 mil 843 dólares iniciales a los 49 mil 200 dólares anuales en caso de promoción.

Aunque el trabajo es temporal, y catalogado como de medio tiempo, se advierte a los aspirantes que existe la posibilidad de viajar ocasionalmente.

Los coordinadores de procesamiento de la Patrulla Fronteriza laborarán en diferentes instalaciones del CBP en el Sector de El Paso, Sector Rio Grande Valley (McAllen) en Texas, y en el Sector de Yuma en Arizona.

Es imperativo que los aspirantes a este puesto puedan “comunicarse en español, mantener contacto con otros sectores, estaciones, agencias y consulados extranjeros, y hacer arreglos para los procedimientos de traslado, viaje y de acompañamiento” de los migrantes en los diferentes ámbitos de sus procesos.

Entre los deberes a realizar en esta labor, quienes cubran las plazas deberán “registrar el estado de los controles de bienestar de los ocupantes, hacer inspecciones visuales de las áreas de espera temporales, e ingresar información en el sistema de procesamiento apropiado”, detalla la convocatoria en la descripción del puesto.

También deberán ocuparse de la “redacción y mantenimiento de documentos administrativos, y de informes relacionados con las pertenencias, el transporte y la documentación de deportación” de los migrantes.

El flujo constante de migrantes en las fronteras ha hecho necesario que el Gobierno federal procure la contratación de personal de respaldo a los agentes de la Patrulla Fronteriza, quienes se han distraído de sus labores de vigilancia y aplicación de las leyes migratorias por tener que realizar trabajo administrativo de procesamiento y cuidado de detenidos.

Este ofrecimiento de empleo para personal civil se da en el marco de un elevado aumento en las detenciones de unidades familiares –adultos junto a menores de edad–, segmento que representa dos terceras partes de las aprehensiones realizadas en el año fiscal 2019.

Archivos periodísticos y el trabajo de organizaciones no gubernamentales y activistas de derechos humanos destacan el hecho de que al menos 6 menores de edad han muerto al estar bajo custodia de autoridades federales, con un señalamiento directo a la deshumanización del trato dispensado a los “más vulnerables” dentro de los migrantes detenidos.

Apenas el miércoles la organización no gubernamental Pro Pública dio a conocer un video que constata la falta de atención que se dio a un adolescente guatemalteco que murió en una celda en McAllen.

Carlos Gregorio Hernández Vásquez, de 16 años, murió el pasado 19 de mayo en su celda, y yació por horas en el frío piso de concreto hasta que otro menor, también recluido, informó a los agentes de la Patrulla Fronteriza del mal estado de su compañero de encarcelamiento.