El Paso

Consterna nuevo ataque a Catedral

La representación de Cristo, de casi 90 años de antigüedad, servía como una guía para la meditación del obispo Mark Seitz y de miles de fieles. La Catedral, testigo histórico, ha sido víctima de bombas molotov en tiempo reciente.

Jaime Torres / El Diario de El Paso

miércoles, 16 septiembre 2020 | 06:00

La comunidad católica de el Paso se encuentra consternada por el artero acto vandálico que sufrió la estatua historia de la imagen del Sagrado Corazón de Jesus, ubicado en el interior de la Catedral de San Patricio la mañana de ayer martes. Se trata del segundo ataque registrado en la iglesia insignia de la diócesis local. De acuerdo a las autoridades eclesiásticas la profanación ocurrió alrededor de las 10:00 horas luego de que un sospechoso, el cual fue detenido por la policía, ingresó al santuario de la catedral de San Patricio, ubicada en el 1118 Norte Mesa, en el área Central, para destruir la estatua del Sagrado Corazón de Jesús de casi 90 años de antigüedad, que estaba ubicada en el centro detrás del altar principal de la iglesia. “No puedo creerlo. Cómo puede haber personas así de enfermas cuando en estos tiempos tan difíciles que vivimos debemos vivir nuestra fe”, expresó Josefina Estrada una creyente católica al enterarse de la agresión a la figura del Sagrado Corazón de Jesús. La figura fue encontrada tirada al pie del altar severamente destrozada, en lo que fue la cabeza, los brazos y la base de la figura de aproximadamente dos metros y medio por uno, según se mostró en las fotografías enviadas por las autoridades religiosas. “Estoy devastado por esta pérdida irremplazable, ya que sé que lo estarán los miembros de esta comunidad parroquial y toda la Iglesia de El Paso. En este momento nos acercaremos con confianza a aquel que representa esta estatua y sé que nos consolará ”, dijo el obispo Mark Seitz 

Indicó que esta estatua es una de sus representaciones favoritas de Jesús: “sus brazos se abren de par en par en señal de bienvenida, su corazón arde de amor por nosotros. A menudo me inspiraba en esta imagen mientras me preparaba para la misa”, comentó el máximo jerarca de la Iglesia local. Manifestó que es lamentable ver una estatua atacada y destruida, “estoy agradecido de que no sea una persona viva”, agregó el obispo Seitz luego de remarcar que esta estatua, particularmente esta estatua, “nos concretiza y conecta con personas e ideales que no son visibles a nuestros ojos. Nos revelan realidades cercanas a nosotros, pero invisibles”. A su vez el rector de la Catedral de San Patricio, padre Trini Fuentes, comentó: “Estoy en estado de shock y en la Catedral estamos desconsolados por una situación tan inesperada”. Fernie Ceniceros, portavoz de la Diócesis de El Paso, dijo que la iglesia estaba abierta y disponible para la oración pero ante el acontecimiento fue cerrada a los feligreses para que los peritos de EPPD realizaran las indagatorias de ley. “Fue cerrada y es posible que sea reabierta la mañana de este miércoles”, añadió. A través de un comunicado de prensa se estableció que al momento el Departamento de Policía de El Paso, agencia que lleva a cabo la investigación, tiene a una persona detenida como sospechosa del vandalismo ocurrido en contra del emblemático santuario. “En este punto no sabemos nada de la persona que llevó a cabo este asalto, pero ciertamente debe ser una persona que está muy perturbada por haber atacado este pacífico lugar de nuestra ciudad y esta imagen del Rey de la Paz. Espero que este sea el impulso para que reciba la ayuda que necesita. Él estará en mis oraciones”, agregó el obispo Seitz. “San Patricio, Patrón de Irlanda y de nuestra Diócesis, ruega por nosotros”, fue la oración que elevó la Diócesis en el comunidado. Otro atentado Esta no es la primera vez que la Catedral de San Patricio sufre un ataque vandálico en sus instalaciones, el 19 de mayo del 2019 manos criminales lanzaron un proyectil a uno de los ventanales causando que se rompieran los cristales. Lo que comenzó como un reporte de incendio en la Catedral de San Patricio, terminó con una investigación por vandalismo, confirmó en esa fecha el Departamento de Bomberos de El Paso (EPFD). En 2019 se presentaron ataques a tres iglesias católicas: San Mateo, San Patricio y San Judas, los días 7 y 13 de mayo y el 15 de junio respectivamente. No hubo lesionados. El Buró Federal de Investigaciones (FBI) ofrece una recompensa por un total de 15 mil dólares para quien dé información sobre el paradero de quienes orquestaron los ataques.