Consterna a fronterizos cierre de rampa a Juárez

Desde ayer, por lo menos durante nueve meses, se bloqueará arteria que desfoga tráfico hacia México

Sabrina Zuniga / El Diario de El Paso
martes, 10 septiembre 2019 | 06:00
Archivo | Rampa F

La Rampa F que conecta la salida de la Interestatal 10 Oeste hacia el Puente Internacional de Las Américas, permanecerá cerrada al tráfico vehicular por aproximadamente nueve meses, lo que ha dejado consternación en los guiadores fronterizos.

“El cierre lo considero bien porque nos traerá un beneficio, pero creo que el tiempo si es mucho y espero que no nos afecte tanto en tiempo y gasolina a los que tenemos que cruzar todos los días”, dijo Ruth Cortinas, residente fronteriza.

Actualmente se presenta el cierre en la Rampa F, sin embargo, el Departamento de Transporte de Texas, (TXDoT) anunció que la salida a Ciudad Juárez por el I-10 con rumbo al Este, -la Rampa G, cerrará también en un mes.

“Si la gente se organiza y no se empieza a desesperar, si creo que no haya inconvenientes mayores, pero sabemos cómo son los conductores, esperemos que no se haga un caos sobre todo en las tardes.”, dijo a El Diario de El Paso José Covarrubias, guiador paseño.

Lauren Macías Cervantes, vocera de TXDoT, informó que han estado en operativo binacional trabajando de cerca con las agencias involucradas en ambos lados de la frontera.

“Hemos estado diciendo a los conductores y a los negocios, a las aduanas y a las autoridades durante los últimos meses acerca del cierre, buscamos informar a todos los conductores y toda la gente maneja de Juárez a El Paso y viceversa para que tomen en cuenta las diversas desviaciones”, dijo.


Piden a guiadores mantenerse informados


Y es que alrededor de 22 mil usuarios –que incluyen a todo tipo de vehículos– al día se verán afectados por el cierre de la rampa de acceso F de la I-10 al puente ‘Libre’.

Macías Cervantes pide a los guiadores mantenerse informados mediante diversos auxiliares que TXDoT preparó para las renovaciones del Proyecto I-10 Connect.

“Desde boletines en la página electrónica, alertas a su celular y luego igual si no tienen servicio de internet, tenemos una línea bilingüe donde pueden llamar y recibir información”, comentó la vocera.

“Este cierre es de impacto alto, pero los beneficios que traerá el proyecto son muchos”, agregó.

La dependencia destacó el hecho de que una vez finalizadas las obras del proyecto, se agilizará en gran medida la circulación en una zona donde se proyecta el incremento de hasta un 31 por ciento de tráfico vehicular en los próximos 20 años.

La necesidad es tal, que de acuerdo con dichas proyecciones en el año 2022 se tendrá un promedio diario de tráfico de 40 mil 400 vehículos en la conexión que se construirá del I-10 al puente de Las Américas.

 

Apoyarán autoridades mexicanas


Autoridades de TXDoT y el alcalde de Ciudad Juárez, Armando Cabada Alvídrez, presentaron en conferencia de prensa el lunes en Ciudad Juárez los cierres que impactarán el cruce fronterizo.

El presiente municipal dijo que para agilizar el regreso a esta frontera, se dispondrán de agentes de Tránsito en los puentes internacionales Santa Teresa, Lerdo y Libre.

Debido al impacto en el puente libre, se prevé que se presente un alza de usuarios en los demás puentes internacionales, de los cuales, dos operan bajo la circunscripción del Departamento de Puentes Internacionales de la Ciudad de El Paso. Los puentes fronterizos de Stanton e Ysleta-Zaragoza cobran 80 pesos por vehículo o 3.50 dólares como peaje. Mientras que para los peatones el costo es de 10 pesos o .50 centavos de dólar.

 

Conozca las desviaciones


Durante los primeros dos días del cierre, (lunes y martes) el tráfico que va hacia Ciudad Juárez desde I-10 en dirección Oeste tomará la Salida 23B (US 62/180/Paisano Drive/Chelsea Street) y girará a la izquierda en Paisano para tener acceso al puente internacional.

A partir del 11 de septiembre, los guiadores que busquen ir hacia Ciudad Juárez desde el I-10 deberán de tomar la Salida 22B, con rumbo hacia el Freeway US 54, tomar Salida 23 (Cassidy Road) y después tomar Salida 22B (Pershing Drive).

Luego, se debe de utilizar un retorno en Pershing hacia US 54 Sur y seguir los señalamientos hacia Juárez. Esta desviación se tendrá que utilizar el tiempo que dure el cierre, que se estima en 9 meses.

La desviación oficial se ha designado para minimizar el empleo de semáforos e incluye vías extendidas para una mejor fluidez vehicular, de acuerdo con TXDoT.

“Es importante decir que el puente elevado del Spaghetti Bowl sigue en función, sólo la rampa permanece cerrada. Siempre hay modo de llegar a su destino, sólo que hay que tomar ahora en cuenta el desvío, más tiempo por tomar una ruta alterna o el tráfico que pueda presentarse”, manifestó Macías Cervantes.

El proyecto de 96 millones de dólares incluye la construcción de cuatro nuevas conexiones directas, la reconstrucción completa de la intersección I-10/US 62 (Paisano Drive), y eliminará las rampas de salida del US 62 al I-10. La intención de este proyecto es facilitar a los automovilistas el acceso al Loop 375 como una ruta alterna a la I-10, la cual será sujeto a una reconstrucción en el área del centro de El Paso y en la parte Este de la ciudad en los próximos años.