El Paso

Con vacuna, reviven esperanza de veteranos deportados

Aunque arriesgaron su vida por Estados Unidos, los ex combatientes fueron expulsados tras haber cometido errores

Ivanna Leos/El Diario de El Paso

jueves, 18 noviembre 2021 | 06:00

Ivanna Leos / El Diario de El Paso | Regresan al país por unos cuantos minutos

Después de casi 20 años de haber sido deportado de los Estados Unidos, el veterano Eliseo Arámbula Sosa volvió a pisar territorio americano por escasos minutos con motivo de recibir la vacuna contra el Covid-19 y regresar nuevamente a Ciudad Juárez, para continuar su lucha por el perdón de la nueva administración de Joe Biden.

Fue el Departamento de Asuntos de Veteranos de los Estados Unidos (VA) el que organizó la clínica de vacunación en el Puente Internacional Córdova de las Américas para los veteranos que residen en México y sus familias. 

Arámbula, de 53 años y originario de la vecina Ciudad Juárez, fue uno de ellos. Se enlistó en el ejército en el año 1986 y su servicio duró por cuatro años, hasta 1990. Sin embargo, fue deportado años después, en 1999. “Entré al ejército y me reconocieron dos veces como honorable. Cuando salí me fui a mi pueblo en Kansas y ahí tenía malas compañías. Agarré una felonía y por eso me deportaron”, dijo Arámbula, quien se encontraba de pie en la línea divisoria entre México y EU. 

“No lo esperaba. Fueron a mi trabajo y me sacaron. Yo estaba listo para morir, ¿cómo que me van a deportar? Me sentí muy mal, traicionado, pero uno lo supera”, comentó.

El veterano asegura que, tras su retorno a Mexico, su estadía fue difícil debido a que no tenía familiares ni conocidos en la ciudad, por lo que decidió ingresar nuevamente a los Estados Unidos en 2001. 

“Cuando me deportaron no conocía nada acá. No sabía de nada y me regresé. En ese entonces todavía tenía la mica. Pero me volvieron a agarrar en 2001 y fui a prisión por cuatro años”, expresó el veterano.

Eliseo fue deportado por segunda ocasión en 2005; a partir de allí, decidió quedarse en México y comenzar a construir su vida.

“Y ahí fue cuando dije ‘aquí me quedo en México’ y desde entonces he estado aquí en Juárez”, suscitó. 

“Se siente bien poder volver a cruzar y esperamos que muy pronto nos dejen cruzar a Estados Unidos”, añadió.

Arámbula tiene esperanzas de la administración de Joe Biden y que, con ella, pueda volver a residir en el país al que sirvió en el ejército. 

La administración ha dicho que pretende ayudar a los veteranos deportados y a sus familias inmediatas a recibir todos los beneficios de salud (incluida la vacuna contra el Covid-19), recibir apoyo económico y ayuda para hacerse ciudadanos. 

“Espero que sí nos vayan a dejar. Nos dio mucha esperanza cuando apareció en la tele diciendo que iban a hacer algo para poder regresar”, refirió Arámbula.

“Hay muchos veteranos aquí en peores condiciones. Yo he tenido mucha suerte, he tenido mucha familia que me apoye, pero a algunos los avientan sin nada y está difícil llegar a un lugar donde no conocen a nadie”, agregó.

Al igual que Arámbula, otros 15 veteranos y sus familias fueron vacunados en el cruce fronterizo. 

Marcelino Ramos, de 55 años y originario de Iztapalapa, México, fue otro de los veteranos expulsados. 

“Yo me fui a los Estados Unidos desde que era un bebé. Allá crecí en Brownsville, Texas. Ahí estudie y trabajé para el Estado. Toda mi vida y mi familia está allá”, dijo Ramos.

Ramos sirvió al ejército durante cuatro años, desde 1986 hasta 1990, y fue deportado en 2016 a Nuevo Laredo, Tamaulipas. 

“Me deportaron por una felonía de violencia doméstica y estuve dos años en prisión. Ahora me vine aquí a la casa de los veteranos a hacer todos los trámites en Juárez y llevo viviendo aquí desde hace dos semanas”, comentó. 

“Ya me daban ganas de correr para allá e ir por una Whataburger. América es mi país, allá crecí. Aquí no tengo familia, no tengo a nadie aquí”, finalizó. 

El Gobierno de Biden ha dejado en claro que comenzará a permitir a los veteranos nacidos en el extranjero que fueron deportados regresar a Estados Unidos.

La administración aseguró que les ayudará a convertirse en ciudadanos estadounidenses y se les brindará todos los servicios necesarios por haber servido al país. 

“Nos comprometemos con traer de vuelta a los miembros del servicio militar, a los veteranos y a sus familiares directos que fueron expulsados de manera injusta y a garantizar que reciban los beneficios a los que pueden tener derecho”, informó Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad Nacional.

Según el Departamento de Asuntos de Veteranos (VA), trabajan en conjunto con el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS) para identificar a los veteranos deportados y asegurarse de que obtengan beneficios.

close
search