El Paso

Con revisión de casos, reabre corte migratoria

Jueces y fiscales aplicarán políticas para ‘mejorar el sistema’

Ivanna Leos / El Diario de El Paso

martes, 06 julio 2021 | 06:00

Luego de meses de permanecer cerrada debido a la pandemia de Covid-19, la Corte federal de inmigración de El Paso reanudará las audiencias en persona este martes 6 de julio en medio de las nuevas políticas del presidente Biden, que pretenden “mejorar el sistema de inmigración”.

De acuerdo con Iliana Holguín, abogada de inmigración de El Paso, estos cambios facilitan la obtención de beneficios como el permiso de trabajo, la residencia y la ciudadanía por naturalización y los cuales fueron restringidos bajo la política de ‘tolerancia cero’ de Trump enfocada en la deportación de inmigrantes.

“Lo que estamos viendo es que la administración del presidente Biden le está dando chance a la comunidad inmigrante de arreglar su estatus y esto es mucho más humanitario que el tratamiento que se hizo por 4 años con la otra administración”, dijo Holguín.

“Ya empezamos a ver que los fiscales han estado revisando todos los casos que están pendientes en la Corte. Están viendo si es un caso que merece seguir adelante para deportación o cerrar el caso si son elegibles para obtener su estatus legal”, añadió la abogada.

Holguín dijo que estas políticas más “humanitarias” permiten cerrar los procesos de deportación en la Corte y que “se vayan directo al Servicio de Inmigración”.

 “Bajo el presidente anterior no importaba si tenían manera de arreglar su situación. Es un beneficio grandísimo porque se trata de procedimientos muy largos en los que son muchas audiencias, muchas cortes. Pero ahora estamos hablando de que pueden cerrar el caso y hacer su aplicación para residencia y esto es mucho más rápido”, agregó Holguín.

El pasado 9 de junio, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) emitió nuevas actualizaciones de políticas en el Manual de Políticas de USCIS para aclarar los criterios y circunstancias del procesamiento expedito; mejorar la guía de solicitud de evidencia (RFE) y la notificación de intención de denegación (NOID); y aumentar el período de validez de los documentos de autorización de empleo (EAD) iniciales y de renovación para ciertos no ciudadanos con solicitudes de ajuste de estatus pendientes.

Según el secretario de Seguridad Nacional (DHS), Alejandro Mayorkas, las medidas se tomaron “para eliminar las políticas que no promueven el acceso al sistema de inmigración legal y para que ayuden a las personas a navegar por el camino hacia la ciudadanía y que modernicen el sistema de inmigración”.

Con el gobierno de Donald Trump y la política de “tolerancia cero”, se ordenaba a los agentes “denegar ciertas solicitudes de beneficios de inmigración, en lugar de emitir primero un RFE o NOID”, si el peticionario cometía un error u omitía algún documento.

Ahora, bajo la nueva política sí existe información o explicación adicional que pueda hacer elegible al peticionario para un beneficio de inmigración, se actuará en función de ese objetivo.

“Eso es lo bueno; que ellos tienen esa decisión de elegir cómo quieren que los casos sigan adelante y hacerlo lo más efectivo posible. Esto va a agilizar los procesos y los casos. Es sólo que el último presidente no quiso hacer nada que beneficiara a la comunidad migrante”, dijo Holguín. 

“Cualquier beneficio, van a poder arreglarlo con el Servicio de Inmigración en lugar de esperar con el juez”, finalizó.

Ahora se espera que los cambios anunciados comiencen como parte de la política migratoria del presidente Biden dirigida a crear un sistema migratorio más accesible y humano.

La Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR) planea reanudar las audiencias este 6 de julio en Dallas; El Paso, Ft. Snelling, Harlingen, Houston, Kansas City, Memphis, New York, Portland, San Antonio y San Juan.

“Estas medidas en las políticas son consistentes con las prioridades de la administración Biden-Harris para eliminar las barreras innecesarias en el sistema de inmigración legal de nuestra nación y reducir los inconvenientes a los no ciudadanos que podrían ser elegibles a beneficios de inmigración”, dijo la directora interina de USCIS, Tracy Renaud.

Los no ciudadanos con audiencias programadas desde el 6 de julio hasta el 30 de julio que no han recibido un aviso de audiencia de reajuste antes del 22 de junio, deben esperar que las audiencias programadas procedan según lo agendado. 

 

 

close
search