El Paso

Con marcha exigen reforma migratoria

Piden la legalización y ciudadanía de 11 millones de indocumentados

Ivanna Leos / El Diario de El Paso

viernes, 12 noviembre 2021 | 06:00

Cortesía | Recorrieron un total de 11 millas Cortesía | Integrantes con manta que pide la nueva ley Cortesía | Miembros de BNHR Cortesía | Miembros de BNHR

Decenas de paseños y miembros de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos (BNHR) recorrieron el jueves un total de 11 millas (18 km) para exigir una reforma migratoria para la legalización y ciudadanía de 11 millones de personas indocumentadas. 

La marcha comenzó en el Ysleta Park, ubicado la cuadra 9068 de la calle Socorro y culminó en el Delta Park, ubicado en 4321 de la calle Delta.

“Vamos a seguir luchando por esta ciudadanía, por estos 11 millones de personas. Nuestros hermanos que han sido degradados, que han sido rechazados. Si nosotros no nos tendemos la mano como mexicanos y como hermanos de otro país, nadie lo va a hacer”, dijo una integrante de BNHR.

“Es momento de pedir esos derechos que nos corresponden a cada uno de nosotros. Todos somos inmigrantes, todos necesitamos que esto pase lo más pronto posible”, añadió. 

“Tenemos que presionar a nuestros representantes y lograr que este año se logre la reforma migratoria y que todos nuestros jóvenes DACA puedan estar legalmente en este país no sólo con un permiso, queremos el camino a la ciudadanía”, finalizó.

Por su parte, Margarita, una inmigrante, compartió su historia de lucha y motivo a la comunidad a unirse a la exigencia.

“Vine a los Estados Unidos hace más de 20 años en busca de una vida mejor para mis hijos. Somos una familia de estatus mixto, algunos de nosotros tenemos papeles y otros no”, dijo. 

“Es por eso que marcho por la legalización total de los 11 millones de inmigrantes indocumentados. Trabajamos, pagamos nuestros impuestos y somos trabajadores imprescindibles. Queremos un proyecto de ley de inmigración que tenga un camino hacia la ciudadanía y la reunificación familiar”, comentó.

Fernando García, director de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos, dijo que a pesar de que la reforma de Biden ha hecho algunos cambios positivos, aún queda mucho trabajo por hacer.

“Es un buen paso, pero falta mucho. La reparación del daño no puede ser sólo la reunificación”, dijo.

“Nosotros seguimos demandando para que estas familias tengan una protección a largo plazo, que se les dé la residencia y la ciudadanía. Que se vengan a vivir a Estados Unidos, no que los reúnan en sus países. La única reparación correcta es que los hagan ciudadanos”, finalizó. 

close
search