El Paso

Con marcha, abogan por los menores migrantes detenidos

Los manifestantes caminaron desde el puente Paso del Norte hasta la base militar de Fort Bliss. Ahí dejaron monos de peluche en el alambrado, junto a la Puerta Pershing, a manera de presentes para los cientos de menores en custodia federal

Armando Vela / El Diario de El Paso
Armando Vela / El Diario de El Paso

Ivanna Leos / El Diario de El Paso

sábado, 01 mayo 2021 | 06:00

Decenas de paseños se reunieron ayer viernes para manifestarse y realizar una caminata desde el puente internacional Paso del Norte hasta las puertas de Fort Bliss, en honor al “Día del Niño” que se celebra el 30 de abril en México y también se conmemora en El Paso.

De acuerdo con la Red Fronteriza por los Derechos Humanos (BNHR) la caminata de seis millas tuvo la finalidad de llamar la atención y exigir la seguridad por los más de 23 mil niños que se encuentran bajo la custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) así como del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de los Estados Unidos.

Los activistas recorrieron a pie el espacio entre la línea fronteriza y la base militar, donde ante la imposibilidad de que se les permitiera la entrada dejaron monos de peluche sobre la malla ciclónica aledaña a la Puerta Pershing. Los peluches son regalos para los menores que se encuentran bajo custodia federal en Fort Bliss, tras cruzar solos a Estados Unidos en busca de una mejor vida.

El 24 de marzo, el Departamento de Defensa aprobó una solicitud de asistencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) para albergar temporalmente a niños migrantes no acompañados en Fort Bliss.

“Los niños han ejercido su derecho a migrar y buscar asilo. Caminaremos hasta Fort Bliss, la base militar más grande del país, que ahora sirve como una de las 12 instalaciones sin licencia abiertas por la administración actual”, señalaron los organizadores del evento.

“Si bien las instalaciones de HHS son mucho mejores que las de CBP, todas confinan a los niños, manteniéndolos alejados de los miembros de la familia, que en la mayoría de los casos están listos para proporcionarles un hogar de inmediato”, aseguraron.

Susana Herrera, coordinadora de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos (BNHR), dijo que durante los últimos años se ha visto un aumento de cruces fronterizos especialmente de los niños no acompañados y la respuesta de los centros ha sido “lamentable”.

“Hemos visto cómo nuestros hermanos de Centroamérica y México siguen llegando y la verdad es que es muy doloroso ver las historias de familias enteras y darse cuenta cómo es el trato que les dan”, dijo Herrera.

“Hoy es 30 de abril, Día del Niño y lo más sano para estos niños es que ellos estén en un lugar seguro, en un parque, en sus casas, en la escuela. Pero desafortunadamente tenemos que estar nosotros aquí caminando para que nos volteen a ver y exigiendo que todos esos niños que están en detención, en condiciones inhumanas, y bajo unas carpas sean liberados”, señaló.

Herrera aseguró que los menores detenidos sólo tienen “dos minutos para bañarse y las camas en las que duermen no son “dignas ni aptas” para pequeños.

“Es inhumano. Los niños están pasando por una experiencia que ningún niño debe estar pasando. Tienen sólo dos minutos para bañarse en baños que no son dignos, duermen en camas que no son aptas, tienen frío; algunos niños entran en crisis porque ya tienen meses sin poder hablar con un familiar”, explicó.

“Están sufriendo y están viviendo un trauma. Tenemos que exigir que se reúnan con sus familias. Estos niños no pueden estar prisioneros. Tenemos que seguir adelante y seguir insistiendo para que se cierren estas carpas que están en Fort Bliss”, finalizó.

La instalación está ubicada dentro de los terrenos de Fort Bliss, entre la Puerta de la Constitución y la Puerta de Old Ironsides, a la salida de Spur 601.

“El sitio de admisión de emergencia proporcionará los estándares de atención requeridos para los niños, como dotar de dormitorios limpios y cómodos, comidas, artículos de tocador, lavandería y acceso a servicios médicos”, señaló HHS a través de un comunicado.

La marcha fue organizada por diversas organizaciones defensoras de los derechos humanos, incluidas Witness at the Border, Red Fronteriza por los Derechos Humanos, Fondo de Defensa Infantil de Texas, Coalición para Terminar con la Detención Infantil, Las Familias Permanecen Juntas, Hope Border Institute y el Grupo de Trabajo de América Latina.

Hasta el miércoles había 954 niños bajo custodia de CBP, en comparación con un máximo de 5 mil 767 el 28 de marzo pasado, de acuerdo con cifras entregadas por DHS y Servicios Humanos.

Las autoridades federales aseguraron que los esfuerzos por transferir a los niños hallados por CBP a la protección de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR), agencia del HHS, forma parte del cumplimiento del Acuerdo Flores, que desde 1997 regula las condiciones de detención de los inmigrantes menores de edad, incluyendo límites a su reclusión bajo CBP, con un máximo de 20 días.

En menos de un mes HHS ha logrado rebajar la cifra a menos de mil menores en custodia de las autoridades fronterizas, en comparación al 1 de abril, cuando el número superaba los 5 mil niños siendo atendidos por CBP.

 Las peticiones…

Las organizaciones y manifestantes hicieron públicas las demandas, para las cuales exigen una solución inmediata:

  1. Poner fin a las expulsiones del Título 42 y admitir a las familias migrantes en forma prioritaria.
  2. Dejar de separar a los niños de sus abuelos, tías, tíos y hermanos.
  3. Permitir que los padres y otros parientes cercanos que ya se encuentran en los Estados Unidos viajen a la frontera para recoger a sus hijos.
  4. Entregar los niños inmediatamente a sus familias en Estados Unidos.

ivanna@diariousa.com