Con huelga de hambre protestan en Chaparral

Migrantes exigen mejores condiciones en centro de detención de ICE en el Condado de Otero, NM

Sabrina Zuniga
El Diario de El Paso
lunes, 15 julio 2019 | 06:00
Archivo | El centro ha estado antes bajo la mira

Cinco varones migrantes recluidos en el Centro de Procesamiento del Condado de Otero (OCPC), cuentan con 7 días bajo huelga de hambre con la intención de librarse de la detención prolongada bajo las autoridades de Inmigración y Control de Aduanas, (ICE).

El centro de detención se encuentra ubicado Chaparral, Nuevo México, población que colinda con el área metropolitana de El Paso, particularmente con el Noreste, a unas 20 millas del centro de la Ciudad.

El Comité de Solidaridad a Migrantes Detenidos dio a conocer que algunos de los hombres en huelga ni siquiera han bebido agua.

“Nuestro sistema de inmigración cruel repleto de jueces de inmigración excesivamente escépticos, funcionarios crueles de ICE, contratistas privados que se aprovechan y condiciones de detención inhumanas llevan a estas personas a este punto de desesperación”, informó la organización.

“Pedimos a ICE que libere inmediatamente a estos hombres en fianza en su propio reconocimiento”, se expresó en un comunicado.

Los cinco huelguistas han sido detenidos por un tiempo indefinido y prolongado, buscan su libertad, declaró el comité defensor.

“Todos estos hombres han estado detenidos por casi un año o más”, expresó Nathan Craig, coordinador del Comité de Solidaridad a Migrantes Detenidos.

“Cuenta con patrocinadores y no representan una amenaza para la comunidad, tampoco son riesgos de fuga, sin embargo, los jueces de inmigración les negaron rápidamente la fianza”, añadió.

Todos han estado detenidos por casi un año o más.

“Están sufriendo una angustia mental por negárseles su libertad sin una razón justa y por tener que negociar una situación casi imposible. Estos hombres deben ser liberados ahora y tener la oportunidad de perseguir adecuadamente sus casos de inmigración”, manifestó Craig.

Bajo fuego Centro de Otero

Este no es la primera huelga de hambre a la que se ha afrontado ICE en el Sector de El Paso.

El último incidente similar registrado fue a mediados de junio, cuando un grupo de cubanos migrantes estuvieron en huelga de hambre durante más de una semana.

Estos dos casis recientes siguen a otras 93 huelgas de hambre que ocurrieron el año pasado, mismas que fueron documentadas y pusieron bajo una rigurosa inspección al Centro de Procesamiento de Otero realizada por ICE en enero de este 2019.

Estos cinco hombres ahora en huelga de hambre, detenidos por un tiempo indefinido y prolongado, buscan su libertad, declaró el comité defensor.

El Centro de Procesamiento de Otero recientemente estuvo en el epicentro de las noticias nacionales por diversos reportes de supuestos tratos abusivos hacia migrantes gays y transgénero bajo detención en el lugar.

A mediados de junio, Johana Medina León, murió en un hospital local después de haber sufrido negligencia médica en el centro de Otero.

Medina León, de 25 años, murió en el Centro Médico Del Sol en El Paso. Una mujer salvadoreña, indocumentada y transgénero que buscaba asilo y había estado bajo custodia de ICE durante más de seis semanas, de acuerdo con archivos periodísticos.

Además, a principios de febrero, siete de nueve hombres originarios de India que fueron alimentados a la fuerza en el Centro de Procesamiento de Servicios de El Paso (EPSPC, por sus siglas en inglés), también participaron en huelgas de hambre previas mientras estaban detenidos en el Centro de Detención de Otero.

“Protestaron por la falta de garantías procesales y por el tratamiento discriminatorio, y finalmente fueron transferidos de a El Paso, donde fueron torturados de varias maneras que incluían el uso de tubos de alimentación innecesariamente grandes y agresiones físicas”, manifestó el comité.

A dos años de investigación

A fines de 2017, la Oficina del Inspector General (OIG) del Departamento de Seguridad Nacional, (DHS), notó problemas en Otero, incluido un entorno general negativo para las personas detenidas.

Los vigilantes gubernamentales, como la Comisión de Derechos Civiles de los Estados Unidos, y los defensores, como la ACLU, han destacado en múltiples ocasiones las condiciones pobres y similares a la tortura que sufren los detenidos en el centro.

“Huelgas de hambre frecuentes, protestas no violentas dirigidas a obligar a la gente a estar muy necesitada a prestar atención y sus causas deben investigarse de inmediato”, expresó el Comité de Solidaridad a Migrantes Detenidos.

Desafortunadamente, las huelgas de hambre crónicas en este centro han pasado desapercibidas por la comunidad y ocultas bajo la burocracia, declaró la organización. [email protected]