Con honores, despedirán aquí a oficial arrollado

.

Roberto Carrillo / El Diario de El Paso
viernes, 12 julio 2019 | 06:00
Cortesía | Carlos Ramírez

Los restos del paseño Carlos Ramírez, agente del Sheriff del Condado de Kendall, arribaron la tarde del jueves al aeropuerto internacional de El Paso, con el fin de que el oficial que murió en cumplimiento de su deber descanse en su ciudad.

Bajo un cielo gris y una tarde lluviosa, el cuerpo de Ramírez arribó en un hangar privado, y después fue conducido a las instalaciones de la Funeraria Mount Carmel, en el este de la ciudad, escoltado por una procesión integrada por agentes de la ley, de diferentes corporaciones policiacas.

Carlos Ramírez, egresado de la Burges High School, perdió la vida el pasado 2 de Julio, cuando al dirigir el tránsito en un segmento de la Interestatal 10 (I-10), fue arrollado por un vehículo en las proximidades de Borne, Texas.

Carlos (Smiley) Ramírez, de 32 años de edad, nació el 1 de julio de 1987 en Ciudad Juárez, pero posteriormente emigró y cursó sus estudios en El Paso, antes de enlistarse en el Army, y posteriormente en  la Oficina del Sheriff del Condado de Kendall.

A Ramírez le sobreviven su esposa Jessica, su hijos Alex y Ava, así como su hermana Margaret y sus padres Esther y Alejo.

Los servicios de velación se llevarán a cabo en la funeraria Mount Carmel, ubicada en el Zaragoza Boulevard al este de El Paso. 

El sepelio del oficial Carlos Ramírez se llevará a cabo el próximo martes 16 de julio a las 1 p.m. en el Fort Bliss National Cemetery en El Paso (5200 Fred Wilson). Trascendió que al tratarse de un veterano, y un oficial caído en el cumplimiento de su deber, sus funerales serán llevados a cabo con todos los honores.

[email protected]