Con donativo, refuerzan educación universitaria en albergue

El esquema entrena a futuros trabajadores sociales y es similar a la residencia que hacen los pasantes de Medicina

De la Redacción
El Diario de El Paso
lunes, 02 diciembre 2019 | 06:00
|

Con el fin de avanzar la movilidad económica en esta ciudad y mejorar las oportunidades de entrenamiento para futuros trabajadores sociales que se encuentran inscritos en la universidad y que realizan sus prácticas profesionales en el Centro de Oportunidades, una importante institución financiera otorgó un donativo millonario mediante su programa filantrópico Vecinos Campeones.

Con dicho donativo, esta es la primera ocasión en que Bank of America celebrará su programa inaugural en esta ciudad, así lo informó Kristi Marcum, presidenta del Mercado de El Paso. 

“Analizamos el trabajo de muchas organizaciones locales pero decidimos apoyar a el Centro de Oportunidad por el inmenso trabajo que realizan en favor de la comunidad al brindar servicios a personas sin hogar, veteranos, familias y a todos los que necesiten”, agregó Marcum.

El Centro de Oportunidad para personas sin hogar es una organización sin fines de lucro de El Paso “comprometida con el avance de la movilidad económica ayudando a abordar la falta de vivienda y liderando soluciones a los difíciles desafíos de la comunidad”, añadió Marcum.

El donativo de 50 mil dólares apoyará en la capacitación de liderazgo virtual impartida por expertos de la Universidad de Texas en El Paso y otras universidades que tienen estudiantes de posgrado participando en dicho programa establecido por el albergue.

La Comunidad de Aprendizaje y Práctica se alinea con el objetivo del Centro de Oportunidades para impulsar el progreso económico y social de las personas sin hogar mediante la capacitación de la futura generación de trabajadores sociales en un aula de trabajo.

“Este programa ha sido beneficioso para las personas indigentes, para los estudiantes, y para quienes obtienen servicios en nuestros albergues”, indicó John Martin, subdirector del Centro de Oportunidad para personas sin hogar. 

El conocimiento combinado de las dos entidades integra “la práctica y transformación de la educación a través de un mayor compromiso cruzado entre los profesores, los estudiantes y nuestro personal con aquellos que tienen una experiencia vivida con personas sin hogar que mejoran individualmente

prestación de servicios, sistemas de respuesta a crisis (red de seguridad) y resultados generales a medida que nos esforzamos por terminar la falta de vivienda en nuestra comunidad”, destacó Martin.

Así mismo explicó que esta comunidad de aprendizaje y práctica se centra en mejorar de la prestación de servicios a las personas sin hogar de nuestra comunidad a través del trabajo colectivo que incorpora enfoques basados en evidencias actuales y viables, basados en la realidad. 

Igualmente fomenta la colaboración con otros programas, organizaciones, instituciones y organizaciones religiosas y mejora en los sistemas comunitarios a través del reconocimiento de la responsabilidad comunitaria compartida para

optimizar el impacto de la falta de vivienda a través del desarrollo de una comprensión sólida de la causas fundamentales de los determinantes sociales en la práctica, la investigación y la promoción que implican un proceso iterativo de observación, reflexión y acción.