Comienzan a negar solicitudes de asilo político en El Paso

Tras fallo de Suprema Corte

Sabrina Zuniga / El Diario de El Paso
viernes, 13 septiembre 2019 | 06:00
Associated Press | Impacta a miles que llegan a esta región

La Corte Suprema de Estados Unidos aceptó una solicitud del presidente Donald Trump para hacer cumplir una nueva norma que restringe las solicitudes de asilo de migrantes en la frontera con México.

En El Paso, frontera con Ciudad Juárez, la orden a pocas horas de entrar en vigor comenzó a implementarse, impactando diversas peticiones de asilo político.

“Por lo menos contamos con una persona que ya se nos informó que se verá afectado su caso de petición de asilo”, dijo Melissa López, abogada de inmigración local.

``Nuestra Corte Suprema está sentenciando a la gente a muerte. Y no hay garantías, no hay instituciones que paren esta crueldad", dijo la organización Al Otro Lado de ayuda a los migrantes en un comunicado. (Sabrina Zuniga/El Diario de El Paso)

La Corte dictaminó que la regla –que requiere que la mayoría de los inmigrantes que desean asilo primero busquen refugio en un tercer país a través del cual viajaron a Estados Unidos– puede aplicarse mientras continúa el litigio que cuestiona su legalidad.

“Cualquier persona que llegue a los Estados Unidos pidiendo asilo, pero por un tercer país antes de llegar a territorio nacional, tiene que solicitar primeramente asilo en ese país, y en caso de ser negado ya puede aplicar para el asilo aquí en los Estados Unidos”, informó López.

En efecto, las restricciones niegan el asilo a los migrantes que pasan por otro país en su camino a los Estados Unidos sin buscar primero un estado protegido allí.

La Patrulla Fronteriza ha interceptado a aproximadamente 350 mil solicitantes de asilo de los países del Triángulo Norte de El Salvador, Guatemala y Honduras en 2019. Las nuevas restricciones generalmente negarían el asilo a esos migrantes y obligándolos a pedir protección en México.

El fallo de la Corte fue descrito por el presidente como una victoria en un momento en que gran parte de su agenda de migración había sido bloqueada en cortes pequeñas.

“¡GRAN VICTORIA en la Corte Suprema de Estados Unidos por el asilo en la frontera!”, dijo Trump en Twitter.

López, quien fungió como directora de Servicios Diocesanos para Migrantes y Refugiados de la Diócesis Católica de El Paso, dijo que el jueves por la mañana se le notificó que por lo menos un caso de petición de asilo de su asesoría fue impactado por la nueva regulación.

“Esto va a causar una situación en la cual las personas que llegan huyendo de sus países ni siquiera se les va a tomar en cuenta o se les va a dar la oportunidad de solicitar asilo político aquí”, comentó la abogada.

Dijo desconocer cómo es que la regulación aplicará a los migrantes que se encuentran en territorio mexicano bajo el programa ‘MPP’, Protocolos de Protección a Migrantes, mejor conocido como “Permanecer en México”.


Se interpone México

El Gobierno de México no coincide con la resolución de la Corte Suprema de Estados Unidos con la que se permite restringir las solicitudes de asilo, aseveró el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

"Es un asunto de los Estados Unidos, desde luego que no coincidimos", declaró en la conferencia de prensa mañanera del jueves en Palacio Nacional.

Cuestionado por la prensa, el funcionario destacó que el País tiene una política migratoria distinta a la de Estados Unidos.

"Tenemos en México una política muy distinta, no vamos a variar esa política, es decir, nuestra política de refugio de asilo es una tradición en México. "En México no implementaríamos este tipo de restricciones", aseveró.


Reprueban decisión

Las organizaciones civiles se han manifestado en contra de la decisión de los tribunales. En julio, una coalición de grupos de migrantes y de derechos civiles desafió las nuevas reglas en la corte federal.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) representa a los demandantes. El juez de distrito, Jon Tigar, presentó una orden judicial que prohíbe al gobierno hacer cumplir las reglas en todo el país en julio.

El Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito redujo el mandato de Tigar, diciendo que podría entrar en vigor dentro de la jurisdicción del Noveno Circuito, pero no más allá. Eso significaba que la barra de tránsito de un tercer país podría aplicarse a los migrantes interceptados en Nuevo México o Texas, pero no en Arizona y California.

El Instituto Fronterizo Esperanza, (HOPE) declaró el fallo y el poder de la Corte Suprema como ‘un patrón inquietante’. “El impacto humano de esta decisión será devastador para miles de refugiados que ven la posibilidad de seguridad y libertad en la frontera de nuestra nación y, en cambio, ahora serán recibidos con un frio odio”, expresó en un comunicado.